Qué esperar de la radioterapia

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 12/2016

Su equipo de radioterapia

Un equipo de profesionales médicos altamente capacitados trabajará en conjunto para brindarle la mejor atención posible. Este equipo puede incluir estos miembros:

Oncólogo radiólogo: este médico se especializa en administrar radioterapia para tratar el cáncer. Un oncólogo radiólogo supervisa los tratamientos de radioterapia. Este profesional trabaja en conjunto con otros miembros del equipo para elaborar el plan de tratamiento.

Enfermero de radiología oncológica: este enfermero se especializa en la atención de pacientes que reciben radioterapia. Un enfermero de oncología de radiación tiene muchas funciones, entre ellas:

  • Responder preguntas sobre los tratamientos.

  • Controlar su salud durante el tratamiento.

  • Ayudarlo a controlar los posibles efectos secundarios.

Físico en radiación médica: este profesional tiene experiencia en equipos de radiación. Ayuda a diseñar los planes de tratamiento.

Dosimetrista: este profesional ayuda al oncólogo radiólogo a calcular la dosis correcta de radiación.

Terapeuta en radiación o técnico en radioterapia: este profesional opera las máquinas del tratamiento y les administra a los pacientes los tratamientos programados.

Otros profesionales de la salud: otros ayudarán a atender las necesidades físicas, emocionales y sociales adicionales durante el tratamiento. Estos profesionales incluyen:

  • Trabajadores sociales.

  • Nutricionistas y dietistas.

  • Fisioterapeutas.

  • Dentistas.

Obtenga más información sobre el equipo de oncología (en inglés).

Antes del tratamiento

Conocer al oncólogo de radiación: el médico revisará sus registros médicos, le realizará un examen físico y las pruebas recomendadas. Además, obtendrá información sobre los posibles riesgos y beneficios de la radioterapia. Usted podrá aprovechar esta oportunidad para hacer preguntas.

Firma del permiso para la radioterapia: si decide recibir radioterapia, su equipo le solicitará que firme un formulario de consentimiento informado. Firmar el documento significa lo siguiente:

  • Su equipo le brindó información acerca de sus opciones de tratamiento.

  • Usted elige recibir radioterapia.

  • Usted le otorga permiso a los cuidadores para administrarle tratamiento.

  • Usted comprende que no se garantiza que el tratamiento proporcione los resultados deseados.

Estimular y planificar el tratamiento: la primera sesión de radioterapia es una estimulación. Esta es una práctica que se realiza sin administrar radioterapia. El equipo usará estudios de diagnóstico por imágenes para identificar el lugar del tumor. Estos pueden incluir:

Según el área en el que se está aplicando el tratamiento, es posible que tenga una pequeña marca en la piel. Esto le ayudará a su equipo a orientar el haz de la radiación al tumor.

También es posible que le coloquen un dispositivo de inmovilización, que podría incluir:

  • Cinta.

  • Esponjas de espuma.

  • Reposacabezas.

  • Moldes.

  • Yesos.

Estos le ayudan a permanecer en la misma posición durante cada tratamiento.

Para la radioterapia en la cabeza o el cuello, es posible que se le coloque una máscara termoplástica. Esta es una máscara de malla que se amolda a la cara y se asegura a la mesa. Suavemente le mantiene la cabeza en su lugar.

Su equipo de oncología para radiación se ocupa de su comodidad. Hable con el equipo para encontrar juntos una posición cómoda y que pueda mantenerse durante el tratamiento. E informe al equipo si siente ansiedad al estar acostado quieto en un dispositivo de inmovilización. El médico puede recetarle medicamentos para ayudarlo a relajarse en la toma de imágenes para la planificación del tratamiento y en los tratamientos.

Después de la simulación, el equipo revisará su información y diseñará un plan de tratamiento. El equipo puede desarrollar el plan gracias a un software informático sofisticado.

Durante el tratamiento

Radioterapia con haz externo: la radioterapia de haz externo aplica radiación administrada desde una máquina fuera del cuerpo. Cada sesión es rápida e indolora, y dura alrededor de 15 minutos. En general, los pacientes reciben sesiones de tratamiento 5 veces por semana (de lunes a viernes). Este cronograma continúa de 3 a 9 semanas.

Este tipo de radioterapia se dirige solo al tumor. No obstante, afectará parte del tejido sano que rodea al tumor. La pausa de 2 días en el tratamiento que se hace en cada semana le permite al cuerpo reparar este daño.

Radioterapia interna, también llamada braquiterapia: esto incluye tanto la colocación temporal y permanece de las fuentes radiactivas en el lugar del tumor. Generalmente, usted recibe tratamiento repetido durante varios días y semanas. Estos tratamientos pueden requerir una breve estadía en el hospital. Además, es posible que necesite anestesia para bloquear la consciencia del dolor mientras se le colocan las fuentes radiactivas en el cuerpo.

La mayoría de los pacientes sienten pocas molestias o ninguna durante el tratamiento. De todos modos, algunos pueden sentir debilidad o náuseas por la anestesia.

Deberá tomar ciertas precauciones para proteger a otras personas de la exposición a la radiación. La necesidad de dichas precauciones finaliza cuando:

  • El implante permanente pierde su radiactividad.

  • Se retira el implante temporal.

Informes semanales: su oncólogo radiólogo evaluará cuán bien está funcionando el tratamiento, en general, al menos una vez por semana. Si es necesario, es posible que ajuste el plan de tratamiento.

Cuidados personales:
muchas personas experimentan lo siguiente durante el tratamiento:

  • Fatiga.

  • Piel sensible en el lugar de la exposición a radiación.

  • Angustia emocional.

Considere estas maneras de cuidarse a usted mismo:

  • Planificar un descanso adicional.

  • Comer una dieta saludable.

  • Buscar apoyo emocional.

  • Tratar la piel con lociones aprobadas por el equipo de atención médica.

  • Reducir al mínimo la exposición al sol.

Obtener más información sobre la asimilación durante el tratamiento.

Después del tratamiento

Una vez que el tratamiento finalice, tendrá citas de seguimiento con el oncólogo radiólogo. Esto implica:

  • Controlar su recuperación.

  • Controlar los efectos secundarios del tratamiento, que es posible que no sucedan de inmediato.

A medida que su cuerpo se vaya sanando, necesitará acudir a menos visitas de seguimiento.

Solicite a su médico un registro por escrito de su tratamiento con radiación. Este es un recurso útil cuando coordine la atención médica a largo plazo (en inglés).

Más información

Qué es la radioterapia

Efectos secundarios de la radioterapia

Tratamiento del cáncer y planes de atención para sobrevivientes de la American Society of Clinical Oncology (en inglés)