Leucemia - linfocítica aguda - ALL - en adultos: Factores de riesgo

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 11/2014

EN ESTA PÁGINA: Encontrará más información sobre los factores que aumentan la probabilidad de desarrollar ALL. Para ver otras páginas, use el menú ubicado al costado de su pantalla.

Un factor de riesgo es todo aquello que aumenta la probabilidad de que una persona desarrolle cáncer. Si bien los factores de riesgo con frecuencia influyen en el desarrollo del cáncer, la mayoría no provoca cáncer de forma directa. Algunas personas con varios factores de riesgo nunca desarrollan cáncer, mientras que otras personas sin factores de riesgo conocidos sí lo hacen. Sin embargo, conocer sus factores de riesgo y hablar con su médico al respecto puede ayudarle a tomar decisiones más informadas sobre el estilo de vida y la atención médica.

Se desconoce cuál es la causa de la ALL. En general, la ALL tiende a afectar a los niños y a los adultos mayores. Los siguientes factores pueden aumentar el riesgo que tiene una persona de desarrollar ALL:

Edad. Los niños menores de 15 años y los adultos mayores de 50 años tienen más probabilidades de desarrollar ALL.

Raza. Las personas de raza blanca son algo más propensas a presentar ALL que las personas de raza negra por motivos que aún no se comprenden.

Trastornos genéticos. Las personas con síndrome de Down, ataxia telangiectasia (en inglés), síndrome de Li-Fraumeni (en inglés), síndrome de Klinefelter, anemia de Fanconi, síndrome de Wiskott-Aldrich y síndrome de Bloom están expuestas a un riesgo más elevado de desarrollar ALL que la población en general.

Dosis altas de radiación. Las personas que han estado expuestas a niveles altos de radiación, como los sobrevivientes a largo plazo de bombas atómicas, pueden ser más propensas a desarrollar ALL. No se ha demostrado que la exposición a campos electromagnéticos o a líneas eléctricas de alto voltaje aumente el riesgo de una persona de desarrollar ALL.

Virus. En ocasiones, la ALL o los tipos específicos de linfoma pueden asociarse con infecciones virales anteriores, como el virus de la leucemia de células T humano tipo 1 o el virus de Epstein-Barr.

Investigaciones genéticas recientes han demostrado que es posible que muchos niños pequeños que presentan ALL hayan tenido cambios que son signos de la enfermedad en una cantidad muy pequeña de células antes de nacer, aunque pueden pasar varios años hasta que esta se presente y provoque síntomas. Hay más investigaciones en curso para tratar de comprender este hallazgo con más detalles.

Para continuar leyendo esta guía, use el menú ubicado al costado de la pantalla para seleccionar otra sección.