Dolores de cabeza

This section has been reviewed and approved by the Cancer.Net Editorial Board, 12/2011

Prácticamente todos tenemos dolor de cabeza ocasional. Los dolores de cabeza se dividen en dos categorías principales: primarios y secundarios. Los dolores de cabeza primarios incluyen migrañas, cefaleas en racimo y cefaleas tensionales (también conocidas como dolores de cabeza por contracción muscular). Los dolores de cabeza secundarios están causados por otra afección o factor subyacente, como un tumor cerebral, una lesión en la cabeza, una infección o un medicamento. Tanto el dolor de cabeza primario como el secundario son frecuentes en las personas con cáncer.

Un aspecto importante del tratamiento y la atención del cáncer es aliviar los efectos secundarios, lo que también se denomina control de los síntomas, cuidados paliativos o atención médica de apoyo. Si le preocupan los dolores de cabeza, hable con su médico o con otro integrante de su equipo de atención médica.

Síntomas

No todos los dolores de cabeza son iguales. Los síntomas del dolor de cabeza se describen según diversas características:

  • El momento: a qué hora del día se produce el dolor de cabeza. A veces, el momento de los dolores de cabeza brinda una pista de su causa. Por ejemplo, los dolores de cabeza que se producen más tarde en el día a menudo son tensionales.
  • La frecuencia: cada cuánto se produce el dolor de cabeza, como ocasionalmente, todas las semanas o todos los días.
  • Desencadenantes: los factores que causan un dolor de cabeza, como la exposición al frío, luces parpadeantes, ruidos fuertes o alimentos específicos.
  • La duración: cuánto dura el dolor de cabeza; puede ser de unos minutos a horas o días. Algunos dolores de cabeza comienzan y terminan repentinamente. Otros se producen y duran varias horas o días.
  • La ubicación: dónde se produce el dolor, por ejemplo, arriba de los ojos, en la frente o las sienes, en la nuca o en un lado de la cabeza.
  • La intensidad: el grado de dolor, de leve a intenso e incapacitante (que genera dificultad para moverse o hablar). Algunos dolores de cabeza comienzan siendo leves y se van intensificando gradualmente. En otros casos, el grado de dolor es constante.
  • La calidad: el tipo de dolor que se padece, como palpitaciones, dolor punzante, dolor agudo, presión o dolor sordo.

Además del dolor de cabeza, es posible que experimente síntomas adicionales relacionados con el dolor de cabeza. Ellos pueden incluir náuseas, vómitos, mareos, visión borrosa, sensibilidad a la luz o el sonido, fiebre, dificultad para moverse o hablar y dolor que empeora con la actividad.

Causas

Los dolores de cabeza pueden producirse por los siguientes factores:

  • Cánceres, incluidos el cáncer primario del cerebro y de la médula espinal, tumores de la glándula pituitaria, cáncer nasofaríngeo (cáncer de faringe), algunas formas de linfomas y linfoma que se ha diseminado al cerebro
  • Infecciones, como sinusitis (una infección de los senos, los pasajes huecos en los huesos de la cabeza) y meningitis (hinchazón de las membranas protectoras que cubren el cerebro y la médula espinal)
  • Algunos medicamentos quimioterapéuticos, como fluorouracilo (5-FU, Adrucil), procarbazina (Matulane)
  • Otros medicamentos, como algunos antibióticos, antieméticos (fármacos que ayudan a evitar o tratar los vómitos) y medicamentos para el corazón
  • Radioterapia en el cerebro
  • La inmunoterapia (también denominada terapia biológica) ayuda a estimular las defensas naturales del cuerpo para combatir el cáncer. Este tratamiento utiliza materiales producidos por el cuerpo o fabricados en un laboratorio para reforzar, identificar o restaurar la función del sistema inmunitario.
  • Otras afecciones o síntomas relacionados con el cáncer o los tratamientos para el cáncer, por ejemplo:                       
  • El estrés, la fatiga, la ansiedad y el insomnio (dificultad para dormir) también pueden generar un aumento en los dolores de cabeza

Diagnóstico

Informe a su médico o a cualquier otro integrante de su equipo de atención médica si está experimentando dolores de cabeza frecuentes o intensos, si el dolor de cabeza lo despierta en la noche, si observa un cambio en el patrón o la frecuencia de dolores de cabeza existentes o si los dolores de cabeza son nuevos y están asociados a otros síntomas.

Su médico determinará el tipo y la causa del dolor de cabeza en función de los síntomas, los antecedentes médicos y un examen físico. Una descripción completa de sus síntomas puede servirle al médico para hacer un diagnóstico preciso. Puede resultarle útil llevar un diario donde anotar los síntomas. El médico también puede solicitarle pruebas como análisis de sangre, una tomografía computarizada (TC; en inglés) (una imagen tridimensional del interior del cuerpo) o imágenes por resonancia magnética nuclear (RMN; en inglés) del cerebro (una RMN utiliza ondas y campos magnéticos para producir imágenes detalladas del cuerpo) u otras pruebas según el patrón y los síntomas asociados.

Tratamiento y control

En lo posible, para controlar los dolores de cabeza causados por una afección subyacente, como una infección, se controla la afección que produce el dolor de cabeza. Se pueden utilizar medicamentos para tratar los dolores de cabeza o reducir el dolor, pero es importante obtener la aprobación de su médico antes de tomar algunos analgésicos de venta libre. Los medicamentos frecuentemente utilizados para el tratamiento y la prevención de los dolores de cabeza incluyen los siguientes:

  • Analgésicos de venta libre, como paracetamol (Tylenol) e ibuprofeno (Advil, Motrin)
  • Analgésicos narcóticos de venta con receta, como la codeína
  • Antidepresivos tricíclicos
  • Triptanes, como el sumatriptán (Imitrex)
  • Esteroides, especialmente para tratar los dolores de cabeza generados por la diseminación del cáncer al cerebro
  • Antibióticos, si la causa del dolor de cabeza es una infección

Dormir lo suficiente, alimentarse bien y disminuir el estrés (en inglés) también pueden ayudar a reducir la cantidad y la intensidad de los dolores de cabeza.

Además de los tratamientos indicados por el médico, algunos pacientes han descubierto que la medicina complementaria (en inglés) ayuda a aliviar y prevenir los dolores de cabeza. Estas técnicas incluyen acupuntura (el uso de agujas finas en puntos específicos del cuerpo para aliviar el dolor), masajes, imágenes visuales y relajación. Hable con su médico o con cualquier otro integrante de su equipo de atención médica sobre cómo controlar los dolores de cabeza con medicina complementaria.

Más información

Control de los efectos secundarios

Preguntas que se deben hacer al considerar la medicina complementaria o alternativa