Cáncer de páncreas: Factores de riesgo

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 11/2014

EN ESTA PÁGINA: Encontrará más información sobre los factores que aumentan la probabilidad de presentar este tipo de cáncer. Para ver otras páginas, use el menú ubicado al costado de la pantalla.

Un factor de riesgo es todo aquello que aumenta la probabilidad de que una persona desarrolle cáncer. Si bien los factores de riesgo con frecuencia influyen en el desarrollo del cáncer, la mayoría no provoca cáncer de forma directa. Algunas personas con varios factores de riesgo nunca desarrollan cáncer, mientras que otras personas sin factores de riesgo conocidos sí lo hacen. Sin embargo, conocer sus factores de riesgo y hablar con su médico al respecto puede ayudarle a tomar decisiones más informadas sobre el estilo de vida y la atención médica.

Una persona con un riesgo promedio de cáncer de páncreas tiene aproximadamente 1 % de probabilidades de desarrollar la enfermedad. Por lo general, la mayoría de los cánceres de páncreas (aproximadamente el 90 %) se consideran esporádicos, lo que significa que los cambios genéticos se desarrollan al azar después del nacimiento de una persona; por lo tanto, no hay riesgo de transmitir estos cambios genéticos a los hijos. Los casos de cáncer de páncreas hereditarios son menos frecuentes (alrededor del 10 %) y ocurren cuando las mutaciones o modificaciones genéticas se transmiten dentro de una familia, de generación a generación (consulte más abajo). Por lo general, se desconoce la causa del cáncer de páncreas. Sin embargo, los siguientes factores pueden elevar el riesgo que tiene una persona de desarrollar cáncer de páncreas:

Edad. El riesgo de presentar cáncer de páncreas aumenta con la edad. La mayoría de las personas que desarrollan cáncer de páncreas tiene más de 45 años; de hecho, el 90 % es mayor de 55 y el 70 % es mayor de 65. No obstante, el cáncer de páncreas puede diagnosticarse en adultos de cualquier edad.

Sexo. El cáncer de páncreas se diagnostica más en hombres que en mujeres (consulte la sección Estadísticas).

Raza/origen étnico. Las personas de raza negra son más propensas a presentar cáncer de páncreas que las personas asiáticas, hispanas o de raza blanca. Las personas de herencia judía ashkenazi también son más propensas a desarrollar cáncer de páncreas (consulte Antecedentes familiares, abajo).

Tabaquismo. Los fumadores son de dos a tres veces más propensos a presentar cáncer de páncreas que los no fumadores.

Obesidad y dieta. El consumo habitual de alimentos con alto contenido de grasas es un factor de riesgo de cáncer de páncreas. Las investigaciones han demostrado que las personas obesas, e incluso con sobrepeso, corren más riesgo de morir a causa del cáncer de páncreas.

Diabetes. Muchos estudios han indicado que la diabetes, especialmente cuando una persona la ha tenido por muchos años, aumenta el riesgo de presentar cáncer de páncreas. Además, desarrollar repentinamente diabetes más tarde en la adultez puede ser un síntoma temprano de cáncer de páncreas. Sin embargo, es importante recordar que no todas las personas que tienen diabetes o que desarrollan diabetes como adultos desarrollan cáncer de páncreas.

Antecedentes familiares. El cáncer de páncreas puede darse en la familia, y se denomina cáncer de páncreas familiar, si a dos o más parientes de primer grado, como padres, hermanos, hermanas o hijos, les diagnostican cáncer de páncreas. Las familias con tres o más parientes cercanos, como abuelos, tíos, tías, sobrinos, sobrinas, nietos o primos, a quienes les diagnosticaron cáncer de páncreas y con un pariente con un diagnóstico antes de los 50 años también se consideran casos de cáncer de páncreas familiar. Los Institutos Nacionales de la Salud (National Institutes of Health, NIH) estiman que el riesgo de desarrollar cáncer de páncreas aumenta de cuatro a cinco veces para una persona con un pariente de primer grado con cáncer de páncreas, de seis a siete veces para una persona con dos parientes de primer grado y 32 veces para una persona con tres parientes de primer grado con la enfermedad.

Es importante hablar con sus familiares sobre los antecedentes de cáncer de páncreas de su familia. Si cree que puede tener antecedentes familiares de cáncer de páncreas, hable con un asesor genético (en inglés) antes de realizarse cualquier prueba genética. Los asesores genéticos están capacitados para explicar los riesgos y los beneficios de las pruebas genéticas. Existen registros específicos para las familias con síndromes de cáncer de páncreas hereditario, y un asesor genético puede ayudarle a aprender más sobre estos.

Afecciones hereditarias raras. Los familiares con ciertas afecciones hereditarias poco frecuentes también tienen un riesgo significativamente mayor de cáncer de páncreas, así como otros tipos de cáncer; estos incluyen pancreatitis hereditaria (consulte más abajo), síndrome de Peutz-Jeghers (PJS; en inglés)melanoma maligno familiar y cáncer de páncreas (FAMM-PC; en inglés)síndrome de cáncer de mama y ovario hereditario (HBOC; en inglés)síndrome de Lynch (en inglés). Además, las personas que tienen síndrome de Li-Fraumeni (LFS; en inglés) y poliposis adenomatosa familiar (FAP; en inglés) pueden tener un mayor riesgo de cáncer de páncreas.

Pancreatitis crónica. La pancreatitis es la inflamación del páncreas, una enfermedad dolorosa del páncreas. En algunos estudios de investigación se sugiere que la pancreatitis crónica puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de páncreas.

Pancreatitis hereditaria. La pancreatitis hereditaria (hereditary pancreatitis, HP) es una afección asociada con la pancreatitis recurrente y un mayor riesgo de cáncer de páncreas. Obtenga más información sobre la pancreatitis hereditaria (en inglés).

Sustancias químicas. La exposición a ciertas sustancias químicas, como plaguicidas, benceno, determinadas tinturas y sustancias petroquímicas, puede aumentar el riesgo de presentar cáncer de páncreas.

Bacterias. Una bacteria común denominada Helicobacter pylori, y también H. pylori, causa inflamación y úlceras estomacales, y aumenta el riesgo de cáncer de estómago. La H. pylori también aumenta el riesgo de cáncer de páncreas, si bien el riesgo no es tan alto como el riesgo de presentar cáncer de estómago.

Infección por hepatitis B. Los virus de la hepatitis son aquellos que infectan el hígado. Un estudio ha demostrado que, en las personas con cáncer de páncreas, la evidencia de infección anterior por hepatitis B era el doble de común que en las personas sin este cáncer. Se necesita más investigación para conocer más sobre esta asociación.

Cirrosis. La cirrosis se presenta cuando las células del hígado se dañan y son reemplazadas por tejido cicatricial. En los Estados Unidos, la mayoría de los casos de cirrosis es consecuencia del consumo excesivo de alcohol. Otras causas son la hepatitis viral (consulte más arriba), el exceso de hierro en el hígado debido a una enfermedad denominada hemocromatosis, así como otros tipos de enfermedad crónica del hígado poco frecuentes.

Para continuar leyendo esta guía, use el menú ubicado al costado de la pantalla para seleccionar otra sección.