La donación de médula ósea es fácil e importante: He aquí el motivo

February 14, 2017
Amy Thompson

La médula ósea es un material blando y esponjoso presente en sus huesos grandes. Produce más de 200 mil millones de células sanguíneas nuevas cada día, incluidos glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Pero para las personas con enfermedad de la médula ósea, incluidos varios tipos de cáncer, el proceso no funciona como corresponde. A menudo, un trasplante de médula es la mejor probabilidad de supervivencia de una persona y una posible cura. La buena noticia es que la donación de médula ósea puede ser tan sencilla e indolora como la donación de sangre.

Lo que necesita saber acerca de los trasplantes de médula ósea

Un trasplante de médula ósea reemplaza a la médula ósea enferma con tejido sano, normalmente células madre que se encuentran en la sangre. Por ese motivo, a los trasplantes de médula ósea también se los denomina trasplantes de células madre. En un trasplante alogénico (alotrasplante), se le trasplantan al paciente las células madre de la médula ósea de un donante. Las células madre del donante pueden provenir de la sangre que circula por el cuerpo de otra persona o de la sangre del cordón umbilical.

Pero hay trampa. Antes de que una persona reciba un alotrasplante, es necesario encontrar un donante compatible con la tipificación del antígeno del leucocito humano (Human Leukocyte Antigen, HLA). Este análisis de sangre especial analiza los HLA, que son proteínas específicas en la superficie de los glóbulos blancos y otras células que hacen que el tipo de tejido de cada persona sea único. Una médula ósea compatible respecto a los HLA tiene menos probabilidades de causar un posible efecto secundario del trasplante denominado enfermedad del injerto contra huésped (Graft vs. Host Disease, GVHD). En la GVHD, las células inmunitarias en el tejido trasplantado reconocen el organismo del receptor como “extraño” y lo atacan.

Solo alrededor del 30 % de las personas que necesitan un trasplante pueden encontrar un donante compatible respecto a los HLA en su familia inmediata. Para el 70 % restante de las personas, los médicos necesitan encontrar una médula ósea compatible respecto de los HLA de otros donantes. En 2016, eso equivale a unas 14,000 personas en los Estados Unidos, desde niños muy pequeños a adultos mayores, que necesitan encontrar un donante fuera de su círculo familiar.

Cómo se encuentra la compatibilidad

El Programa Nacional de Donantes de Médula (National Marrow Donor Program, NMDP), tiene un registro de posibles donantes que podrían ser compatibles con un paciente que lo necesite. He aquí cómo funciona el proceso de donación:

  1. Usted se registra en el NMDP por Internet (en inglés) o en persona en un centro de donantes. Puede encontrar un centro llamando al número gratuito 1-800-MARROW2.

  2. Usted obtiene células de su mejilla con un hisopo de algodón o proporciona una pequeña muestra de sangre. Esto se lleva a cabo siguiendo las instrucciones de un kit que se envía por correo o en el centro de donantes. La muestra es analizada para determinar su tipo respecto de los HLA, lo que se registra en la base de datos nacional del NMDP.

  3. Si se encuentra compatibilidad con un paciente que lo necesita, el NMDP se comunica con usted. El centro de donantes extrae una nueva muestra de sangre, que se envía al centro de trasplante del paciente para confirmar la compatibilidad de los HLA. Una vez que los médicos confirman la compatibilidad, usted se reúne con un asesor del NMDP para hablar acerca de los procedimientos, los beneficios y los riesgos del proceso de donación. Entonces decide si se siente cómodo con la donación.

El proceso de donación de médula ósea

Si acepta donar médula ósea, es probable que realice lo que se denomina recolección de células madre de sangre periférica (peripheral blood stem cells, PBSC). Funciona de esta manera:

  • Durante 5 días antes de la donación, se le administrará cada día una inyección de 5 minutos de factor estimulante de colonias de granulocitos (granulocyte colony-stimulating factor, G-CSF), una hormona de crecimiento de los glóbulos blancos.

  • El día 5, un proveedor de atención médica entrenado, colocará una aguja en cada uno de sus brazos. Una aguja extraerá sangre y una máquina circulará la sangre y obtendrá las células madre. Luego se retornará la sangre a su cuerpo a través de la segunda aguja. Este proceso dura unas 3 horas y puede repetirse en un segundo día de donación. Durante el proceso, los efectos secundarios incluyen dolores de cabeza, dolor óseo y malestar por las agujas.

Si bien es menos frecuente, a algunos donantes se les puede pedir que se sometan a una recolección de médula ósea durante la cual los médicos extraen médula ósea de la parte posterior del hueso de la cadera de un donante durante una cirugía. Normalmente, los donantes regresan a su hogar el mismo día de la cirugía y pueden retomar sus actividades normales en el término de 1 semana. Los efectos secundarios frecuentes incluyen náuseas, dolor de cabeza y fatiga, que a menudo se relacionan con la anestesia. También son frecuentes los hematomas o molestias en la región lumbar.

¿Y cuál es el resultado final? Podría ayudar a curar la enfermedad de una persona.

Tags: