Efectos secundarios de la quimioterapia

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 11/2016

Mire el video de Cancer.Net: Cómo controlar los efectos secundarios de la quimioterapia, con la Dra. Jyoti Patel (en inglés), adaptado a partir de este contenido.

La quimioterapia trata muchos tipos de cáncer de forma eficaz. No obstante, al igual que otros tratamientos, a menudo causa efectos secundarios. Los efectos secundarios específicos dependen de estos factores:

  • Tipo de cáncer

  • Ubicación del cáncer

  • Fármacos y dosis

  • Su estado de salud general

¿Por qué la quimioterapia causa efectos secundarios?

La quimioterapia actúa sobre las células activas. Las células activas crecen y se dividen. Las células del cáncer están activas. Y algunas células sanas están activas. Esto incluye células de la sangre, la boca, el sistema digestivo y los folículos pilosos. Los efectos secundarios se producen cuando la quimioterapia daña las células sanas.

Manejo de los efectos secundarios

Su equipo de atención médica puede ayudarlo a prevenir o tratar muchos efectos secundarios. Prevenir y tratar los efectos secundarios es una parte importante del tratamiento del cáncer. Este enfoque se denomina atención médica de apoyo o cuidados paliativos.

Además, los médicos y los científicos trabajan constantemente para desarrollar fármacos, combinaciones de fármacos y formas de administrar los tratamientos con menos cantidad de efectos secundarios. Muchos tipos de quimioterapias son más fáciles de tolerar que hace unos años atrás.

Efectos secundarios frecuentes

Diferentes fármacos causan diferentes efectos secundarios. Ciertos tipos de quimioterapia tienen efectos secundarios frecuentes. Pero la experiencia de cada persona es diferente.

Informe a su médico todos los efectos secundarios que perciba. Típicamente, el tener efectos secundarios no significa que el tratamiento no esté funcionando. Pero algunos efectos secundarios de fármacos denominados terapias dirigidas pueden causar inquietud. Obtenga más información sobre la terapia dirigida.

A continuación, aparece una lista de los efectos secundarios frecuentes de la quimioterapia tradicional:

Fatiga. La fatiga es una sensación persistente de cansancio o agotamiento físico, emocional o mental. La fatiga relacionada con el cáncer difiere de sentirse cansado por falta de descanso. El recibir múltiples tipos de tratamiento puede aumentar su fatiga. Por ejemplo, recibir quimioterapia y radioterapia. Obtenga más información sobre cómo sobrellevar la fatiga.

Dolor. A veces, la quimioterapia causa estos tipos de dolor:

  • Dolores de cabeza

  • Dolor muscular

  • Dolor estomacal

  • Dolor por daño al nervio. Por ejemplo, ardor, entumecimiento o dolor punzante, habitualmente en los dedos de las manos y de los pies. A esto se lo denomina neuropatía periférica.

Las maneras en que los médicos tratan el dolor:

  • Tratando la fuente del dolor

  • Suministrando analgésicos

  • Bloqueando las señales de dolor de los nervios al cerebro con tratamientos en la columna vertebral o bloqueos nerviosos

Obtenga más información sobre el dolor relacionada con el cáncer.

Úlceras en la boca y la garganta. La quimioterapia puede dañar las células que se encuentran dentro de la boca y la garganta. Esto causa úlceras dolorosas, una afección denominada mucositis. Habitualmente se producen entre 5 y 14 días después de un tratamiento. Las úlceras en la boca en general desaparecen por completo cuando finaliza el tratamiento.

Para prevenir la infección de las úlceras en la boca, ingiera una dieta sana. Mantenga también su boca y sus dientes limpios. Obtenga más información sobre cómo tratar la mucositis y la salud bucal durante el tratamiento del cáncer.

Diarrea. Esto significa tener movimientos intestinales blandos o acuosos. La prevención y el tratamiento temprano ayudan a limitar la deshidratación, que es la pérdida de demasiado líquido corporal. También ayuda a prevenir otros problemas médicos. Obtenga más información sobre cómo controlar la diarrea.

Náuseas y vómitos. Pueden aparecer estos efectos secundarios, dependiendo del fármaco específico y la dosis. Típicamente, los medicamentos que se administran antes y después de cada dosis de quimioterapia limitan las náuseas y los vómitos. Obtenga más información acerca de las náuseas y los vómitos y lea la guía de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (American Society of Clinical Oncology) para prevenir estos efectos secundarios (en inglés).

Estreñimiento. Esto significa tener movimientos intestinales infrecuentes o difíciles. Otros medicamentos, como los analgésicos, también pueden producir estreñimiento. Para disminuir el riesgo, beba suficiente cantidad de líquido, ingiera comidas equilibradas y realice actividad física. Obtenga más información sobre cómo controlar el estreñimiento.

Trastornos de la sangre. Su médula ósea es el tejido esponjoso que se encuentra dentro de los huesos. Produce células sanguíneas nuevas. Pero la quimioterapia afecta a este proceso. Por ende, puede experimentar efectos secundarios por tener muy pocas células sanguíneas.

Su equipo de atención médica utiliza los siguientes análisis para detectar trastornos sanguíneos:

  • Un hemograma completo (complete blood count, CBC) (en inglés) muestra los niveles de glóbulos rojos (red blood cells, RBC) y glóbulos blancos (white blood cells, WBC) en la sangre. No tener suficiente cantidad de RBC causa una afección denominada anemia. Los síntomas incluyen fatiga, mareos y dificultad para respirar. Mientras tanto, no tener suficiente cantidad de WBC causa una afección denominada leucopenia. Esto aumenta su riesgo de contraer infecciones.

  • Recuento de plaquetas: mide la cantidad de plaquetas en la sangre. Las plaquetas son células que detienen el sangrado. Taponan los vasos sanguíneos dañados y ayudan a la sangre a coagular. No tener suficiente cantidad de plaquetas produce un trastorno denominado trombocitopenia. Usted puede sangrar y tener moretones más fácilmente de lo normal.

Los médicos pueden recetar medicamentos para tratar estos trastornos de la sangre y prevenir la leucopenia. Los medicamentos ayudan a que la médula ósea produzca más células sanguíneas. Obtenga más información sobre cómo controlar la anemia, las infecciones y la trombocitopenia.

Efectos en el sistema nervioso. Algunos fármacos provocan daño nervioso. Los síntomas en nervios o músculos pueden incluir los siguientes:

  • Cosquilleo

  • Ardor

  • Debilidad o entumecimiento en las manos, los pies o en ambos

  • Músculos débiles, sensibles, cansados o doloridos

  • Pérdida del equilibrio

  • Temblores

  • Rigidez de cuello

  • Dolor de cabeza

  • Problemas para ver, escuchar o caminar normalmente

Estos síntomas por lo general mejoran con una dosis de quimioterapia inferior o después del final del tratamiento. Sin embargo, a veces, el daño es permanente. Obtenga más información sobre cómo controlar los efectos secundarios en el sistema nervioso.

Cambios en el pensamiento y la memoria. Algunas personas tienen dificultad para pensar con claridad y concentrarse después de la quimioterapia. Los sobrevivientes de cáncer en general lo llaman “quimio cerebro”. Es posible que su médico lo denomine cambios cognitivos o disfunción cognitiva.

Problemas sexuales y reproductivos. La quimioterapia puede afectar su fertilidad. Para las mujeres, esta es la capacidad de quedar embarazadas y llevar adelante un embarazo. Para los hombres, la fertilidad es la capacidad de engendrar un hijo. Además, la fatiga y otros efectos secundarios pueden afectar su capacidad de disfrutar del sexo. Hable con su médico acerca de estas posibilidades antes de comenzar el tratamiento. Obtenga más información sobre cómo controlar los efectos secundarios sexuales y reproductivos (en inglés).

La quimioterapia puede causar daño al bebé en gestación. En particular dentro de los primeros 3 meses de embarazo. Durante ese tiempo, los órganos se siguen desarrollando. Si puede quedar embarazada, utilice un método anticonceptivo eficaz. Si queda embarazada, informe a su médico de inmediato. Obtenga más información sobre el embarazo y el cáncer (en inglés).

Pérdida del apetito. Este tipo de síntoma puede tomar varias formas. Usted puede:

  • Comer menos de lo habitual

  • Tener falta de hambre

  • Sentirse lleno después de comer una pequeña cantidad

Si esto dura a lo largo del tratamiento, puede ocurrir lo siguiente:

  • Pérdida de peso

  • Desnutrición, lo que significa no obtener los nutrientes que su cuerpo necesita

  • Pérdida de masa y fuerza muscular

Estos síntomas pueden dificultar aún más la recuperación de la quimioterapia. Obtenga más información sobre cómo manejar la pérdida del apetito.

Caída del cabello. Algunos tipos de quimioterapia producen la caída del cabello. Puede caerse gradualmente o en grandes mechones. La caída del cabello generalmente comienza después de varias semanas de quimioterapia. Tiende a aumentar entre 1 y 2 meses desde el comienzo del tratamiento. El médico puede predecir el riesgo de caída del cabello según los fármacos y las dosis que esté recibiendo. Obtenga más información sobre cómo manejar la pérdida del cabello.

Toxicidad cutánea tardía (radiation recall). La toxicidad cutánea tardía es una erupción que se ve como una quemadura solar grave. Aunque rara, ocurre cuando ciertos tipos de quimioterapia se administran durante o poco después de la radioterapia por haz externo.

La erupción aparece en la parte del cuerpo que recibió la radioterapia. Los síntomas pueden incluir enrojecimiento, sensibilidad, hinchazón, úlceras húmedas y descamación de la piel.

Típicamente, la toxicidad cutánea tardía aparece días o semanas después de recibir la radioterapia. También puede aparecer meses o años después. Los médicos tratan la toxicidad cutánea tardía con medicamentos denominados corticoesteroides. En raras ocasiones, es posible que espere a que la piel cicatrice antes de continuar con la quimioterapia.

Efectos secundarios a largo plazo. La mayoría de los efectos secundarios desaparece después del tratamiento. Sin embargo, algunos continúan, reaparecen o se desarrollan posteriormente. Algunos tipos de quimioterapia pueden dañar en forma permanente al corazón, los pulmones, el hígado, los riñones, o el sistema reproductor. A veces, los cambios cognitivos pueden durar meses o años después del tratamiento.

También se pueden desarrollar cambios en el sistema nervioso después del tratamiento. Los niños que hayan recibido quimioterapia pueden desarrollar efectos secundarios que ocurren meses o años después del tratamiento. Estos se denominan efectos tardíos. Los sobrevivientes de cáncer también tienen más riesgo de contraer otros cánceres durante su vida.

Atención de seguimiento después del tratamiento del cáncer

Su equipo de atención médica puede ayudarlo a tratar los efectos secundarios a largo plazo y a controlar la presencia de efectos tardíos. Esto se denomina atención de seguimiento. Su atención de seguimiento puede incluir exámenes físicos regulares, análisis médicos o ambas cosas.

ASCO ofrece formularios de resumen de tratamiento para el cáncer (en inglés). Estos formularios lo ayudan a llevar un registro del tratamiento para el cáncer que recibió y a desarrollar un plan de supervivencia después del tratamiento.

Más información

Efectos secundarios

Temor a los efectos secundarios relacionados con el tratamiento (en inglés)

Recurso adicional

National Cancer Institute: La quimioterapia y usted