Leucemia - mieloide aguda - AML - infantil: Cómo sobrellevar los efectos secundarios

This section has been reviewed and approved by the Cancer.Net Editorial Board, 01/2013

EN ESTA PÁGINA: Encontrará más información sobre los pasos a seguir para ayudarle a sobrellevar los efectos secundarios físicos, sociales y emocionales. Esta página incluye varios enlaces que lo llevarán fuera de esta guía a otras secciones de este sitio web. Para ver otras páginas de esta guía, utilice las casillas de color ubicadas a la derecha de la pantalla o haga clic en “Siguiente” en la parte inferior.

El temor a los efectos secundarios del tratamiento (en inglés) es frecuente después de un diagnóstico de leucemia, pero puede ser útil saber que prevenir y controlar estos efectos es uno de los principales objetivos del equipo de atención médica de su hijo. Esto se denomina cuidados paliativos o atención de apoyo y es una parte importante del plan de tratamiento general, independientemente del estadio de la enfermedad.

Los efectos secundarios frecuentes de cada opción de tratamiento para la AML se describen en detalle en la sección Tratamiento. Obtenga más información sobre los efectos secundarios más frecuentes de la leucemia y los diferentes tratamientos, junto con las formas de prevenirlos o controlarlos. Los efectos secundarios dependen de diversos factores, incluidos el subtipo, la duración y la dosis del tratamiento (o de los tratamientos), y el estado de salud general de su hijo.

Antes de comenzar el tratamiento, hable con el médico de su hijo sobre los posibles efectos secundarios de cada tipo de tratamiento que recibirá su hijo. Pregunte qué efectos secundarios son más probables que ocurran, cuándo es probable que ocurran y qué se puede hacer para prevenirlos o aliviarlos. Además, pregunte sobre el nivel de cuidado que su hijo puede necesitar durante el tratamiento y la recuperación, puesto que los familiares y amigos suelen desempeñar un papel importante en el cuidado de un niño con AML. Obtenga más información sobre los cuidados.

Además de los efectos secundarios físicos, es posible también que se produzcan efectos psicosociales (emocionales y sociales). Se aconseja a los pacientes y a sus familiares que compartan sus sentimientos con un integrante del equipo de atención médica, quien puede ayudar con las estrategias para sobrellevar la enfermedad. Obtenga más información sobre la importancia de atender estas necesidades, entre ellas, las inquietudes acerca de cómo afrontar el costo de la atención médica de su hijo.

Durante el tratamiento y después de este, asegúrese de informarle al equipo de atención médica sobre los efectos secundarios que experimente su hijo, incluso si cree que no son graves. En ocasiones, los efectos secundarios pueden durar más allá del período de tratamiento, lo que se denomina efecto secundario a largo plazo. Un efecto secundario que se presenta meses o años después del tratamiento recibe el nombre de efecto tardío. El tratamiento de ambos tipos de efectos es un aspecto importante de los cuidados para supervivientes. Para obtener más información, lea la sección Después del tratamiento o hable con el médico de su hijo.

Para continuar leyendo esta guía, seleccione “Siguiente” (abajo, a la derecha) para ver una sección acerca de qué pruebas y controles necesitará su hijo después de finalizar el tratamiento para el cáncer. O bien, utilice las casillas de color ubicadas a la derecha de la pantalla para visitar una sección.