Diálogo con su cónyuge o pareja

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 01/2015

Mensajes clave:

  • A las parejas a menudo les resulta difícil hablar sobre temas complejos o tristes. Esto significa que pueden evadir hablar sobre las emociones intensas y los cambios que surgen a partir de un diagnóstico de cáncer.
  • Es útil hablar de manera abierta y honesta con su cónyuge o pareja. También es útil escuchar atentamente lo que piensa y siente su pareja.
  • También deberían hablar sobre los asuntos prácticos, como las opciones de tratamiento, los cambios en la rutina y los planes futuros.
  • Consideren la opción de incorporarse a un grupo de ayuda o de hablar con un asesor capacitado para que los ayude a ambos a enfrentar la situación a su manera.

Hablar sobre el cáncer es todo un desafío. Incluso las parejas que generalmente tienen un buen diálogo pueden tener problemas para hablar sobre el cáncer ya que esto implica emociones intensas. Hablar sobre un diagnóstico de cáncer también incluye temas sobre los cuales las parejas tal vez no desean hablar. Por ejemplo, problemas sexuales, problemas de fertilidad, limitaciones físicas, preocupaciones económicas e incluso la posibilidad de la muerte.

Pautas generales para la comunicación

Una buena comunicación implica dialogar abiertamente y en forma honesta sobre sus pensamientos y sentimientos con alguien que lo escuche y le brinde apoyo. Implica compartir su experiencia y escuchar y aceptar los pensamientos y sentimientos de su pareja sin criticar ni culpar. Una buena comunicación no es fácil y no siempre surge naturalmente. Requiere práctica y esfuerzo.

A continuación, se indican algunos consejos para una buena comunicación:

  • Practique una escucha activa. Una escucha activa es cuando se concentra en entender lo que dice su pareja en lugar de pensar qué decir después. Por ejemplo, repita lo que su pareja dijo con sus propias palabras. Luego, pida una devolución para estar seguro de que entendió el punto de vista de su pareja.
  • No asuma que usted sabe lo que piensa o siente su pareja, o lo que su pareja dirá después. Haga preguntas si algo no le queda claro.
  • Utilice la primera persona en los enunciados para describir sus sentimientos en lugar de culpar a su pareja. Por ejemplo, puede decir: "Me sentí triste cuando no fuiste a la cita con el médico conmigo". Es menos probable que ese enunciado la ponga a la otra persona a la defensiva y comience una discusión que un enunciado de culpa.
  • Sea específico y claro. Por ejemplo, "dolido" podría significar triste o decepcionado. Es más efectivo pedir algo que culpar o humillar a su pareja. Por ejemplo, diga: "por favor, no dejes los calcetines en el piso", en lugar de "eres muy desordenado".
  • Evite la crítica, el sarcasmo, las ofensas y los insultos.
  • Si se enoja o se siente molesto por algo, puede ser más útil adoptar una rutina para calmarse, como respirar profundo o salir de la habitación, que forzarse a seguir allí. 
  • Tómese su tiempo. Uno de los inconvenientes de cualquier conversación difícil es el ajetreo. Tómese su tiempo para decidir qué quiere decir, y para darle tiempo a su pareja también.
  • Dialoguen en forma alternada y sin interrumpirse uno al otro.
  • Concéntrese en un tema por vez. Evite sacar otros temas o discusiones anteriores.
  • No espere resolver temas difíciles en una sola conversación. Acepte seguir hablando sobre el tema en otro momento.
  • Puede ser útil para ambos hablar con una persona neutral que pueda tener distintos puntos de vista.

Consejos para hablar con su cónyuge o pareja sobre el cáncer

El cáncer le cambia la vida a cada una de las personas que tienen una relación, y ambas necesitan apoyo. A continuación, se indican algunos consejos que pueden ayudarle a dialogar con su cónyuge o pareja sobre el cáncer, la manera en que esta enfermedad le hace sentir y la forma en que le afecta a usted y a su relación.

  • Hablen sobre el tratamiento y consulten entre ustedes a medida que averiguan las distintas opciones de tratamiento. Si bien la persona que tiene cáncer es quien tiene la última palabra en cuanto al tratamiento, ayuda a fortalecer la pareja si ambos tienen la posibilidad de considerar las opciones juntos. Siempre que sea posible, asistan juntos a las citas con los médicos para tener la misma información al momento de hablar sobre el tema.
  • Elijan momentos para dialogar en los que ambos estén libres de distracciones y sin apuros. A algunas parejas les da buen resultado programar un momento del día o de la semana para dialogar.
  • Hablen sobre temas que tratan con frecuencia. No siempre tienen que hablar sobre el cáncer.
  • Considere practicar lo que quiere decir o escribir notas para usted mismo si tiene que decir algo difícil. Esto puede ayudarle a priorizar sus valores e identificar sus preocupaciones más grandes.
  • Hablen sobre las maneras en las que cada uno enfrenta el estrés para identificar si tienen distintas necesidades en la conversación. Por ejemplo, uno de los integrantes de la pareja puede ver el cáncer como un problema que se debe solucionar, mientras que el otro necesita apoyo emocional y validación. Entienda que estas dos respuestas son válidas.
  • Dialoguen honestamente sobre sus sentimientos, tanto positivos como negativos. Las emociones como el enojo, el miedo, la frustración y el rencor son reacciones normales al cáncer. Las parejas no suelen analizar estas emociones por miedo a ofender al otro o porque se sienten culpables por tener pensamientos negativos. Ocultar los sentimientos crea distancia en las parejas e impide el apoyo y el consuelo mutuos. Por otro lado, escuchar que su pareja siente culpa o tristeza también puede ser muy difícil de soportar.
  • Hablen sobre estas diferencias y respeten los sentimientos del otro. Por ejemplo, por momentos, uno de los dos puede estar asustado y el otro sentirse esperanzado. 
  • No tenga miedo de reírse. El humor puede ayudarles a usted y a su pareja a sobrellevar la situación.

Consejos para el cónyuge o la pareja que tiene cáncer

  • Cuéntele a su pareja cómo se siente física y emocionalmente. El hecho de compartir ayuda a su pareja a entender sus problemas y le da la oportunidad de brindarle apoyo.
  • Cuéntele a su pareja sobre los tipos específicos de apoyo y ánimo que necesita. Un día puede necesitar que lo animen para salir de su hogar, mientras que otro día puede necesitar pasar un tiempo tranquilo, en soledad.

Cómo conseguir ayuda

Si le resulta difícil hablar con su pareja, puede considerar la posibilidad de reunirse con un asesor (en inglés). Esta persona puede ayudarle a solucionar los problemas de comunicación y a abordar temas difíciles. O bien, cada uno de ustedes puede decidir buscar un grupo de ayuda, uno para personas con diagnóstico de cáncer y otro para los cuidadores. Los grupos de ayuda le permiten aprender sobre las experiencias de los demás para hablar con personas cercanas sobre el cáncer.

Más información

Diálogo sobre el cáncer

Blog de Cancer.Net: Terapeutas de pareja y familia (en inglés)

Vida familiar (en inglés)