Oncologist-approved cancer information from the American Society of Clinical Oncology
Printer Friendly
Download PDF

Líquido que circunda los pulmones o derrame pleural maligno

Esta sección ha sido revisada y aprobada por la Junta editorial de Cancer.Net, 3/2012

Languages

Un derrame pleural es la acumulación de líquido adicional en el espacio pleural, la zona entre el borde de los pulmones y la pared torácica. Aproximadamente la mitad de las personas con cáncer tiene derrame pleural. Más del 75 % de las personas con derrame pleural maligno tienen linfoma o cáncer de mama, de pulmón o de ovario. Aunque puede tratarse, el derrame pleural maligno es una afección grave, potencialmente mortal.

Un cáncer que crece en el espacio pleural causa un derrame pleural maligno. Esta afección se considera un signo de cáncer metastásico, o cáncer que se ha diseminado a otras áreas del cuerpo. Por lo tanto, la mayoría de las personas con un derrame pleural son derivadas a cuidados para enfermos terminales.

Síntomas

Un aspecto importante del tratamiento y la atención del cáncer es aliviar los efectos secundarios, lo que también se denomina control de los síntomas, cuidados paliativos o atención médica de apoyo. Hable con su equipo de atención médica sobre cualquier síntoma que experimente, incluido cualquier síntoma de derrame pleural maligno o un cambio en los síntomas.

Las personas con derrame pleural pueden tener los siguientes síntomas:

Diagnóstico

Las siguientes pruebas pueden ayudar a diagnosticar un derrame pleural maligno, a encontrar su ubicación exacta o a planificar el tratamiento:

  • Examen físico
  • Radiografía de tórax (una imagen del interior del cuerpo), que muestra la acumulación de líquido
  • Tomografía axial computarizada (TC o TAC; en inglés) (una imagen tridimensional del interior cuerpo creada con una máquina de rayos X).
  • Ultrasonido (en inglés; un estudio por imágenes que utiliza ondas de sonido para crear una imagen del interior del cuerpo).
  • Toracentesis (la extracción con una aguja y el análisis del líquido presente en la cavidad pleural)

Tratamiento

Por lo general, el derrame pleural requiere tratamiento en el hospital o la clínica. El tratamiento más frecuente es drenar el líquido pleural maligno. Esto puede hacerse de diferentes maneras, que se detallan a continuación:

  • Toracentesis (consulte arriba)
  • Toracotomía cerrada (inserción de un tubo en el pecho) durante unas 24 horas, seguida de pleurodesis (un proceso en el que se usan sustancias como el talco para intentar que el borde del pulmón se adhiera a la pared torácica, de manera que disminuya la posibilidad de que el líquido regrese)
  • La inserción de un catéter (en inglés; una pequeña sonda colocada temporalmente en el espacio pleural) que permite que usted o un familiar drenen el líquido en una botella según sea necesario o como se indique, o una derivación (un dispositivo utilizado para desviar líquido de un lugar a otro) para drenar el exceso de líquido.

Más información

Control de los efectos secundarios

Planificación de los cuidados del cáncer en etapa avanzada

Recursos adicionales

National Cancer Institute (Instituto Nacional del Cáncer): Derrame pleural maligno

© 2005-2014 American Society of Clinical Oncology (ASCO). All rights reserved worldwide.

Connect With Us: