Oncologist-approved cancer information from the American Society of Clinical Oncology
Printer Friendly
Download PDF

Cuidado del paciente en el hospital

Esta sección ha sido revisada y aprobada por la Junta editorial de Cancer.Net, 11/2012

Languages

Mensajes clave:

  • Si una persona bajo su cuidado necesita ser hospitalizada, usted tiene un rol importante como cuidador de todos modos.
  • Brindar cuidados en el hospital puede resultar poco conocido para usted, pero existen varias maneras en las que puede permanecer involucrado, por ejemplo, ayudando con la comunicación y organizando la información.

Un cuidador puede sentirse abrumado al cuidar a una persona en el hospital. Como cuidador, usted experimenta una variedad de emociones, como preocupación acerca de su capacidad para manejar nuevas tareas, culpa (en inglés) acerca de cualquier sentimiento negativo que pueda tener y compasión por la persona que está hospitalizada. Un cuidador puede, de todos modos, ayudar a asegurar que el paciente reciba el mejor cuidado posible, incluso cuando la persona con cáncer está en el hospital. Por ejemplo, el cuidador puede comunicarse con la persona con cáncer y el equipo de atención médica para que todos se entiendan entre sí, además de brindar apoyo al paciente.

Consejos

Cuidar a un paciente en un entorno poco conocido constituye un desafío, pero seguir los siguientes pasos puede ayudar a que la permanencia en el hospital a corto o largo plazo sea más manejable, tanto para la persona con cáncer como para el cuidador.

Sea una parte activa del equipo de atención médica. Como cuidador, usted es una parte importante del equipo de atención médica (en inglés), que puede incluir un oncólogo (un médico especializado en el tratamiento de personas con cáncer), un médico del servicio de hospitalización (el médico responsable de coordinar la atención del paciente durante la permanencia en el hospital), un cirujano, enfermeros y un trabajador social, entre otros. Busque oportunidades para proporcionar información general a los integrantes del equipo sobre la salud y las preferencias de atención de la persona, de modo que puedan evaluar y tratar mejor al paciente.

Comuníquese regularmente con el médico del servicio de hospitalización. Preséntese al médico del servicio de hospitalización e infórmele que usted desea permanecer informado acerca de los resultados de las pruebas y decisiones médicas importantes. Además, proporcione al médico su información de contacto, que también debería ser incluida en el registro hospitalario del paciente, y averigüe cuál es la mejor manera de comunicarse con el médico. Mientras tanto, tenga una lista permanente de preguntas y averigüe cuándo el médico pasa visita (visitas regulares programadas a los pacientes) para que pueda responderle sus preguntas. También es útil anotar o grabar las respuestas. Por último, si no entiende lo que el médico le dice, pídale que le dé una explicación más detallada. No tenga miedo de expresarse.

Hable con el personal de enfermería. Conozca a los enfermeros (en inglés) que cuidan a la persona con cáncer. Los enfermeros son una excelente fuente de información y apoyo que pueden responder muchas de sus preguntas. También pueden brindarle consejos prácticos para el cuidado del paciente, ayudarle a comprender los procedimientos médicos y los procesos hospitalarios y, en algunos casos, darle material informativo y educativo.

Reúnase con un trabajador social (en inglés) o un administrador de casos del hospital. Estos profesionales pueden ayudar a guiar a los cuidadores durante la permanencia en el hospital y ayudarles con las cuestiones de planificación del alta (salida del hospital), como la atención de seguimiento. A menudo, pueden ayudar a los cuidadores de muchas otras formas, lo que incluye ayudar con las cuestiones relacionadas con el seguro, hacer arreglos para recibir apoyo financiero y para el transporte del paciente, coordinar la atención entre varios médicos y brindar apoyo emocional e información sobre los recursos de cuidado del paciente locales.

Organícese. Como cuidador de una persona con cáncer, es posible que sea el responsable de organizar la información médica, coordinar citas, comprar los medicamentos recetados, obtener los resultados de las pruebas, aprender sobre las opciones de tratamiento y manejar las cuestiones relacionadas con el seguro y los pagos, entre otras tareas. La organización (en inglés) puede ayudarle a evitar sentirse abrumado por toda la información que recibe en el hospital. Quizás desee crear un sistema, que puede ser tan simple como una carpeta de tres anillos con carátulas y pestañas, que le permita archivar la información y el papeleo. Esto le ayudará a encontrar lo que necesita rápidamente, lo que le ahorrará tiempo y reducirá la frustración. Además, tenga una lista de los medicamentos y las alergias del paciente. Incluya el nombre de cada medicamento, el propósito, la dosis y el horario de las dosis.

Revise y comparta los documentos legales. Las instrucciones anticipadas (en inglés) son instrucciones legalmente vinculantes que explican las preferencias de tratamiento médico que una persona con cáncer desearía que se respeten en caso de volverse incapaz de tomar estas decisiones. Las instrucciones anticipadas generalmente incluyen los siguientes documentos:

  • Poder legal: En este documento, una persona nombra a un apoderado de atención médica, también denominado agente de atención médica, que es otra persona que legalmente puede tomar decisiones sobre la atención médica en nombre del paciente si este no puede hacerlo.
  • Testamento vital: Este conjunto de instrucciones por escrito describe los tipos de atención médica de soporte vital o para la etapa final de la vida que una persona desearía o no recibir. Un testamento vital puede incluir una orden de no reanimación (do not resuscitate order, DNR), que indica al personal médico que no realice ninguna reanimación cardiopulmonar (cardiopulmonary resuscitation, CPR), el intento de reactivar el corazón y/o la respiración del paciente en caso de que se haya detenido. Una DNR debe ser completada y firmada por el médico u otro proveedor de atención médica del paciente.

Asegúrese de que estos documentos se incluyan en el registro médico del paciente. Si la persona con cáncer no tiene estos documentos, sugiérale crearlos. A veces se pueden completar los formularios necesarios en el hospital mismo.

Más información

Preguntas para hacerle al médico (en inglés)

Cuidado del paciente

© 2005-2014 American Society of Clinical Oncology (ASCO). All rights reserved worldwide.

Connect With Us: