Cáncer de riñón: Panorama general

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 08/2015

EN ESTA PÁGINA: Encontrará información básica sobre esta enfermedad y las partes del cuerpo que puede afectar. Esta es la primera página de la Guía para el cáncer de riñón de Cancer.Net. Para ver otras páginas, use el menú ubicado al costado de la pantalla. Piense en ese menú como un mapa para recorrer esta guía completa.

Acerca de los riñones

Todas las personas tienen dos riñones, que están ubicados sobre la cintura, a ambos lados de la columna. Estos órganos con forma de frijol y de color marrón rojizo tienen el tamaño aproximado de un puño pequeño. Se encuentran más cerca de la parte posterior que de la parte anterior del cuerpo.

Los riñones filtran sangre para eliminar las impurezas, el exceso de minerales y sales y el excedente de agua. Por día, los riñones filtran aproximadamente 200 cuartos de galón de sangre para generar dos cuartos de galón de orina. Los riñones también producen hormonas que ayudan a controlar la presión arterial, la producción de glóbulos rojos y otras funciones corporales.

Aunque la mayoría de las personas tienen dos riñones, cada uno funciona de manera independiente. Eso significa que el cuerpo humano puede funcionar con menos de un riñón completo. Con la diálisis, un proceso de filtración mecanizado, es posible vivir sin riñones funcionales.

Acerca del cáncer de riñón

El cáncer de riñón se origina cuando las células sanas de un riñón o de ambos cambian y crecen sin control, y forman una masa llamada tumor. Un tumor puede ser maligno, indolente o benigno. Un tumor maligno es canceroso, lo que significa que puede crecer y diseminarse a otras partes del cuerpo. Un tumor indolente también es canceroso, pero este tipo de tumor raramente se disemina a otras partes del cuerpo. Un tumor benigno significa que el tumor puede crecer pero no se diseminará.

Tipos de cáncer de riñón

Existen varios tipos de cáncer de riñón:

  • Carcinoma de células renales. El carcinoma de células renales es el tipo más frecuente de cáncer de riñón en adultos, y representa hasta 85 % de los diagnósticos. Este tipo de cáncer se desarrolla en los túbulos renales proximales que forman el sistema de filtración de los riñones. Cada riñón tiene miles de esas diminutas unidades de filtración. Las opciones de tratamiento para el carcinoma de células renales se debaten más adelante en esta guía.

  • Carcinoma de células de transición. También se lo llama carcinoma urotelial y representa 10 % a 15 % de los diagnósticos de cáncer de riñón en adultos. El carcinoma de células de transición comienza en la zona del riñón en la que se acumula la orina antes de pasar a la vejiga, denominada pelvis renal. Este tipo de cáncer de riñón es similar al cáncer de vejiga (en inglés) y se lo trata de manera similar.

  • Sarcoma. Los sarcomas de riñón son infrecuentes. Este tipo de cáncer se desarrolla en los tejidos blandos del riñón, en la capa delgada de tejido conectivo que rodea al riñón, llamada cápsula, o en la grasa circundante. El sarcoma de riñón suele tratarse con cirugía. No obstante, el sarcoma generalmente reaparece en la zona del riñón o se disemina a otras partes del cuerpo. Es posible que se recomiende más cirugía o quimioterapia después de la primera cirugía.

  • Tumor de Wilms. El tumor de Wilms (en inglés) es más frecuente en los niños y recibe un tratamiento diferente al del cáncer de riñón en adultos. Este tipo de tumor tiene muchas más probabilidades de responder satisfactoriamente a la radioterapia y la quimioterapia que los otros tipos de cáncer de riñón cuando se combinan con cirugía. Esto ha originado un abordaje diferente del tratamiento.

Tipos de células renales cancerosas

Conocer de qué tipo de células está compuesto un tumor renal ayuda a los médicos a planificar el tratamiento. Los patólogos han identificado hasta 20 tipos distintos de células renales cancerosas. Los patólogos son médicos que se especializan en interpretar análisis de laboratorio y evaluar células, tejidos y órganos para diagnosticar enfermedades.

A continuación se enumeran los tipos de células renales cancerosas más frecuentes.

  • Células claras. Aproximadamente el 70 % de los cánceres de riñón son de células claras. Las células claras pueden tener un crecimiento que varía de lento (grado 1) a rápido (grado 4). El cáncer de riñón de células claras responde especialmente a la inmunoterapia y a la terapia dirigida (consulte la sección Opciones de tratamiento).

  • Papilar. El cáncer papilar de riñón se desarrolla en 10 % a 15 % de los pacientes. Se divide en dos subtipos, llamados tipo 1 y tipo 2. Actualmente, el cáncer papilar de riñón se trata de la misma manera que el cáncer de riñón de células claras. Sin embargo, muchos médicos recomiendan el tratamiento en un estudio clínico porque el tratamiento con terapia dirigida no suele ser tan exitoso en personas con cáncer papilar de riñón como en personas con cáncer de riñón de células claras.

  • Sarcomatoide. Este es el tipo más agresivo y de crecimiento más rápido de células renales cancerosas. Puede desarrollarse a partir de cualquier tipo celular, lo que incluye el cáncer de células claras, papilar y cromófobo.  Se llama sarcomatoide porque al examinarlo con el microscopio se asemeja al sarcoma.

  • Conducto colector. Es un cáncer raro que se comporta de modo similar al carcinoma de células de transición. El mejor tratamiento es la quimioterapia. Muchos médicos piensan que responde menos a la quimioterapia que el carcinoma de células de transición pero que responde más que los tipos de células claras o sarcomatoides.

  • Cromófobo. El cromófobo es otro cáncer raro que se diferencia de los otros tipos. Puede formar tumores indolentes.

  • Oncocitoma. Este es un cáncer renal de crecimiento lento que muy raramente se disemina.

  • Angiomiolipoma. El angiomiolipoma es un tumor benigno que tiene un aspecto único en una tomografía computarizada (CT o CAT [tomografía axial computarizada]) (consulte la sección Diagnóstico) y en la observación en un microscopio. Por lo general, es menos probable que crezca y se disemine. El mejor tratamiento suele ser la cirugía o, si es pequeño, la observación atenta.

¿Busca más que un panorama general?

Si desea obtener información introductoria adicional, explore estos artículos relacionados. Tenga en cuenta que estos enlaces lo llevan a otras secciones en Cancer.Net:

La siguiente sección de esta guía es Estadísticas y ayuda a explicar cuántas personas reciben un diagnóstico de esta enfermedad y las tasas de supervivencia generales. O bien use el menú ubicado al costado de la pantalla para elegir otra sección, a fin de continuar leyendo esta guía.