Dialogar con los niños sobre el cáncer

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 06/2015

Si un familiar tiene cáncer, los niños generalmente sienten que algo está mal. Si bien puede ser difícil, es mejor dialogar con los niños sobre el cáncer que ignorarlo. Los padres o el tutor de un niño deben ser los primeros en dialogar sobre el diagnóstico de cáncer de algún familiar.

Para padres y tutores

Los niños a menudo escuchan conversaciones por casualidad. Tienen una tendencia a preocuparse más si sienten que se les están ocultando novedades importantes. Como padre o tutor, es posible que desee proteger a sus hijos de noticias perturbadoras, como el cáncer. Sin embargo, evitar el tema puede confundir a los niños y hacer que sientan que es una situación trágica.

También es importante recordar que los niños comparten información con otros niños. Toda la familia, incluidos los hermanos y padres, deben trabajar juntos para decidir qué información y en qué medida se les brindará a los niños sobre el diagnóstico de cáncer de algún familiar. Esto puede ayudar a evitar que información confusa y errónea se transmita entre los niños.

Consejos para dialogar con sus hijos

Cuando dialogue con sus hijos, escuche sus preocupaciones y responda sus preguntas lo mejor que pueda. A continuación presentamos algunos consejos para ayudarlo a dialogar sobre el cáncer con sus hijos:

Consejos generales de comunicación

  • Use el término “cáncer”. Le brinda a sus hijos información específica y reduce la confusión y los malos entendidos, particularmente si ellos lo escuchan usando esa palabras con otras personas.

  • Use un lenguaje acorde a la edad para dialogar sobre el cáncer (en inglés). Los niños más pequeños necesitan una explicación más simple. Una explicación más detallada ayuda a reducir los sentimientos de impotencia y miedo de los niños más grandes.

  • Asegúreles que ellos no hicieron nada que haya provocado el cáncer.

  • Asegúreles que el cáncer no es contagioso.

  • Hágales saber que está bien que tengan muchos sentimientos diferentes y que usted también tiene muchos de estos sentimientos.

  • Hágales saber a sus hijos que tienen la libertad de hacer cualquier pregunta.

  • Sea honesto cuando responda las preguntas. Está bien decir, “no lo sé”.

  • Ofrezca una evaluación realista pero esperanzadora de la situación, y concéntrese en las medidas para tratar el cáncer.

  • Trate de mantener la rutina de sus hijos lo más estable posible, pero prepárelos para las cosas que cambiarán.

  • Proporcione oportunidades para que sus hijos ayuden. Sin embargo, no los cargue con más responsabilidad de la que pueden manejar.

  • Esté preparado para dialogar sobre la muerte con sus hijos. Use términos específicos y claros y evite usar eufemismos como “pasar a mejor vida” o “dormirse para siempre”. Los niños pueden confundir el sueño con la muerte y pueden tener miedo de morir mientras duermen o pensar que una persona se puede despertar de la muerte.

  • Considere la posibilidad de practicar la conversación con un ser querido de confianza, quien puede proporcionarle algún comentario sobre su tono y elección de palabras. Querrá estar lo más calmo posible cuando dialogue con sus hijos sobre el diagnóstico de cáncer.

Consejos relacionados con el tratamiento

  • Dialogue sobre los tipos de tratamiento y sobre el cronograma de tratamientos, si se conoce.

  • Explíqueles que, si bien el tratamiento puede causar algunos efectos secundarios difíciles, en definitiva, funciona para ayudar a la persona con cáncer a mejorarse.

  • Prepare a sus hijos para los posibles cambios físicos, como la pérdida de cabello o el aumento de peso, antes de que sucedan.

  • Si usted está en el hospital durante un período extenso, sus hijos pueden pensar que no quiere estar en el hogar con ellos. Permanecer en contacto ayudará a asegurarles que la enfermedad no afecta lo mucho que los ama.

Consejos para continuar la conversación después del diagnóstico

  • Considere la opción de reunirse con un consejero. Esta persona puede ayudarlo a abordar correctamente las necesidades únicas y el estado de desarrollo de un hijo cuando se dialoga sobre el cáncer.

  • Pídales a su médico o enfermero que le informen sobre los recursos disponibles en su centro de tratamiento y en su comunidad local.

Para abuelos y otros familiares

Es importante que los padres o el tutor sean los primeros en dialogar sobre el diagnóstico de cáncer de algún familiar. Si a usted se le diagnostica cáncer, es posible que desee mantener diálogos de seguimiento con sus nietos o sobrinos.

Aquí presentamos algunas cosas importantes para considerar antes de entablar un diálogo con sus nietos o sobrinos.

  • Pregúnteles a sus hijos adultos o hermanos cuánta información ya les han brindado a sus hijos.

  • Pregúnteles si están de acuerdo con que mantenga un diálogo de seguimiento con sus nietos o sobrinos.

  • Aliente a toda la familia para que hablen entre ellos, para que no exista confusión entre los niños de la familia.

  • Considere la opción de compartir los consejos anteriores con sus hijos adultos o hermanos.

Más información

Diálogo sobre el cáncer

Vida familiar (en inglés)

Criar a los hijos cuando se vive con cáncer (en inglés)

Criar a los hijos mientras se brindan cuidados a un padre con cáncer (en inglés)

Asesoramiento (en inglés)