Linfoma de Hodgkin: Estadios

This section has been reviewed and approved by the Cancer.Net Editorial Board, 06/2014

EN ESTA PÁGINA: aprenderá acerca de cómo los médicos describen el crecimiento o la diseminación de un cáncer. Esto se conoce como estadio. También descubrirá qué factores de pronóstico ayudan a los médicos a predecir en qué medida funcionará el tratamiento. Para ver otras páginas utilice el menú ubicado al lado de la pantalla.

La determinación del estadio ayuda a definir la ubicación del linfoma de Hodgkin, si se ha diseminado o hacia dónde y si está afectando otras partes del cuerpo. Los médicos utilizan pruebas de diagnóstico para averiguar el estadio del cáncer; por lo tanto, la determinación no se completa hasta que se hayan realizado todas las pruebas. Conocer el estadio ayuda al médico a decidir cuál es el mejor tratamiento y puede ayudar a predecir el pronóstico de un paciente. Existen diferentes descripciones de estadio para los diferentes tipos de cáncer.
Al determinar el estadio del linfoma de Hodgkin, los médicos evalúan lo siguiente:

  • El número de áreas de ganglios linfáticos cancerosos
  • Si los ganglios linfáticos cancerosos están localizados, lo que significa que se encuentran solo en un área del cuerpo, o generalizados, lo que significa que se encuentran en muchas áreas del cuerpo.
  • Si los ganglios linfáticos cancerosos están a uno o a ambos lados del diafragma, el músculo delgado debajo de los pulmones y el corazón que separa la cavidad torácica del abdomen
  • Si la enfermedad se ha diseminado a la médula ósea, al bazo o a los órganos extralinfáticos (órganos externos al sistema linfático; se indican con una “E” más abajo), como el hígado, los pulmones o los huesos

El estadio del linfoma describe el grado de diseminación del tumor mediante el uso de los términos estadio I a IV (uno a cuatro). Tal como se explicó en la sección Síntomas, cada estadio también se puede subdividir en categorías “A” y “B” en función de la presencia o ausencia de síntomas específicos.

Estadio I. El cáncer se encuentra en una región de ganglios linfáticos.

Estadio II. Cualquiera de estas situaciones:

  • El cáncer se encuentra en dos o más regiones de ganglios linfáticos del mismo lado del diafragma (estadio II).
  • El cáncer afecta a un solo órgano y sus ganglios linfáticos regionales (aquellos ubicados cerca del lugar del linfoma), con o sin presencia de cáncer en otras regiones de ganglios linfáticos del mismo lado del diafragma (estadio IIE).

Estadio III. El cáncer se encuentra en áreas de ganglios linfáticos a ambos lados del diafragma (estadio III). Además, puede haber compromiso de un órgano extralinfático (estadio IIIE), compromiso del bazo (identificado con la letra “S” de “spleen”, estadio IIIS) o ambos (estadio IIIES).

Estadio IV. Hay compromiso diseminado (multifocal), lo que significa que el linfoma ha se ha diseminado a más de un área del cuerpo. Las regiones comunes de enfermedad diseminada incluyen el hígado, la médula ósea o los pulmones.

Recurrente. El linfoma recurrente es aquel que vuelve a aparecer después del tratamiento. Puede regresar en el área en la que se originó o aparecer en otra parte del cuerpo. La recurrencia se puede producir poco después del primer tratamiento o años más tarde. Si se produce una recurrencia, es posible que sea necesario volver a estadificar el cáncer (denominado reestadificación) mediante el uso del sistema mencionado anteriormente.

Factores de pronóstico

Además del estadio, los médicos utilizan otros factores de pronóstico a fin de ayudar a planificar el mejor tratamiento y predecir el éxito que este tendrá. En pacientes con linfoma de Hodgkin, varios factores pueden predecir si la enfermedad reaparecerá y qué tratamientos resultarán satisfactorios. Los pacientes se clasifican como de alto o de bajo riesgo en función de la cantidad de los siguientes factores de pronóstico que presentan.

Los factores que se consideran menos favorables y que conducen a un peor pronóstico incluyen:

  • Tener niveles bajos de albúmina sérica (un tipo de proteína), definido como menos de 4 g/l.
  • Tener la hemoglobina (recuento de glóbulos rojos) baja, definido como menos de 10,5 g/dl.
  • Ser hombre.
  • Tener 45 años de edad o más.
  • Tener la enfermedad de estadio IV.
  • Tener un recuento de glóbulos blancos mayor que 15.000 por milímetro cúbico de sangre (mm3).
  • Tener un recuento de linfocitos menor que 600 por mm3, menos del 8% del total del recuento de glóbulos blancos, o ambos.

Otros factores de pronóstico que se consideran, en especial para el linfoma de Hodgkin de estadio temprano incluyen:

  • Una mayor VSE (descrita en la sección Diagnóstico) se asocia con un pronóstico más desfavorable.
  • Las personas con linfoma de Hodgkin con predominio linfocítico, linfoma de Hodgkin con esclerosis nodular y linfoma de Hodgkin clásico rico en linfocitos tienen mejor pronóstico, en comparación con otros subtipos de linfoma de Hodgkin.
  • La presencia de una masa mediastínica grande, una gran masa nodular de linfoma en el centro del tórax que mide más de 10 centímetros (cm) se asocia con un pronóstico más desfavorable. Las masas mediastínicas pequeñas no se asocian con un pronóstico más desfavorable.
  • Tener un número mayor de sitios de ganglios linfáticos comprometidos se asocia con un pronóstico más desfavorable.

Datos utilizados con autorización de la AJCC, Chicago, Illinois. La fuente original de este material es el AJCC Cancer Staging Manual, séptima edición (2010) publicado por Springer-Verlag New York, www.cancerstaging.net.

La información sobre el estadio y los factores de pronóstico del cáncer ayudará al médico a recomendarle un plan de tratamiento. La próxima sección ayuda a explicar las opciones de tratamiento para este tipo de cáncer. Utilice el menú ubicado al lado de la pantalla para seleccionar Opciones de tratamiento o puede seleccionar otra opción para continuar leyendo esta guía.