Oncologist-approved cancer information from the American Society of Clinical Oncology
Printer Friendly
Download PDF

Linfoma de Hodgkin

Esta sección ha sido revisada y aprobada por la Junta editorial de Cancer.Net, 5/2013
Efectos tardíos del tratamiento

Languages

EN ESTA PÁGINA: encontrará más información acerca de los efectos secundarios físicos y emocionales que pueden ocurrir mucho después de que el tratamiento para este tipo de cáncer haya terminado y cómo estos efectos tardíos se pueden prevenir o manejar. Para ver otras páginas de esta guía, utilice las casillas de color ubicadas a la derecha de la pantalla o haga clic en “Siguiente” en la parte inferior.

Los pacientes que recibieron tratamiento para el linfoma de Hodgkin tienen un riesgo mayor de desarrollar otras enfermedades o afecciones en el futuro, dado que la quimioterapia y la radioterapia pueden causar daños permanentes. Los tratamientos han mejorado en los últimos 30 años, y en la actualidad los pacientes tienen menos probabilidades de tener efectos tardíos; sin embargo, todavía existen algunos riesgos. Por lo tanto, es importante que los pacientes visiten regularmente a sus médicos para su seguimiento, a fin de controlar cualquier efecto secundario.

La radioterapia aplicada en el área pélvica puede producir infertilidad en hombres o mujeres, a menos que se protejan los ovarios o los testículos de la radiación durante el tratamiento. También los adolescentes y los adultos que recibieron quimioterapia pueden tener mayor riesgo de presentar recuentos bajos de espermatozoides (en los hombres) o daños en los ovarios (en las mujeres).

Los hombres que recibieron quimioterapia de combinación pueden tener mayor riesgo de infertilidad después del tratamiento. El riesgo parece estar asociado con fármacos que se conocen como agentes alquilantes, que se usan mucho menos en los regímenes de quimioterapia actual para el linfoma de Hodgkin. Aunque el riesgo de infertilidad masculina es bajo después de la quimioterapia para el linfoma de Hodgkin, igual es posible, y los hombres que contemplen la posibilidad de tener una familia deberían pensar en almacenar esperma antes de comenzar la quimioterapia. Los hombres que han tenido un trasplante de células madre son casi siempre estériles después de este tratamiento.

Las mujeres que recibieron quimioterapia para el linfoma de Hodgkin tienen un mayor riesgo de infertilidad o menopausia anticipada. Una vez más, esto se relaciona principalmente con los agentes alquilantes y es menos frecuente con los tratamientos modernos de quimioterapia. Es raro, pero no imposible, que las mujeres queden embarazadas después de un trasplante de células madre.

Obtenga más información sobre los efectos del tratamiento del cáncer en la fertilidad (en inglés) y formas de preservar la fertilidad antes del tratamiento del cáncer.

  • Algunos sobrevivientes de linfoma de Hodgkin tienen un riesgo más alto de desarrollar un cáncer secundario, especialmente leucemia mieloide aguda (después de determinados tipos de quimioterapia), linfoma de no Hodgkin, cáncer de pulmón o cáncer de mama. Es probable que el riesgo de un cáncer secundario disminuya en el futuro porque los tratamientos que se usan actualmente conllevan menos riesgos. Los pacientes pueden reducir su riesgo de desarrollar tumores secundarios mediante la limitación o eliminación de otros factores de riesgo, como el hábito de fumar.
  • La radioterapia aplicada en el área torácica puede producir daño en los pulmones y aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca, cáncer de pulmón y cáncer de mama. Es importante que los hombres y las mujeres que hayan recibido radiación en el tórax limiten otros factores de riesgo que pueden derivar en daño cardíaco, como el hábito de fumar, la obesidad, y el colesterol alto. Es importante que las mujeres que hayan recibido radioterapia en el tórax comiencen desde edad temprana a realizarse de manera periódica exámenes de detección del cáncer de mama.
  • Los pacientes que hayan recibido antraciclinas (doxorrubicina) o bleomicina durante la quimioterapia corren un riesgo más alto de sufrir tanto daño cardíaco como pulmonar.
  • La radioterapia aplicada en el cuello (específicamente o como parte de la radiación corporal total [total body irradiation, TBI) puede causar disfunción tiroidea, por ejemplo, hipotiroidismo. El hipotiroidismo ocurre cuando el cuerpo produce muy poca cantidad de hormona tiroidea, que es la que regula el metabolismo. Este problema se puede controlar tomando una píldora suplemento de hormona tiroidea.
  • Los sobrevivientes de linfoma de Hodgkin también pueden correr un riesgo más elevado de sufrir depresión u otros problemas similares.

Obtenga más información sobre los efectos tardíos del tratamiento para el cáncer

Para continuar leyendo esta guía, seleccione “Siguiente” (abajo, a la derecha) para ver una sección acerca de qué pruebas y controles necesitará después de finalizar el tratamiento para el cáncer para ayudarlo a identificar y manejar estos efectos tardíos. O bien, utilice las casillas de color ubicadas a la derecha de la pantalla para visitar una sección.

© 2005-2014 American Society of Clinical Oncology (ASCO). All rights reserved worldwide.

Connect With Us: