Linfoma de Hodgkin - Panorama general

Approved by the Cancer.Net Editorial Board, 10/2015

EN ESTA PÁGINA: Encontrará información básica sobre esta enfermedad y las partes del cuerpo que puede afectar. Esta es la primera página de la Guía para el linfoma de Hodgkin de Cancer.Net. Para ver otras páginas, use el menú ubicado al costado de la pantalla. Piense en ese menú como un mapa para recorrer esta guía completa.

Acerca del sistema linfático

El sistema linfático está formado por tubos delgados que se ramifican por todo el cuerpo. Su tarea es combatir las infecciones y las enfermedades. El sistema linfático transporta la linfa, un líquido incoloro que contiene linfocitos. Los linfocitos son un tipo de glóbulo blanco que forman parte del sistema inmunitario y ayudan a combatir los gérmenes en el cuerpo.

Existen diversos tipos de linfocitos, que incluyen:

  • Los linfocitos B, o células B, que producen anticuerpos para combatir las bacterias y otras infecciones.

  • Los linfocitos T, o células T, que destruyen los virus y las células extrañas y estimulan a las células B para que produzcan anticuerpos.

Ubicados en todo el cuerpo en diferentes áreas del sistema linfático existen grupos de órganos con forma de guisante denominados ganglios linfáticos. Los grupos más grandes de ganglios linfáticos se encuentran en el abdomen, la ingle, la pelvis, las axilas y el cuello.

Otras partes del sistema linfático también incluyen:

  • El bazo, que produce linfocitos y filtra la sangre.

  • El timo, que es un órgano ubicado debajo del esternón.

  • Las amígdalas, que están ubicadas en la garganta.

Acerca del linfoma de Hodgkin

El linfoma de Hodgkin, que solía denominarse enfermedad de Hodgkin, es uno de los muchos tipos de cáncer que se desarrolla en el sistema linfático. El linfoma se origina cuando las células sanas del sistema linfático cambian y crecen sin control. Este crecimiento descontrolado puede formar un tumor, comprometer muchas partes del sistema linfático o diseminarse a otras partes del cuerpo.

El linfoma de Hodgkin afecta con mayor frecuencia a los ganglios linfáticos del cuello o el área entre los pulmones y detrás del esternón. También puede comenzar en grupos de ganglios linfáticos debajo de un brazo, en la ingle, en el abdomen o en la pelvis.

Si el linfoma de Hodgkin se disemina, puede hacerlo al bazo, al hígado, a la médula ósea o a los huesos. El linfoma de Hodgkin puede diseminarse a otras partes del cuerpo, pero esto es poco frecuente.

Esta sección cubre el linfoma de Hodgkin en adultos. Obtenga más información sobre el linfoma de Hodgkin en niños (en inglés) o el linfoma no Hodgkin en adultos.

Tipos de linfoma de Hodgkin

Hay diferentes tipos de linfoma de Hodgkin. Es importante conocer el tipo, ya que de ello depende cómo se trata el cáncer. Los médicos determinan el tipo de linfoma de Hodgkin observando bajo microscopio el aspecto de las células en una biopsia de tejido (consulte la sección Diagnóstico) y si las células contienen patrones anormales de determinadas proteínas.

La Comisión Conjunta Estadounidense para el Cáncer (American Joint Committee on Cancer, AJCC) reconoce 2 categorías principales de linfoma de Hodgkin: linfoma de Hodgkin clásico, que se divide en 4 subtipos según la apariencia de las células y linfoma de Hodgkin con predominio linfocítico nodular.

Linfoma de Hodgkin clásico (LHC)

El LHC es el tipo de linfoma de Hodgkin más frecuente. Se presenta alrededor del 95 % de las veces. Se diagnostica LHC cuando se encuentran linfocitos anormales característicos, conocidos como células Reed-Sternberg. El LHC se divide en 4 subtipos diferentes:

  • Linfoma de Hodgkin con esclerosis nodular. El linfoma de Hodgkin con esclerosis nodular es el tipo de LHC más frecuente. Afecta hasta un 80 % de las personas diagnosticadas con LHC. El linfoma de Hodgkin con esclerosis nodular es más frecuente en adultos jóvenes, en especial las mujeres. Además de las células de Reed-Sternberg, hay franjas de tejido conectivo que se encuentran en el ganglio linfático. Este tipo de linfoma a menudo afecta los ganglios linfáticos en la parte central del pecho denominada mediastino.

  • Linfoma de Hodgkin clásico rico en linfocitos. Alrededor del 6 % de las personas con LHC reciben un diagnóstico de linfoma de Hodgkin clásico rico en linfocitos. Es más frecuente en hombres y, generalmente, compromete otras áreas a parte del mediastino. El tejido del ganglio linfático contiene muchos linfocitos normales, además de células de Reed-Sternberg.

  • Linfoma de Hodgkin con celularidad mixta. Este subtipo de linfoma se presenta en adultos mayores. Se desarrolla con mayor frecuencia en el abdomen y contiene muchos tipos diferentes de células, entre las que se incluyen grandes cantidades de células de Reed-Sternberg.

  • Linfoma de Hodgkin con agotamiento linfocítico. El linfoma de Hodgkin con agotamiento linfocítico es el subtipo menos frecuente de LHC. Solo alrededor del 1 % de las personas con LHC tienen este subtipo. Es más frecuente en adultos mayores; personas con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), el virus que causa el síndrome de inmunodeficiencia o SIDA; y personas en países no industrializados. El ganglio linfático contiene casi en su totalidad células de Reed-Sternberg.

Linfoma de Hodgkin con predominio linfocítico nodular

Alrededor del 5 % de las personas con linfoma de Hodgkin tiene linfoma de Hodgkin con predominio linfocítico nodular. A menudo se desarrolla en los ganglios linfáticos del cuello, la ingle o las axilas. Es más frecuente en pacientes más jóvenes.

El Linfoma de Hodgkin con predominio linfocítico nodular es más parecido a nivel genético y proteínico al linfoma no Hodgkin de células B. Las personas con esta clase de linfoma de Hodgkin no solo tienen células como las Reed-Sternberg sino también un marcador denominado CD20 en la superficie de las células del linfoma. El CD20 es una proteína que usualmente se halla en las personas a las que se le ha diagnosticado linfoma no Hodgkin de células B.

El linfoma de Hodgkin con predominio linfocítico nodular a menudo recibe un tratamiento diferente que el del LHC. Algunas personas con linfoma de Hodgkin con predominio linfocítico nodular no necesitan tratamiento inmediato, mientras que otras se pueden beneficiar con un plan de tratamiento que incluya radioterapia, quimioterapia o el anticuerpo monoclonal rituximab (Rituxan).

Las personas con linfoma de Hodgkin con predominio linfocítico nodular tienden a tener un muy buen pronóstico. Esto significa que el tratamiento tiene muy buenas probabilidades de tener éxito y ayuda a que el paciente se recupere. Sin embargo, una cantidad reducida de pacientes con linfoma de Hodgkin con predominio linfocítico nodular pueden desarrollar un tipo de linfoma no Hodgkin más agresivo denominado linfoma difuso de células B grandes a través de un proceso denominado transformación.

¿Busca más que un panorama general?

Si desea más información introductoria, explore el siguiente material. Tenga en cuenta que este enlace lo lleva a otra sección en Cancer.Net:

La siguiente sección de esta guía es Estadísticas y ayuda a explicar cuántas personas reciben un diagnóstico de linfoma de Hodgkin y las tasas de supervivencia generales. O bien use el menú ubicado al costado de la pantalla para elegir otra sección, a fin de continuar leyendo esta guía.