Problemas del sueño: Insomnio

Approved by the Cancer.Net Editorial Board, 06/2016

El insomnio es la imposibilidad de conciliar el sueño o permanecer dormido durante la noche. Puede causar problemas durante el día, como cansancio, poca energía, falta de concentración e irritabilidad.

La mayoría de las personas experimentan insomnio en algún momento de sus vidas. Sin embargo, el riesgo del insomnio aumenta con la edad y con las enfermedades graves, como el cáncer.

A menudo, el insomnio agrava otras afecciones y síntomas relacionados con el cáncer, como el dolor, la fatiga o la depresión o la ansiedad. También puede reducir la capacidad para enfrentar los desafíos del cáncer y generar sentimientos de aislamiento.

Cuáles son las causas del insomnio

Comprender las causas del insomnio ayuda a su médico a encontrar la mejor forma de tratarlo. Su médico puede preguntarle acerca de los siguientes factores que pueden contribuir a los problemas para dormir:

  • Antecedentes del sueño

    • Si ha tenido un trastorno del sueño en el pasado

    • Sus hábitos de sueño normales

      • Cuándo se acuesta

      • Cuánto tarda en quedarse dormido

      • Cuánto tiempo duerme

      • Cómo se siente cuando se despierta

  • El ambiente donde duerme, como el lugar, la temperatura ambiente, la cantidad de luz y ruido

  • Ronquidos

  • Cambio en el patrón respiratorio al dormir, lo cual a menudo es mejor preguntar a una pareja

  • Patrón de ejercicio, como a qué hora del día y cuánto ejercicio hace

  • Síntomas de síndrome de las piernas inquietas

  • Cómo le afecta el insomnio

    • Somnolencia durante el día

    • Se queda dormido mientras realiza actividades habituales

      • Conducir

      • Leer

      • Trabajar

  • Otras afecciones médicas pasadas que podrían afectar el sueño

    • Trastornos endocrinos (hormonales), como niveles de hormona tiroidea altos o bajos o diabetes

    • Trastornos cardíacos

    • Problemas urinarios

    • Antecedentes psicológicos

      • Ansiedad

      • Depresión

      • Preocupación acerca del empeoramiento o el regreso del cáncer

      • Delirio (confusión)

      • Preocupaciones relacionadas con la economía o el seguro

      • Síntomas físicos

        • Dolor

        • Dificultad para respirar

        • Náuseas

        • Vómitos

        • Tos

        • Hipo

        • Sofocos

        • Comezón

        • Diarrea

        • Micción frecuente

        • Cualquier otro síntoma

        • Medicamentos

          • Nuevos medicamentos

          • Medicamentos interrumpidos recientemente

          • Medicamentos de venta libre

          • Medicamentos utilizados previamente para dormir

          • Otros medicamentos o terapias alternativas

          • Consumo de alcohol o drogas

          • Consumo de cafeína

          • Cambios de peso recientes

Cómo controlar el insomnio

El objetivo de controlar el insomnio es lograr un sueño reparador y una mejor calidad de vida en general. Comprender y tratar la causa subyacente del insomnio es la mejor forma de lograr esto. En primer lugar, identifique las posibles fuentes del insomnio y pídale a su médico o enfermero que le ayudan a controlar estas afecciones. Problemas que no son de naturaleza médica pueden contribuir al insomnio. Estos incluyen preocupaciones económicas o laborales, cambios familiares, miedos relacionados con el empeoramiento o la reaparición del cáncer, entre otros.

Las técnicas conductuales suelen ser más eficaces para el alivio el insomnio a largo plazo. Hay medicamentos que pueden ayudar a aliviar el insomnio. Sin embargo, solo debe usarlos por un período breve, a menos que otros tratamientos no funcionen.

Para ayudar a identificar las causas del insomnio, su médico obtendrá un historial minucioso y le realizará un examen físico. Según lo que descubra su médico, podría necesitar pruebas o visitas a especialistas adicionales. Estos especialistas pueden ayudar a determinas las causas y desarrollar un plan para controlar el problema.

Para el insomnio constante, el médico puede recomendar un estudio del sueño o derivarlo a un especialista en sueño. Estos especialistas pueden determinar si usted tiene otro trastorno del sueño que afecta su capacidad para quedarse dormido o permanecer dormido. Un ejemplo es la apnea del sueño, que es una breve pausa o disminución en el flujo de aire mientras respira durante el sueño.

Aliviar los síntomas es una parte importante de su atención que se ofrece junto con el tratamiento para el cáncer. Esto se denomina control de los síntomas o cuidados paliativos. Hable con su equipo de atención médica sobre cualquier problema que experimente, incluido cualquier síntoma nuevo o un cambio en los síntomas. Su oncólogo puede recomendarle que visite a un especialista en cuidados paliativos u otro especialista capacitado para ayudar a los pacientes a controlar los síntomas.

Más información

Fatiga

Tratar el dolor con medicamentos (en inglés)

Problemas para dormir: hipersomnia o síndrome de somnolencia o pesadillas