Cáncer de ovario: Últimas investigaciones

This section has been reviewed and approved by the Cancer.Net Editorial Board, 05/2013

EN ESTA PÁGINA: leerá acerca de la investigación científica que se está realizando actualmente para obtener más información sobre este tipo de cáncer y cómo tratarlo. Para ver otras páginas de esta guía, utilice las casillas de color ubicadas a la derecha de la pantalla o haga clic en “Siguiente” en la parte inferior.

Los médicos están trabajando para obtener más información sobre el cáncer de ovario, cómo prevenirlo, cuál es el mejor tratamiento y cómo brindar los mejores cuidados a las personas a las que se les diagnosticó esta enfermedad. Las siguientes áreas de investigación pueden incluir nuevas opciones para los pacientes a través de estudios clínicos. Hable siempre con su médico sobre las mejores opciones de diagnóstico y tratamiento para su caso.

Detección. Un método de detección que calcula el riesgo de una mujer de padecer cáncer de ovario mediante el uso de su edad y los resultados de un análisis de sangre anual para CA-125 parece promisorio para detectar el cáncer de ovario en estadio temprano. Como se explicó en Diagnóstico, el CA-125 es una sustancia llamada marcador tumoral que se encuentra en niveles más altos en las mujeres con cáncer de ovario.

En septiembre de 2012, el Grupo de Trabajo de Servicios preventivos de EE. UU. (U.S Preventative Services Task Force) emitió un comunicado que informaba que para la población general de mujeres que no presentan síntomas, la detección de cáncer de ovario no es útil y puede conducir a daño. Sin embargo, para las mujeres con alto riesgo de cáncer de ovario debido a antecedentes familiares o a que son portadoras de la mutación BRCA (consulte Factores de riesgo) se recomiendan las pruebas de detección que incluyen exámenes de sangre para CA-125 y ultrasonido transvaginal.

Reducción del riesgo. Los médicos estudian si las vitaminas A y D y los medicamentos que detienen la inflamación, como los inhibidores de la COX-2, pueden reducir el riesgo que presenta una mujer de desarrollar cáncer de ovario.

Cirugía preventiva. Los estudios clínicos actuales están estudiando la cirugía para extirpar las trompas de Falopio o los ovarios antes de que comience la enfermedad (lo que se conoce como cirugía profiláctica) como una manera de reducir el riesgo de cáncer de ovario.

Terapia dirigida. La terapia dirigida es un tratamiento que actúa sobre los genes o las proteínas específicas del cáncer o las condiciones del tejido que contribuyen al crecimiento y la supervivencia del cáncer. Aunque no hay terapias dirigidas aprobadas por la Administración de Drogas y Alimentos (Food and Drug Administration, FDA) de EE. UU. para el cáncer de ovario, existen varias que incluyen bevacizumab (Avastin) y olaparib (AZD-2281) que tienen alguna actividad clínica significativa documentada, solo o en combinación con otros medicamentos. Muchos de los nuevos tratamientos dirigidos se encuentran también ahora en estudios clínicos. Cada vez más, los médicos están aprendiendo acerca de la biología del tumor individual de cada paciente a través de pruebas moleculares directas. Esta información puede ser útil en la adecuación de las pacientes con un estudio clínico para una terapia dirigida específica. Obtenga más información sobre la terapia dirigida.

Inmunoterapia. La inmunoterapia (también llamada terapia biológica) ayuda a estimular las defensas naturales del cuerpo para combatir el cáncer. Utiliza materiales producidos por el cuerpo o fabricados en un laboratorio para reforzar, identificar o restaurar la función del sistema inmunitario. Los investigadores están evaluando si los medicamentos para inmunoterapia, como el interferón, pueden reforzar la capacidad del sistema inmunitario para matar las células cancerosas. Las vacunas contra el cáncer son otro tipo de inmunoterapia que se está evaluando actualmente para el cáncer de ovario. Otras inmunoterapias se están desarrollando para identificar a las células inmunitarias específicas que pueden estar ayudando a las células cancerosas a sobrevivir. Obtenga más información sobre la inmunoterapia.

Terapia hormonal. Se están realizando investigaciones sobre el papel de los estrógenos y otras hormonas en el tratamiento del cáncer de ovario, lo que incluye el uso de tamoxifeno y los inhibidores de la aromatasa en el tratamiento del cáncer de ovario recurrente o avanzado.

Terapia genética. Un área de investigación promisoria está descubriendo cómo se pueden corregir o reemplazar los genes dañados en las células cancerosas de ovario. Los investigadores estudian el uso de virus especialmente diseñados para transportar genes normales hasta el núcleo de las células cancerosas y después reemplazar los genes defectuosos por genes funcionales.

Atención de apoyo. Se están realizando estudios clínicos con el objetivo de encontrar mejores formas de reducir los síntomas y los efectos secundarios de los tratamientos actuales para el cáncer de ovario, a fin de mejorar el bienestar y la calidad de vida de una mujer.

¿Desea obtener más información sobre las últimas investigaciones?

Si desea obtener información adicional sobre las áreas de investigación más recientes del cáncer de ovario, explore estos temas relacionados que la llevará fuera de esta guía:

Para continuar leyendo esta guía, seleccione “Siguiente” (abajo, a la derecha) para ver una sección sobre cómo sobrellevar los efectos secundarios de la enfermedad o su tratamiento. O bien, utilice las casillas de color ubicadas a la derecha de la pantalla para visitar una sección.