Leucemia - mieloide crónica - CML - en adultos: Panorama general

This section has been reviewed and approved by the Cancer.Net Editorial Board, 08/2014

EN ESTA PÁGINA: Encontrará información básica sobre esta enfermedad y las partes del cuerpo que puede afectar. Esta es la primera página de la Guía de Cancer.Net para la leucemia mieloide crónica. Para ver otras páginas, use el menú ubicado al costado de la pantalla. Piense en ese menú como en un mapa para recorrer esta guía completa.

Acerca de la leucemia

La leucemia es un cáncer de la sangre. Comienza cuando las células sanguíneas normales cambian y proliferan sin control. La leucemia mieloide crónica (chronic myeloid leukemia, CML) es un cáncer de las células formadoras de sangre, denominadas células mieloides, que se encuentran en la médula ósea. La médula ósea es el tejido esponjoso de color rojo que se encuentra dentro de los huesos grandes. En la mayoría de los casos, la CML causa un aumento de la cantidad de glóbulos blancos, como los neutrófilos o los granulocitos, que normalmente combaten las infecciones. A veces, la CML también se denomina leucemia granulocítica crónica, leucemia mielocítica crónica o leucemia mielógena crónica. Aproximadamente el 10 % de las personas con leucemia tienen CML.

Acerca del cromosoma Filadelfia

Las personas con CML tienen un cambio o una mutación genética en las células de la médula ósea que se desarrollan a partir de un daño que ocurre al azar, después de que nacen y no existe ningún riesgo de que transmitan el gen a sus hijos. Esta mutación específica se denomina una traslocación, que significa que parte de una larga cadena de genes denominada cromosoma se desprende y se vuelve a unir a otro cromosoma. En la CML, parte del cromosoma 9 se desprende y se une a una sección del cromosoma 22, y se forma lo que se denomina cromosoma Filadelfia o cromosoma F. Esto hace que dos genes denominados BCR y ABL se unan en un solo gen, denominado BCR-ABL. Esto se observa sólo en las células formadoras de sangre, no en otros órganos del cuerpo. El gen BCR-ABL hace que las células mieloides produzcan una enzima anormal, denominada proteína de fusión, que permite que los glóbulos blancos proliferen sin control.

Acerca de la CML

Comúnmente, la cantidad de glóbulos blancos está controlada de forma estricta por el cuerpo: se producen más glóbulos blancos durante las infecciones o momentos de estrés, pero luego las cantidades vuelven a la normalidad cuando se cura la infección. En la CML, la enzima anormal BCR-ABL es como un interruptor atascado en la posición “encendido”, hecho que deriva en la estimulación constante de la proliferación y multiplicación de los glóbulos blancos. Además del aumento de glóbulos blancos, a menudo aumenta la cantidad de plaquetas que ayudan a que la sangre se coagule, y la cantidad de glóbulos rojos, que transportan oxígeno, puede disminuir.

¿Busca más que un panorama general?

Si desea obtener información introductoria adicional, navegue por estos temas relacionados. Tenga en cuenta que estos enlaces lo llevan a otras secciones en Cancer.Net:

Para continuar leyendo esta guía, use el menú ubicado al costado de la pantalla para seleccionar otra sección.