Oncologist-approved cancer information from the American Society of Clinical Oncology
Printer Friendly
Download PDF

Cáncer oral y orofaríngeo

Esta sección ha sido revisada y aprobada por la Junta editorial de Cancer.Net, 11/2013
Factores de riesgo y prevención

Languages

EN ESTA PÁGINA: encontrará más información acerca de los factores que aumentan la posibilidad de desarrollar cáncer de cabeza y cuello. Para ver otras páginas de esta guía, utilice las casillas de color ubicadas a la derecha de la pantalla o haga clic en “Next” en la parte inferior.

Un factor de riesgo es todo aquello que aumenta la probabilidad de que una persona desarrolle cáncer. Si bien, a menudo, los factores de riesgo influyen en el desarrollo del cáncer, la mayoría no provoca cáncer de forma directa. Algunas personas que tienen varios factores de riesgo nunca desarrollan cáncer, mientras que sí lo desarrollan otras personas sin factores de riesgo conocidos. Sin embargo, el hecho de conocer sus factores de riesgo y hablar con su médico al respecto puede ayudarle a tomar decisiones más informadas sobre el estilo de vida y la atención médica.

Los factores que aumentan considerablemente el riesgo de cáncer oral y orofaríngeo son:

Tabaco. El consumo de tabaco, incluidos cigarrillos, cigarros, pipas, tabaco de mascar y rapé, es el factor de riesgo más importante para desarrollar cáncer de cabeza y cuello. El ochenta y cinco por ciento (85 %) de los casos de cáncer de cabeza y cuello está ligado al consumo de tabaco. El hábito de fumar en pipa está particularmente vinculado con el cáncer en la parte de los labios que está en contacto con la boquilla de la pipa. Mascar tabaco o tomar rapé se asocia con un incremento del 50 % en el riesgo de cáncer de mejillas, de encías y de la superficie interna de los labios donde el tabaco tiene el mayor contacto. El humo de segunda mano (en inglés) también puede aumentar el riesgo de una persona de desarrollar cáncer de cabeza y cuello.

Alcohol. El consumo frecuente y abundante de alcohol aumenta el riesgo de cáncer de cabeza y cuello, y consumir alcohol y tabaco juntos aumenta este riesgo aún más.

Otros factores que pueden incrementar el riesgo que tiene una persona de desarrollar cáncer oral y orofaríngeo incluyen:

Exposición prolongada al sol. La exposición prolongada al sol está vinculada con el cáncer en el área de los labios. Para disminuir el riesgo de cáncer de labio, reduzca su exposición a la luz del sol y otras fuentes de luz ultravioleta (UV). Obtenga más información sobre cómo proteger la piel del sol (en inglés).

Virus del papiloma humano (Human papillomavirus, HPV). Las investigaciones indican que la infección por este virus es un factor de riesgo para el cáncer oral y orofaríngeo. De hecho, los casos de cáncer orofaríngeo relacionado con el HPV en las amígdalas y la base de la lengua son más frecuentes en los últimos años. El HPV se transmite con mayor frecuencia de una persona a otra durante la actividad sexual, incluido el sexo oral. Hay diferentes tipos, o cepas, de HPV, y algunas cepas se asocian más estrechamente con ciertos tipos de cáncer. Las vacunas contra el HPV protegen contra determinadas cepas del virus.

Para reducir el riesgo de infección por HPV, limite la cantidad de compañeros sexuales, ya que tener muchos compañeros sexuales aumenta el riesgo de infección por HPV. El uso de condones no lo protege completamente contra el HPV durante las relaciones sexuales.

Género. Los hombres son más propensos a desarrollar cáncer oral y orofaríngeo que las mujeres.

Piel blanca. La piel blanca está asociada con un riesgo mayor de cáncer de labio.

Edad. Las personas mayores de 45 años tienen un riesgo mayor de cáncer oral, aunque este tipo de cáncer se puede desarrollar en personas de cualquier edad.

Higiene bucal. Las personas cuya higiene bucal/cuidado dental son deficientes pueden tener un riesgo mayor de cáncer de la cavidad oral. La mala salud dental o la irritación constante provocada por prótesis dentales mal adaptadas, especialmente en las personas que consumen alcohol y productos derivados del tabaco, pueden aumentar el riesgo de desarrollar cáncer oral y orofaríngeo. Los exámenes periódicos realizados por un dentista pueden ayudar a detectar cáncer de la cavidad oral y algunos tipos de cáncer orofaríngeo en un estadio temprano.

Dieta y nutrición deficientes. Una dieta con bajo contenido de frutas y verduras, una deficiencia en la vitamina A y el hábito de mascar nueces de betel (una nuez que contiene un estimulante suave popular en Asia) aumentan el riesgo de cáncer oral y orofaríngeo.

Sistema inmunológico debilitado. Las personas cuyo sistema inmunológico está debilitado tienen un riesgo más elevado de desarrollar cáncer oral y orofaríngeo.

Consumo de marihuana. Estudios recientes sugirieron que las personas que han consumido marihuana pueden estar en riesgo superior al promedio de desarrollar cáncer de cabeza y cuello.

Prevención

La investigación también continúa buscando otros factores que causan este tipo de cáncer y lo que las personas pueden hacer para reducir su riesgo personal. No existe una forma comprobada de prevenir por completo la enfermedad, pero puede haber medidas que se pueden tomar para reducir su riesgo de cáncer. Aunque algunos de los factores de riesgo de cáncer nasofaríngeo no se pueden controlar, tal como la edad, muchos se pueden evitar realizando cambios en el estilo de vida. Detener el consumo de productos derivados del tabaco es lo más importante que una persona puede hacer para reducir el riesgo de cáncer nasofaríngeo, incluso las personas que fuman desde hace muchos años.

Hable con su médico si le preocupa su riesgo personal de desarrollar este tipo de cáncer.

Seleccione “Next” (abajo, a la derecha) para continuar leyendo esta guía y obtener más información acerca de qué síntomas puede causar este tipo de cáncer. O bien, utilice las casillas de color ubicadas a la derecha de la pantalla para visitar alguna sección.

© 2005-2014 American Society of Clinical Oncology (ASCO). All rights reserved worldwide.

Connect With Us: