Qué es la cirugía oncológica

This section has been reviewed and approved by the Cancer.Net Editorial Board, 09/2014

Mire el video en inglés de Cancer.Net: Aspectos básicos de la cirugía oncológica con Robert Sticca, MD, adaptado de este contenido.

Mensajes clave:

  • Con frecuencia se usa cirugía para el cáncer como tratamiento y para diagnosticar u obtener más información sobre el cáncer.
  • Se usan diferentes tipos de cirugía, en función del tipo de cáncer, dónde está ubicado y los objetivos de la cirugía. Algunos tipos de cirugía también son menos invasivos y tienen un tiempo de recuperación más breve.
  • Dónde se le realiza la cirugía, si se le hospitaliza o durante cuánto tiempo debe quedarse después en el hospital dependen del tipo de cirugía que se le realizará y de cuánto tiempo le llevará recuperarse.

La cirugía es la extirpación del tumor y del tejido circundante durante una operación. Un médico que se especializa en el tratamiento del cáncer mediante cirugía se denomina oncólogo cirujano. La cirugía es el tipo más antiguo de terapia contra el cáncer y, en la actualidad, sigue siendo un tratamiento eficaz para muchos tipos de cáncer. Los objetivos de la cirugía varían. Se usa con frecuencia para extirpar todo el tejido canceroso o parte de este después del diagnóstico. Sin embargo, también puede usarse para diagnosticar cáncer, averiguar dónde se encuentra el cáncer, si se ha diseminado y si está afectando la función de otros órganos del cuerpo. Además, la cirugía puede ser útil para recuperar el aspecto físico o alguna función del cuerpo o para aliviar los efectos secundarios.

El lugar donde le realizan la cirugía depende del alcance de la cirugía y de cuánta recuperación se necesita. La cirugía puede realizarse en el consultorio de un médico, una clínica, un centro de cirugía o un hospital. Cirugía ambulatoria quiere decir que no necesita quedarse a en el hospital durante la noche antes de la cirugía ni después de esta. Cirugía con internación quiere decir que sí necesita quedarse en el hospital durante la noche o más tiempo para recuperarse después de la cirugía.

Tipos de cirugía convencional

Diagnóstico. En la mayoría de los tipos de cáncer, una biopsia es el único método que permite formular un diagnóstico definitivo. En una biopsia quirúrgica, el cirujano realiza un corte en la piel y extirpa parte o todo el tejido sospechoso. Existen dos tipos principales de biopsias quirúrgicas. Una biopsia incisional es la extirpación de una parte del área sospechosa para su examen. Una biopsia excisional es la extirpación de toda el área sospechosa, como un lunar raro o un bulto. Obtenga más información sobre los tipos de biopsias y qué esperar durante el procedimiento (en inglés).

Después de una biopsia, un patólogo examina el tejido extirpado con un microscopio. Un patólogo es un médico que se especializa en interpretar análisis de laboratorio y evaluar células, tejidos y órganos para diagnosticar enfermedades. El patólogo entrega un informe de patología (en inglés) al cirujano o al oncólogo, quienes realizan el diagnóstico.

Determinación del estadio. La cirugía de determinación del estadio se realiza para averiguar el tamaño del tumor y si se ha diseminado y hacia dónde. Con frecuencia, esto incluye extirpar algunos ganglios linfáticos, que son órganos diminutos con forma de frijol que ayudan a combatir infecciones, cercanos al cáncer para determinar si se ha diseminado allí. Junto con el examen físico, la biopsia y los resultados de laboratorio y pruebas por imágenes, esta cirugía ayuda al médico a decidir qué tipo de tratamiento es el mejor y a predecir el pronóstico del paciente, que es su probabilidad de recuperación.

Extirpación de tumor, también denominada cirugía curativa o primaria. El tipo más frecuente de cirugía oncológica es la extirpación del tumor y parte del tejido que rodea al tumor. El tejido que rodea al tumor se denomina margen. La extirpación del tumor puede ser el único tratamiento o puede combinarse con quimioterapia, radioterapia u otros tratamientos, que pueden administrarse antes de la cirugía o después de esta.

La cirugía convencional requiere cortes grandes, llamados incisiones, a través de la piel, el músculo y, en algunos casos, el hueso. Sin embargo, en algunas situaciones, los cirujanos pueden usar técnicas quirúrgicas que son menos invasivas y que pueden acelerar la recuperación y reducir el dolor con posterioridad. A continuación, obtenga más información sobre los tipos de cirugía mínimamente invasiva.

Cirugía de reducción de masa. Cuando no es posible extirpar por completo un tumor o esto podría causar un daño excesivo al cuerpo, se usa cirugía para extirpar la mayor parte del tumor posible. Otros tratamientos, como la radioterapia o la quimioterapia también pueden usarse en ocasiones para reducir el tamaño del cáncer restante.

Paliación. La cirugía paliativa se utiliza para aliviar los efectos secundarios causados por un tumor. Desempeña un papel importante en la mejora de la calidad de vida de los pacientes con cáncer avanzado o diseminado. Algunos ejemplos son los siguientes:

  • La cirugía puede utilizarse para ayudar a aliviar el dolor o recuperar las funciones físicas si un tumor ejerce presión sobre un nervio o la médula espinal, bloquea los intestinos, o presiona u obstruye otra parte del cuerpo.
  • La cirugía puede utilizarse para ayudar a detener el sangrado. Algunos tipos de cáncer tienen mayor tendencia a provocar sangrado porque se desarrollan en áreas con alta concentración de vasos sanguíneos, como, por ejemplo, el útero, u órganos en los que los tumores son frágiles y pueden sangrar con facilidad cuando los alimentos y desechos pasan por la zona, como el esófago, el estómago y los intestinos. Además, el sangrado puede ser un efecto secundario de algunos fármacos utilizados para tratar el cáncer. Cuando es necesario realizar una cirugía para detener el sangrado, con frecuencia, se utiliza una técnica denominada ligadura por transfixión, que consiste en la unión de los vasos sanguíneos con sutura quirúrgica.
  • La cirugía puede utilizarse para introducir una o más sondas de alimentación para administrar medicamentos. Si el cáncer o el tratamiento contra el cáncer han dificultado la capacidad para comer, puede colocarse una sonda de alimentación directamente en el estómago o el intestino a través de la pared abdominal. O bien, puede introducirse una sonda en una vena para administrar analgésicos o medicamentos de quimioterapia (en inglés).
  • La cirugía puede utilizarse para evitar fracturas de huesos. Los huesos debilitados por el cáncer o el tratamiento contra el cáncer pueden fracturarse con facilidad y, con frecuencia, se consolidan lentamente. La introducción de una varilla de metal puede ayudar a evitar las fracturas de los huesos débiles y aliviar el dolor durante la consolidación.

Reconstrucción. Después de la cirugía oncológica primaria, la cirugía puede ser una opción para recuperar el aspecto físico o las funciones del cuerpo. Esto se denomina cirugía reconstructiva o plástica. La cirugía reconstructiva puede realizarse al mismo tiempo que la cirugía de extirpación del tumor. O bien, puede realizarse en otro momento, después de que la persona haya sanado o recibido tratamiento adicional. Algunos ejemplos de cirugía reconstructiva incluyen la reconstrucción de mama después de una mastectomía y una cirugía para recuperar el aspecto y las funciones de una persona después de la cirugía del área de la cabeza y cuello (en inglés).

Prevención. Algunas cirugías se realizan para reducir el riesgo de desarrollar cáncer. Por ejemplo, los médicos con frecuencia recomiendan extirpar los pólipos precancerosos del colon para evitar el cáncer de colon. Además, las mujeres con fuertes antecedentes familiares de cáncer de mama u ovarios (en inglés) o mutaciones conocidas de los genes del cáncer de mama y del cáncer de ovarios BRCA1 y BRCA2 pueden decidir realizarse una mastectomía, que es la extirpación de la mama, o una ooforectomía, que es la extirpación de los ovarios, para disminuir el riesgo de desarrollar cáncer de mama o de ovarios en el futuro.

Obtenga más información sobre los tipos de cirugía que se utilizan con frecuencia para tipos específicos de cáncer.

Tipos de cirugía mínimamente invasiva

Como se mencionó anteriormente, la cirugía convencional con frecuencia requiere incisiones grandes. Sin embargo, en algunas situaciones, la cirugía puede realizarse a través de una o más incisiones pequeñas, que generalmente tienen como resultado tiempos menores de recuperación y menos dolor posteriormente. A continuación, encontrará algunos ejemplos de procedimientos y cirugías mínimamente invasivos:

Cirugía laparoscópica. El médico realiza la cirugía a través de pequeñas incisiones en la piel y usando una sonda delgada e iluminada con una cámara. Por ejemplo, una laparoscopía es una cirugía mínimamente invasiva del abdomen, y mediastinoscopía y toracoscopía son términos que se usan cuando se realiza el mismo tipo de procedimiento en el tórax.

Cirugía con láser. El médico emplea un rayo angosto de luz de alta intensidad para extirpar el tejido canceroso.

Criocirugía. El médico usa nitrógeno líquido para congelar y matar células anormales.

Cirugía micrográfica de Mohs, también denominada cirugía microscópicamente controlada. El dermatólogo extirpa el cáncer de piel en capas muy delgadas, una a la vez, hasta que se determine microscópicamente que todas las células de una de las capas son normales.

Endoscopía. El médico inserta una sonda delgada y flexible con una luz y una cámara en el extremo, denominada endoscopio, en un orificio del cuerpo (como la boca, el recto o la vagina) para examinar los órganos internos. Durante un procedimiento endoscópico, es posible extraer muestras de tejido potencialmente anormal para realizar otros análisis. Obtenga más información sobre los tipos de endoscopía.

Más información

Cómo se trata el cáncer

Qué esperar cuando le realizan una cirugía

Efectos secundarios de la cirugía