Sequedad en la boca o xerostomía

This section has been reviewed and approved by the Cancer.Net Editorial Board, 07/2014

La xerostomía, comúnmente denominada sequedad en la boca, ocurre cuando las glándulas salivales no producen suficiente saliva como para mantener la boca húmeda. Dado que la saliva es necesaria para masticar, tragar, saborear y hablar, estas actividades pueden ser más difíciles con la boca seca.

Signos y síntomas

Los signos y síntomas de la sequedad en la boca incluyen los siguientes:

  • Sensación de boca pegajosa y seca
  • Saliva espesa y viscosa
  • Dolor o ardor en la boca o en la lengua
  • Agrietamiento en los labios o en las comisuras de los labios
  • Lengua seca y áspera
  • Dificultad para masticar, saborear o tragar
  • Dificultad para hablar

Además, la sequedad en la boca a menudo causa problemas dentales. La saliva ayuda a mantener un equilibrio saludable de bacterias en la boca. Si la saliva no es suficiente, las bacterias y otros microorganismos presentes en la boca se desarrollan demasiado rápido. Esto puede causar llagas e infecciones bucales, incluyendo una infección denominada candidiasis bucal que es causada por la proliferación excesiva de un tipo de levadura. La saliva también limpia la boca de los ácidos y las partículas de alimentos que quedan allí después de comer, lo que significa que la falta de saliva puede provocar caries y enfermedad gingival. Debido a la sequedad de boca, también puede ser difícil usar dentaduras.

Causas

La quimioterapia o la radioterapia causan sequedad en la boca al dañar las glándulas salivales. La quimioterapia causa sequedad en la boca al hacer más espesa la saliva, lo que generalmente es un síntoma temporal y desaparece de dos a ocho semanas después de finalizado el tratamiento.

La radioterapia en la cabeza, el rostro o el cuello también puede causar sequedad en la boca. Después de finalizada la radioterapia, las glándulas salivales pueden demorar seis meses o más para comenzar a producir saliva nuevamente. Si bien algunas personas sienten una mejoría durante el primer año después de la radioterapia, muchas continuarán sintiendo cierto grado de sequedad en la boca a largo plazo, en especial si la radioterapia fue dirigida a las glándulas salivales.

Además, la enfermedad del injerto contra el huésped, en la que las células trasplantadas de un donante reconocen el cuerpo del paciente como extraño y lo atacan, puede causar llagas y sequedad en la boca. Los antidepresivos, los medicamentos denominados diuréticos que aumentan la micción, y algunos analgésicos pueden producir sequedad en la boca. La sequedad en la boca también puede ser el resultado de una infección en la boca, como la candidiasis, o la deshidratación.

Control de la sequedad en la boca

Un aspecto importante del tratamiento y la atención del cáncer es aliviar los efectos secundarios, lo que también se denomina control de los síntomas, cuidados paliativos o atención médica de apoyo. Hable con su equipo de atención médica sobre cualquier síntoma que experimente, incluido cualquier síntoma nuevo o un cambio en los síntomas.

Si bien la sequedad en la boca no puede evitarse, algunos tratamientos pueden ayudar. Estos tratamientos incluyen los siguientes:

  • Un medicamento que evita o reduce los efectos secundarios de la radioterapia, como la amifostina (Ethyol)
  • Sustitutos de la saliva y enjuagues bucales como hietelosa, hiprolosa o carmelosa
  • Medicamentos que estimulan las glándulas salivales, como pilocarpina (Salagen) o cevimelina (Evoxac)
  • Otras maneras de estimular las glándulas salivales, como chupar un caramelo sin azúcar o masticar goma de mascar sin azúcar

Los siguientes consejos pueden ayudar en el control de la sequedad de boca y la prevención de los problemas dentales:

  • Visite al dentista antes de iniciar la radioterapia o la quimioterapia para controlar la salud de la boca y los dientes. Es importante que programe esto lo antes que pueda ya que si necesita realizarse una extracción, esto se debe realizar al menos tres semanas antes de comenzar el tratamiento para que la boca tenga tiempo de cicatrizar.
  • Cepíllese los dientes con un cepillo de cerda blanda y pasta dental con flúor después de cada comida y al irse a dormir. Moje el cepillo en agua tibia para que la cerda se vuelva aun más blanda.
  • Use hilo dental con suavidad una vez al día.
  • Enjuague la boca cuatro a seis veces al día, especialmente después de las comidas, con sal y bicarbonato de sodio. Pruebe una solución de media cucharadita de sal y media cucharadita de bicarbonato de sodio en una taza de agua tibia.
  • Cuando comience la radioterapia, use geles y enjuagues con flúor. Esto es una parte importante del cuidado de la salud de la boca durante el tratamiento para el cáncer.
  • Beba sorbos de agua durante todo el día y use saliva artificial para humedecer la boca.
  • Evite enjuagues bucales y demás productos dentales que contienen alcohol. Los productos diseñados para personas con sequedad en la boca son de venta libre.
  • Use un humidificador de vaporización fría, especialmente por la noche.

Además, algunos dentistas pueden recetar un medicamento para aumentar la producción de saliva o enjuagues para combatir las infecciones en la boca.

Considere los siguientes consejos para comer cuando se tiene sequedad en la boca:

  • Beba al menos ocho vasos de agua al día. Llevar una botella de agua puede ayudar a beber la suficiente cantidad.
  • Evite el alcohol, las bebidas con cafeína (como café, té, bebidas cola) y los jugos ácidos.
  • Ingiera alimentos blandos y húmedos, fríos o a temperatura ambiente.
  • Hidrate los alimentos secos con caldo, salsas, mantequilla o leche.
  • Evite los alimentos secos, ásperos o duros.
  • Evite los alimentos ácidos o con especias, que irritan la boca.
  • No fume ni mastique tabaco.
  • Evite las bebidas y los alimentos pegajosos y azucarados.

Más información

Dificultad para tragar o disfagia

Cambios en el gusto

Efectos secundarios

Hoja Informativa de la American Society of Clinical Oncology: Salud dental y bucal (PDF; en inglés)