Cáncer de próstata: Síntomas y signos

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 01/2017

EN ESTA PÁGINA: encontrará más información sobre los cambios en el cuerpo y otras cosas que pueden indicar un problema que puede requerir atención médica. Para ver otras páginas, use el menú.

Con frecuencia, el cáncer de próstata se detecta mediante un análisis del PSA o un DRE en hombres que tienen la enfermedad en etapa inicial y no presentan síntomas ni signos; este proceso se denomina detección. Si se sospecha la presencia de cáncer de próstata en función de un análisis del PSA o un DRE, se requieren más controles y pruebas para diagnosticar cáncer de próstata. Cuando el cáncer de próstata provoca efectivamente síntomas o signos, generalmente se diagnostica en un estadio posterior. Estos signos y síntomas incluyen:

  • Micción frecuente.

  • Flujo miccional débil o interrumpido, o necesidad de hacer fuerza para vaciar la vejiga.

  • Sangre en la orina.

  • Urgencia de orinar frecuentemente por la noche.

  • Sangre en el líquido seminal.

  • Nueva aparición de disfunción eréctil.

  • Dolor o ardor al orinar, que es mucho menos frecuente.

  • Molestias al estar sentado, causadas por un aumento del tamaño de la próstata.

A veces, los hombres con cáncer de próstata no manifiestan ninguno de estos cambios. O bien, la causa de estos síntomas puede ser otra afección médica que no sea cáncer. Otras afecciones no cancerosas, como la BPH o un aumento del tamaño de la próstata, pueden producir síntomas similares. Los síntomas urinarios también pueden ser consecuencia de una infección u otras afecciones.

Si el cáncer se ha diseminado fuera de la glándula prostática, un hombre puede experimentar:

  • Dolor en la espalda, las caderas, los muslos, los hombros u otros huesos.

  • Hinchazón o edema en las piernas o los pies.

  • Pérdida de peso sin explicación.

  • Fatiga.

  • Cambio en los hábitos intestinales.

Si le preocupa algún cambio que ha experimentado, hable con su médico. Su médico le preguntará desde cuándo y con qué frecuencia ha experimentado el (los) síntoma(s), entre otras preguntas. Esto es para ayudar a averiguar la causa del problema, es decir, el diagnóstico.

Si se diagnostica cáncer, el alivio de los síntomas sigue siendo un aspecto importante de la atención y del tratamiento para el cáncer. Esto también puede denominarse manejo de los síntomas, cuidados paliativos o atención médica de apoyo. Asegúrese de hablar con su equipo de atención médica sobre los síntomas que experimenta, incluidos cualquier síntoma nuevo o un cambio en los síntomas.

La siguiente sección de esta guía es Diagnóstico. Explica qué pruebas pueden ser necesarias para obtener más información sobre la causa de los síntomas. O bien, use el menú para elegir otra sección, a fin de continuar leyendo esta guía.