Linfoma no Hodgkin: Efectos tardíos del tratamiento

Approved by the Cancer.Net Editorial Board, 11/2014

EN ESTA PÁGINA: Descubrirá más sobre los efectos secundarios que pueden ocurrir mucho después de que haya finalizado su tratamiento para este tipo de linfoma. Para ver otras páginas, use el menú ubicado al costado de su pantalla.

Los pacientes que han sido tratados por un linfoma tienen un mayor riesgo de presentar otras enfermedades o afecciones más adelante, dado que la quimioterapia y la radioterapia pueden causar daños permanentes a partes sanas del cuerpo. Los tratamientos han mejorado en los últimos 30 años y, en la actualidad, los pacientes que han recibido un tratamiento para el linfoma recientemente tienen menos probabilidades de tener efectos tardíos. Sin embargo, todavía existen algunos riesgos. Por lo tanto, es importante que las personas reciban atención de seguimiento para detectar cualquiera de los efectos tardíos que se explican a continuación.

  • Las personas que recibieron radioterapia en la pelvis, altas dosis de ciclofosfamida y quimioterapia de dosis alta para trasplante de células madre corren riesgo de sufrir infertilidad. Obtenga más información sobre las preocupaciones de fertilidad y sobre las opciones para preservar la fertilidad en hombres y mujeres.

  • Todos los sobrevivientes de linfoma corren mayor riesgo que la población general de desarrollar un cáncer secundario. Este riesgo mayor continúa durante hasta 20 años después del tratamiento. Los tipos de cáncer secundario más frecuentes incluyen el cáncer de pulmón, de cerebro (en inglés), de riñón, de vejiga (en inglés) o melanoma (en inglés), linfoma de Hodgkin o leucemia.

  • Las mujeres que recibieron radioterapia en el tórax antes de los 35 años de edad tienen mayor riesgo de presentar cáncer de mama.

  • Los pacientes que recibieron quimioterapia con doxorrubicina o tratamiento de radioterapia en el tórax pueden correr más riesgo de desarrollar problemas cardíacos.

  • Los adultos que recibieron quimioterapia, como agentes alquilantes y metotrexato (varias marcas comerciales) o radioterapia en la región torácica, pueden correr riesgo de sufrir daño pulmonar y falta de aliento posteriormente en la vida.

  • Los pacientes que recibieron radioterapia en el cuello tienen mayor riesgo de sufrir insuficiencia tiroidea en el futuro.

  • Los pacientes que recibieron un trasplante de células madre pueden correr más riesgo de padecer síndrome mielodisplásico (myelodysplastic syndrome, MDS; en inglés) y leucemia mieloide aguda.

  • Los niños que recibieron radioterapia y quimioterapia en el cerebro y la región de la columna vertebral pueden correr riesgo de tener problemas del crecimiento, discapacidades del aprendizaje y pubertad tardía. Los niños adolescentes que reciben quimioterapia pueden tener más riesgo de presentar recuentos bajos de espermatozoides, mientras que las niñas adolescentes que reciben quimioterapia pueden tener más riesgo de presentar daños en los ovarios. Obtenga más información sobre la preservación de la fertilidad en niños con cáncer (en inglés).

  • Los niños que recibieron radioterapia corporal total (total body irradiation, TBI) como parte del proceso de trasplante de células madre pueden tener problemas de tiroides.

Obtenga más información sobre los efectos tardíos del tratamiento para el cáncer.

La siguiente sección ayuda a explicar las pruebas y los controles médicos que se requieren después de finalizar el tratamiento del cáncer. Use el menú ubicado al costado de la pantalla para seleccionar Después del tratamiento, o alguna otra sección para continuar leyendo esta guía.