Obstrucción intestinal u obstrucción gastrointestinal (GI)

Approved by the Cancer.Net Editorial Board, 02/2017

Una obstrucción gastrointestinal (GI) se produce cuando se obstruye el tubo digestivo de una persona. El tubo digestivo está formado por el esófago, el estómago, el intestino delgado y el intestino grueso. Durante el proceso habitual de digestión, los alimentos y los líquidos se mueven a través del tubo digestivo. Las enzimas, los líquidos y los electrolitos ayudan al cuerpo a absorber los nutrientes durante este proceso.

Cuando una persona tiene una obstrucción GI, los alimentos y los líquidos no se pueden desplazar por el sistema como lo harían habitualmente. Una obstrucción GI puede ocurrir por algo que se encuentre dentro del tubo digestivo y obstruya el paso. También puede ser algo externo al tubo digestivo lo que provoque una obstrucción si presiona contra este y lo hace colapsar. Cuando hay una obstrucción, las contracciones intestinales que hacen que los alimentos se desplacen pueden producir un dolor intenso. Estos movimientos se denominan peristalsis. Si no se trata, la obstrucción GI constituye un problema grave, que incluso puede poner en riesgo la vida.

Las obstrucciones GI son más frecuentes para las personas con los siguientes tipos de cáncer:

  • Cáncer colorrectal

  • Cáncer de ovario

  • Cáncer de esófago

  • Cáncer de estómago

  • Cáncer de páncreas

Las obstrucciones GI también pueden ocurrir con muchos otros tipos de cáncer, si bien con menor frecuencia.

Causas de una obstrucción GI

Las siguientes son algunas de las causas de una obstrucción GI:

  • Heces (materia fecal) que se han endurecido y no pueden evacuarse

  • Torsión del intestino

  • Tejido cicatricial en el intestino

  • Tumor dentro del tubo digestivo

  • Tumor que presiona la parte exterior del tubo digestivo

Síntomas de una obstrucción GI

Las personas con obstrucción GI pueden tener los siguientes síntomas:

  • Náuseas

  • Vómitos que pueden contener alimentos, líquidos o medicamentos que se tomaron muchas horas antes del vómito

  • Dolor que disminuye después del vómito

  • Sensación de que los alimentos se traban mientras se desplazan por el tubo digestivo después de comer

  • Cólicos producidos por el movimiento de los intestinos al intentar desplazar los alimentos

  • Imposibilidad de realizar deposiciones o evacuar gases, pese a la necesidad de hacerlo

El alivio de los efectos secundarios es un aspecto importante de la atención y del tratamiento contra el cáncer. Se denomina cuidados paliativos o atención médica de apoyo. Hable con su equipo de atención médica sobre cualquier síntoma que pueda experimentar. Esto incluye nuevos síntomas o cambios en estos.

Tratamiento de la obstrucción GI

El tratamiento de una obstrucción gastrointestinal depende de la causa. Algunos métodos para tratar o controlar una obstrucción GI son los siguientes:

  • Enemas y otras opciones para aflojar o ablandar las heces en una obstrucción producida por heces duras.
  • Recibir nutrientes a través de una sonda intravenosa (i.v., por la vena) durante unos días en lugar de comer o beber. Esto puede ayudar a que el intestino descanse y revertir una torsión.
  • Usar un tubo, denominado sonda nasogástrica (NG), para extraer lo que esté en el estómago y evitar mayor dolor. La sonda NG se introduce a través de la nariz hasta el estómago.

Si estas opciones no liberan la obstrucción, es posible que sea necesario recurrir a lo siguiente:

  • Cirugía para despejar un paso para que los alimentos puedan desplazarse por el tubo digestivo.

  • Inserción de una sonda expansible denominada endoprótesis (stent) en el sitio de la obstrucción.

Recursos relacionados

Tipos de cáncer

Deshidratación

Efectos secundarios

Más información

Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute): complicaciones gastrointestinales