Cuidado de los síntomas del cáncer y su tratamiento

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 08/2015

El cáncer y su tratamiento pueden producir muchos síntomas y efectos secundarios. Los síntomas y los efectos secundarios pueden ser una fuente de estrés para los pacientes y sus familias. Además de tratar el cáncer subyacente, el equipo de atención médica también controlará los síntomas del cáncer y los efectos secundarios del tratamiento. Este enfoque se denomina cuidados paliativos o atención médica de apoyo.

Comprensión de los cuidados paliativos

Se denomina cuidados paliativos a todo tratamiento que se centra en prevenir y controlar los síntomas del cáncer y los efectos secundarios del tratamiento. Además, brinda apoyo integral a las personas que viven con cáncer y a sus familias. Cualquier persona, independientemente de la edad o del tipo y estadio de cáncer, puede recibir cuidados paliativos.

Las personas deben recibir tratamiento contra el cáncer y tratamiento para aliviar los efectos secundarios al mismo tiempo. Cuando los efectos secundarios y otros problemas relativos al tratamiento se controlan bien, las personas tienen una mejor calidad de vida e informan que están más satisfechas con el tratamiento.

Los tratamientos paliativos a menudo incluyen medicamentos, cambios nutricionales, técnicas de relajación, apoyo espiritual, apoyo emocional y otras terapias. También puede recibir tratamientos paliativos similares a los utilizados para eliminar el cáncer, como quimioterapia, cirugía o radioterapia. Por ejemplo, cuando la radioterapia ayuda a controlar el dolor, se considera un tratamiento paliativo. Por tal motivo, es importante comprender los objetivos de cada tratamiento de su plan de atención.

Los niños que padecen de cáncer también deben recibir cuidados paliativos. Los padres normalmente trabajan con el equipo de atención médica para controlar los síntomas de manera que sus hijos tengan el mayor bienestar posible desde el momento del diagnóstico. Es posible que los familiares, incluso los hermanos, reciban asesoramiento como parte de los cuidados paliativos para sobrellevar mejor el diagnóstico del niño.

Objetivos de los cuidados paliativos

Los objetivos de los cuidados paliativos incluyen los siguientes:

  • Tratar los síntomas, que incluyen dolor, náuseas, falta de aire, insomnio y otros problemas físicos provocados por el cáncer o su tratamiento.

  • Controlar las necesidades emocionales y sociales, que incluyen ansiedad, depresión y problemas relacionados con las relaciones.

  • Atender las necesidades o preocupaciones espirituales.

  • Atender las necesidades prácticas, como el transporte y las preocupaciones financieras.

  • Brindar apoyo a la familia, los amigos y los cuidadores.

Diferencia entre los cuidados paliativos y los cuidados para enfermos terminales

Aunque es posible que oiga que los términos “cuidados paliativos” y “cuidados para enfermos terminales” se usan de formas similares, no significan lo mismo. Los cuidados paliativos se brindan en cada paso del proceso de tratamiento. Ofrecen un nivel adicional de apoyo para las personas en cualquier estadio del cáncer. Los cuidados para enfermos terminales son un tipo específico de cuidados paliativos. Solamente se proporcionan a las personas con cáncer con una expectativa de vida de seis meses o menos.

Si padece de cáncer avanzado, es posible que su médico sugiera tratamientos para mejorar los síntomas o tratamientos dirigidos al cáncer. Si opta por interrumpir el tratamiento dirigido a la enfermedad, esto no significa que haya dejado de “luchar” en contra de la enfermedad. Tampoco significa que su equipo de atención médica se ha rendido. En cambio, es posible que el enfoque se produzca en el alivio de síntomas que pueden ser una carga y en la obtención de apoyo adicional en todos los aspectos de su vida.

Cuando una persona decide comenzar a recibir cuidados para enfermos terminales, un integrante del equipo de cuidados paliativos ayuda en la transición. Este también puede ayudar a abordar los problemas físicos y emocionales que surgen de esa elección. Obtenga más información sobre los cuidados para enfermos terminales.

Cuándo y dónde se administran los cuidados paliativos

De manera ideal, los cuidados paliativos deberían comenzar en el diagnóstico. Posteriormente, deberían continuar en todos los estadios de la enfermedad.

Puede recibir cuidados paliativos en el consultorio del médico, un hospital, un centro oncológico, un centro de atención a largo plazo o en su casa. La ubicación depende de los tratamientos recomendados y de los recursos disponibles. Converse acerca de sus opciones con su médico, enfermero o con un trabajador social de oncología.

El equipo de cuidados paliativos

Una serie de personas pueden formar parte de su equipo de cuidados paliativos, entre las que se pueden incluir las siguientes:

  • Oncólogo. Un oncólogo es un médico que se especializa en el tratamiento del cáncer. Por lo general, el oncólogo se desempeñará como el líder del equipo de atención médica. Este se encarga de diseñar su plan de tratamiento y de tomar las decisiones relativas a los medicamentos y las dosis. Su oncólogo puede consultar a otros profesionales de atención médica, como un médico especialista en medicina paliativa o especialista en dolor, para crear su plan de cuidados paliativos.

  • Médico especialista en medicina paliativa. Este es un médico que se especializa en cuidados para enfermos terminales y paliativos. Trabaja con el equipo de atención médica para aliviar los síntomas y los efectos secundarios. El médico especialista en medicina paliativa hablará con los pacientes para alinear el tratamiento con sus objetivos y valores.

  • Personal de enfermería. El personal de enfermería del equipo ayudará a controlar el dolor y otros síntomas. También se desempeñará como el contacto principal para el resto del equipo de atención médica. Si usted recibe cuidados paliativos en su hogar, los enfermeros pueden visitarlo regularmente para asegurarse de que se le proporcione la atención que necesita.

  • Trabajadores sociales. Un trabajador social proporciona asesoramiento para usted y su familia y organiza reuniones familiares. El trabajador social también podrá ayudar con problemas prácticos, tales como el transporte, y podrá comunicarlo con los recursos locales. Los trabajadores sociales también colaboran con el alta hospitalaria, y con la búsqueda de ayuda en el hogar o, de ser necesarios, cuidados para enfermos terminales.

  • Especialista en dolor. Los especialistas en dolor, o especialistas en medicina del dolor, son expertos en la búsqueda y el tratamiento de la causa del dolor. Estos pueden recetar medicamentos, recomendar un programa de rehabilitación y/o realizar procedimientos para el alivio del dolor. El oncólogo o médico especialista en medicina paliativa podrá controlar su dolor sin derivarlo a un especialista en dolor.

  • Capellán. El capellán suele estar afiliado a una religión específica. Está capacitado para escuchar las preocupaciones de los pacientes y los familiares, especialmente en lo que respecta a la muerte y a morir. Los capellanes también están disponibles para analizar otros asuntos espirituales y relativos a la salud.

  • Dietista. Un dietista puede ayudar a abordar problemas nutricionales, como náuseas o pérdida del apetito. Los dietistas también pueden brindar asesoramiento sobre los suplementos nutricionales y ayudar a elaborar planes de alimentación especializados.

  • Fisioterapeutas o terapeutas ocupacionales. Un fisioterapeuta ayuda a conservar la movilidad y mejorar la forma en que una persona se desplaza. Los fisioterapeutas pueden también elaborar un programa de ejercicios para mantener o mejorar la fuerza física durante el tratamiento y después de este. Los terapeutas ocupacionales generalmente se centran en las tareas y el funcionamiento diarios, en particular, en el movimiento de la parte superior del cuerpo.

  • Especialistas en niñez. Estos profesionales capacitados se especializan en ayudar a los niños y sus familias a comprender la enfermedad grave del niño. También asisten a los hermanos durante la experiencia.

  • Voluntarios. Muchos programas de cuidados paliativos tienen voluntarios capacitados que visitan a los pacientes que necesitan compañía o apoyo emocional. Los voluntarios a menudo realizan tareas sencillas, como leer en voz alta o escribir, o pueden simplemente sentarse y hablar.

  • Coordinador especializado en sufrimiento y sentimiento de pérdida. El coordinador especializado en sufrimiento asesora a los familiares que se están enfrentando a la pérdida de un ser querido o que ya la han sufrido. Cuenta con capacitación especializada en trabajo social y psicología. Obtenga más información sobre sufrimiento y pérdida (en inglés).

Pago de los cuidados paliativos

Con frecuencia, los cuidados paliativos están cubiertos por planes de seguro de salud individuales. Es posible que Medicaid y Medicare también les den cobertura según la situación. Un trabajador social del hospital puede ayudarlo a explorar las opciones de pago. Obtenga más información sobre el manejo de los costos de la atención del cáncer.

Conversaciones sobre los cuidados paliativos

Una parte importante de los cuidados paliativos consiste en hablar de su diagnóstico, tratamiento y necesidades. Estas conversaciones ayudan a aclarar sus objetivos y expectativas. Los mejores cuidados paliativos se dan cuando los pacientes y sus familias trabajan juntos con el equipo de atención médica.

Aquí se presentan algunas sugerencias prácticas para ayudar a fomentar una buena comunicación con el equipo de atención médica:

  • Pídale al médico que le explique el diagnóstico, el tratamiento, el plan y el pronóstico. Se denomina pronóstico a la probabilidad de recuperación. Estos pueden cambiar con el paso del tiempo, por lo que es bueno continuar teniendo conversaciones abiertas y honestas con el médico. Tomar notas o concurrir a la consulta con un familiar o amigo puede ayudarlo a recordar más información.

  • Pídale al equipo de atención médica que le explique si no comprende una explicación, descripción o término médico desconocido.

  • Infórmeles a los médicos y al personal de enfermería en caso de que experimente dolor, molestia u otros efectos secundarios, incluso si no considera que sean graves. A menudo, existen muchas opciones para aliviar los síntomas. No obstante, el equipo de atención médica necesita saber al respecto para ayudarlo a sentirse mejor.

  • Haga un seguimiento de sus síntomas y efectos secundarios. Anote cuáles son, la frecuencia y la gravedad. Esto ayudará al médico a identificar la causa y encontrar soluciones.

  • No tenga miedo de realizar preguntas. Posiblemente, quiera anotar las preguntas antes de las citas. Es importante que pregunte sobre sus necesidades sociales, emocionales, funcionales y espirituales, así como también sobre su salud. A continuación, se presenta una lista básica de preguntas para hacerle al médico (en inglés) como ayuda para comenzar.

  • Hable con el médico sobre los servicios de cuidados paliativos que tiene a su disposición. Quizás quiera pedir una derivación a un especialista en cuidados paliativos. Los oncólogos suelen aceptar el apoyo y la información que proporcionan los especialistas en cuidados paliativos.

Más información

Cuidados paliativos

La American Society of Clinical Oncology recomienda los cuidados paliativos como parte del tratamiento del cáncer (en inglés)

Efectos secundarios

Asimilación con cáncer

Recurso adicional

National Institute of Nursing Research (Instituto Nacional de Investigación en Enfermería):La gran cantidad de beneficios de los cuidados paliativos