Efectos secundarios de la radioterapia

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 12/2016

La radioterapia trata muchos tipos de cáncer de forma eficaz. Pero al igual que otros tratamientos, a menudo causa efectos secundarios. Estos son diferentes para cada persona. Dependen del tipo de cáncer, de su ubicación, de las dosis de radioterapia y de su estado de salud general.

¿Por qué la radioterapia causa efectos secundarios?

Para destruir las células cancerosas se usan altas dosis de radioterapia. Los efectos secundarios ocurren porque la radioterapia también puede dañar células y tejidos sanos cercanos al área de tratamiento. Hoy en día, los avances importantes en la tecnología de radiación la hacen más precisa y, por lo tanto, causa menos efectos secundarios.

En algunas personas, la radioterapia provoca pocos o ningún efecto secundario. En otras personas, los efectos secundarios son más graves. Las reacciones a menudo empiezan durante la segunda o tercera semana de tratamiento. Pueden durar varias semanas una vez finalizado el tratamiento.

¿Es posible prevenir o tratar los efectos secundarios?

Sí. Su equipo de atención médica puede ayudarlo a prevenir o tratar muchos efectos secundarios. Prevenir y tratar los efectos secundarios es una parte importante del tratamiento del cáncer. Este tipo de cuidado se denomina cuidados paliativos.

Efectos secundarios generales frecuentes

La radioterapia es un tratamiento local. Por lo tanto, solo afecta el área del cuerpo donde está ubicado el tumor. Por ejemplo, a los pacientes no se les suele caer el cabello a causa de la radioterapia. Sin embargo, si la radioterapia está dirigida a un área del cuerpo donde crece vello/cabello, como el cuero cabelludo, puede que la persona pierda su vello/cabello.

Problemas cutáneos. Algunas personas que reciben radioterapia sufren sequedad, picazón o descamación de la piel, o tienen ampollas. Sin embargo, estos efectos secundarios dependen a menudo de qué parte del cuerpo recibe radioterapia. Si usted desarrolla problemas cutáneos, estos normalmente desaparecen pocas semanas después de la finalización del tratamiento. Si el daño en la piel se vuelve un problema serio, el médico puede cambiarle el plan de tratamiento.

Fatiga. La fatiga es sentirse cansado o exhausto casi todo el tiempo. El nivel de fatiga dependerá de si está recibiendo otros tratamientos, por ejemplo, quimioterapia. Obtenga más información sobre cómo sobrellevar la fatiga.

Efectos secundarios a largo plazo. La mayoría de los efectos secundarios desaparecen después del tratamiento. Sin embargo, algunos continúan, reaparecen o se desarrollan más tarde. Estos efectos tardíos pueden incluir la aparición de un segundo cáncer. No obstante, el riesgo de padecer un segundo cáncer a causa de la radioterapia es bajo. El riesgo a menudo es menor que el beneficio de tratar el cáncer principal que se está padeciendo. 

Efectos secundarios específicos del lugar donde se está recibiendo la radioterapia

Además de los efectos secundarios generales, algunos efectos secundarios de la terapia dependen del tipo y la ubicación de la radiación.

Cabeza y cuello. Si la radioterapia se apunta a la cabeza y/o al cuello de una persona, esta puede experimentar los siguientes efectos secundarios:

  • Sequedad en la boca

  • Llagas en la boca y en las encías

  • Dificultad para tragar

  • Rigidez en la mandíbula

  • Náuseas

  • Un tipo de inflamación llamada linfedema

  • Caries. Obtenga más información acerca de la salud dental durante el tratamiento del cáncer

Tórax. La radioterapia en el tórax puede causar los siguientes efectos secundarios:

  • Dificultad para tragar

  • Falta de aire

  • Dolor en los senos o los pezones

  • Rigidez en los hombros

  • Tos, fiebre y llenado del tórax. Esto se conoce como “neumonitis por radiación” y ocurre entre 2 semanas y 6 meses después de la radioterapia

  • Fibrosis por radiación, que es la formación de cicatrices permanentes en los pulmones causada por una neumonitis por radiación no tratada. El oncólogo radioterapeuta sabe cómo minimizar el riesgo de fibrosis durante el proceso de planificación

Estómago y abdomen. La radioterapia en el estómago o el abdomen puede causar los siguientes efectos secundarios:

  • Náuseas y vómitos

  • Diarrea

Estos síntomas muy probablemente desaparecerán después del tratamiento. Su médico puede recetar medicamentos para estos efectos secundarios, e introducir cambios en su alimentación también puede reducir el malestar.

Pelvis. La radioterapia en la pelvis puede causar los siguientes efectos secundarios:

  • Diarrea
  • Sangrado rectal
  • Incontinencia
  • Irritación de la vejiga

Además, la radioterapia en la pelvis puede causar diferentes síntomas en los hombres y en las mujeres.

En los hombres:

  • Problemas sexuales, como disfunción eréctil, que es la incapacidad para tener o mantener una erección.

Número más bajo de espermatozoides y reducción de la actividad espermatológica a partir de la radioterapia en los testículos o en la próstata. Esto puede afectar la capacidad para engendrar. Obtenga información sobre las formas de preservar su fertilidad (en inglés).

En las mujeres:

  • Alteraciones en la menstruación, como dejar de menstruar.

  • Síntomas menopáusicos, como picazón, ardor y sequedad vaginal.

Infertilidad, que es la incapacidad para concebir o sostener un embarazo, si ambos ovarios reciben radiación. Obtenga información sobre las formas de preservar su fertilidad (en inglés).

Toxicidad cutánea tardía

La toxicidad cutánea tardía es una erupción que tiene el mismo aspecto que una quemadura solar grave. Aunque rara, ocurre cuando ciertos tipos de quimioterapia se administran durante o poco después de la radioterapia de haz externo.

La erupción aparece en la parte del cuerpo que recibió la radiación. Los síntomas pueden incluir enrojecimiento, sensibilidad, hinchazón, úlceras húmedas y descamación de la piel.

Por lo general, estos efectos secundarios aparecen días o semanas después de la radioterapia. También pueden aparecer meses o años después. Los médicos tratan la toxicidad cutánea tardía con medicamentos denominados corticoesteroides. En raras ocasiones, es posible que usted deba esperar a que la piel cicatrice antes de continuar con la quimioterapia.

Cómo sobrellevar los efectos secundarios

Cada persona tiene una experiencia distinta con el tratamiento del cáncer. Antes del tratamiento, hable con su médico o enfermero sobre cuáles son los efectos secundarios que podría o no llegar a desarrollar. También es importante seguir hablando con el equipo de atención médica durante todo el cronograma del tratamiento. Existen muchas opciones para manejar los efectos secundarios. Sus proveedores de cuidados de salud necesitan saber qué es lo que usted está experimentando para poder ayudarlo a sentirse mejor.

Más información

Efectos secundarios

Cómo enfrentar el temor a los efectos secundarios relacionados con el tratamiento (en inglés)

Recurso adicional

Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute): Consejos para pacientes que reciben radioterapia