Oncologist-approved cancer information from the American Society of Clinical Oncology
Printer Friendly
Download PDF

Leucemia - linfoblástica aguda - ALL - infantil

Esta sección ha sido revisada y aprobada por la Junta editorial de Cancer.Net, 11/2012
Después del tratamiento

Languages

Después de finalizar el tratamiento para la ALL, elabore con el médico de su hijo un plan de atención de seguimiento. Este plan puede incluir exámenes físicos periódicos o pruebas médicas para supervisar la recuperación del niño durante los próximos meses y años. Todos los niños tratados por cáncer, incluida la ALL, deben realizarse controles de seguimiento de por vida.

En función del tipo de tratamiento que recibió su hijo, el médico determinará qué exámenes y pruebas se necesitan para controlar los efectos secundarios a largo plazo. Los posibles efectos secundarios a largo plazo asociados con los tratamientos específicos se enumeran en la tabla a continuación:

Tipo de tratamiento

Posibles efectos tardíos

Quimioterapia con ciclofosfamida (Cytoxan, Neosar) o etopósido (VePesid, Toposar)

Cáncer secundario

Infertilidad (incapacidad de tener hijos)

Quimioterapia con tipos de fármacos llamados antraciclinas, como la doxorrubicina (Adriamycin) o la daunorrubicina (Cerubidine)

Problemas cardíacos

Radioterapia

Problemas hormonales que afectan el crecimiento y el metabolismo

Cáncer secundario

Infertilidad

Problemas de aprendizaje

Quimioterapia de altas dosis e inyecciones de quimioterapia en el líquido cefalorraquídeo, como metotrexato (varias marcas comerciales) y citarabina (Cytosar-U)

Problemas de aprendizaje

Se deben realizar a los pacientes estudios de detección de seguimiento a intervalos cada vez más prolongados para controlar los posibles efectos secundarios mencionados anteriormente, así como la enfermedad hepática a causa de la quimioterapia o infecciones relacionadas con las transfusiones (ambas muy poco frecuentes) y la salud ósea. El médico de su hijo puede recomendar los estudios de detección necesarios. La atención de seguimiento debería abordar la calidad de vida del niño, incluidas las cuestiones emocionales y de desarrollo.

Los sobrevivientes deberían estar alertas a su nivel de funcionamiento y de estrés, y quizás necesiten asesoramiento en caso de que surja algún problema. Es importante que se realicen exámenes neuropsicológicos (pruebas de habilidades de pensamiento a cargo de un psicólogo) a los niños con problemas escolares para determinar la causa. Según los resultados, el psicólogo puede orientar a los docentes acerca de los cambios que se pueden hacer en el de aula o en el plan de enseñanza para ayudar a que el niño aprenda. También se debe evaluar a los sobrevivientes en caso de dolor óseo o articular que puede estar provocado por la muerte celular ósea causada por tratamientos contra el cáncer que reducen el flujo de sangre en las articulaciones óseas. El Grupo de Oncología Infantil (Children’s Oncology Group, COG) ofrece recomendaciones para la atención de seguimiento.

Los sobrevivientes de cáncer infantil también deberán estar al tanto de los problemas para obtener un seguro de salud. Tenga en cuenta que gran parte de los datos que se usarán para demostrar que los sobrevivientes del cáncer infantil son candidatos aptos para el seguro se obtendrán mediante la recopilación de información de seguimiento a largo plazo de los pacientes.

Se aconseja a la familia del niño organizar y llevar un registro de la información médica del niño. De esta manera, cuando se haga adulto, podrá tener un historial claro y por escrito del diagnóstico, el tratamiento administrado y las recomendaciones del médico sobre el plan de atención de seguimiento. En el consultorio del médico lo pueden ayudar a crear este registro. Esta información será valiosa para los médicos que atiendan a su hijo durante toda su vida. La ASCO ofrece formularios de resumen del tratamiento del cáncer (en inglés) para ayudarlo a llevar un registro del tratamiento contra el cáncer que recibió su hijo y desarrollar un plan de atención para supervivientes al finalizar el tratamiento.

Los niños que han tenido cáncer también pueden mejorar la calidad de su futuro siguiendo pautas establecidas para la buena salud al inicio y durante toda la adultez, por ejemplo, no fumar, mantener un peso saludable, llevar una alimentación equilibrada y realizar actividad física habitualmente. Hable con su médico para elaborar el mejor plan para las necesidades de su hijo. Obtenga más información sobre la supervivencia de cáncer infantil (en inglés) y los próximos pasos a seguir en la supervivencia.

Obtenga más información sobre los términos frecuentes utilizados después de que se complete el tratamiento del cáncer.

© 2005-2014 American Society of Clinical Oncology (ASCO). All rights reserved worldwide.

Connect With Us: