Control de los efectos secundarios a largo plazo del cáncer infantil

Approved by the Cancer.Net Editorial Board, 04/2017

Mire el video en inglés de Cancer.Net: Efectos tardíos del tratamiento del cáncer infantil, con la Dra. Lisa Diller, adaptado a partir de este contenido

Los efectos tardíos son afecciones que continúan o se desarrollan 5 años o más después del diagnóstico de cáncer. Algunos efectos tardíos aparecen muchos años después de completado el tratamiento contra el cáncer.

No todo niño que padeció cáncer desarrolla efectos tardíos. Sin embargo, es útil aprender sobre los efectos que su hijo podría experimentar. Pregúntele al equipo de atención médica de su hijo sobre cómo ayudarán a manejar, tratar o prevenir los efectos tardíos.

Antes del inicio del tratamiento

Pregúntele a un oncólogo pediátrico sobre los posibles efectos tardíos. El médico que se especializa en el tratamiento contra el cáncer infantil se conoce como oncólogo pediátrico.

Para comprender los riesgos del tratamiento, considere realizar estas preguntas:

  • ¿Cuáles son los posibles efectos tardíos del tratamiento recomendado?

  • ¿Podemos hacer algo para disminuir los riesgos de los efectos tardíos?

  • ¿Cuáles son los síntomas de los efectos tardíos?

  • ¿Qué debo hacer si observo un efecto tardío?

  • ¿Tiene experiencia en el cuidado de supervivientes del cáncer?

  • ¿Puede recomendar una clínica de seguimiento que se especialice en efectos tardíos?

Durante el tratamiento

Trabaje con el equipo de atención médica de su hijo para elaborar un resumen detallado del tratamiento. Entrégueselo a otros médicos que atiendan a su hijo. Actualícelo de manera regular.

Su hijo debe conservar siempre una copia del resumen del tratamiento. Ayudará a los médicos a proveer la mejor atención en la edad adulta.

Un resumen de tratamiento debe incluir:

  • el nombre y la fecha de nacimiento del paciente;

  • la fecha del diagnóstico del cáncer y de cualquier recurrencia;

  • el tipo de cáncer, incluidos el tipo de tejido o célula y el estadio o el grado;

  • el lugar del tratamiento;

  • el nombre y número de teléfono del oncólogo principal;

  • las fechas de inicio y finalización de los tratamientos;

  • tipo de fármaco y administración de la dosis de quimioterapia (si corresponde);

  • el área y la dosis de la radioterapia (si corresponde);

  • otra información del tratamiento. Por ejemplo, trasplante de médula ósea o transfusiones (si corresponde);

  • problemas relacionados con el tratamiento;

  • los efectos a largo plazo que pueden presentarse por el tratamiento;

  • recomendaciones de exámenes de detección y controles de efectos tardíos.

Considere usar el Tratamiento contra el cáncer y los planes de atención para supervivientes de la American Society of Clinical Oncology  (en inglés). Ellos brindan una manera conveniente de guardar esta información.

No se preocupe si han transcurrido años desde que terminó el tratamiento. Nunca es demasiado tarde para recopilar la información.

Después del tratamiento

Los exámenes de detección de seguimiento regulares son importantes después del tratamiento contra el cáncer. La atención temprana de seguimiento se centra en asegurarse de que el cáncer no ha regresado. Por lo general, los exámenes de detección de posibles efectos tardíos del tratamiento comienzan dentro de los 2 años de finalizado el tratamiento. La atención de seguimiento a largo plazo debe continuar durante la edad adulta. Ayuda a asegurar que los supervivientes se mantengan saludables.

Controles y exámenes de detección

Por lo general, un superviviente del cáncer infantil necesita un control, al menos, una vez por año. Durante el control, el equipo de atención médica realizará un examen físico. Es posible que también soliciten exámenes de detección. Estos pueden incluir:

  • análisis de sangre;

  • radiografías y otras pruebas de diagnóstico por imágenes; 

  • pruebas de cuán bien están funcionando ciertos órganos específicos (por ejemplo, un ecocardiograma para evaluar los músculos del corazón).

El Children’s Oncology Group (en inglés) provee recomendaciones en cuanto a los exámenes de detección que varían sobre la base del tratamiento del paciente y los antecedentes médicos. Hable con el equipo de atención médica de su hijo para descubrir qué exámenes de detección se necesitan. Pregunte con qué frecuencia los debe programar.

Clínicas de seguimiento

Muchos centros de atención médica ahora ofrecen servicios de seguimiento para los supervivientes del cáncer infantil.

Algunos supervivientes pueden continuar visitando a su oncólogo. Sin embargo, la mayoría de los supervivientes pueden visitar las clínicas de atención de seguimiento. El personal de la clínica está familiarizado con los posibles efectos tardíos del cáncer infantil. La clínica provee una variedad de servicios:

  • educa a los pacientes sobre los posibles efectos tardíos;

  • realiza pruebas de detección y controles de los efectos tardíos;

  • deriva a los pacientes a médicos especializados en las zonas del cuerpo afectadas por los efectos tardíos;

  • ayuda con los desafíos en la escuela y el trabajo relacionados con el tratamiento;

  • brinda acceso a apoyo emocional para los supervivientes y sus familiares;

  • ofrece educación y programas de bienestar;

  • educa a los pacientes para reducir las conductas que implican un riesgo, como el consumo de tabaco;

  • provee información sobre salud reproductiva;

  • ayuda a los pacientes a realizar la transición a la atención médica en la edad adulta;

  • ofrece ayuda con las cuestiones financieras y del seguro de salud.

Algunas clínicas ven a los supervivientes hasta sus 18 años de edad. Otras ven pacientes de cualquier edad.

Pídale ayuda al equipo de atención médica de su hijo para encontrar una clínica de seguimiento. Puede también revisar las listas provistas por el Pediatric Oncology Resource Center (Centro de Recursos de Oncología Pediátrica) (en inglés) y la National Children’s Cancer Society (Sociedad Nacional del Cáncer Infantil) (en inglés). Algunas clínicas ofrecen una única evaluación exhaustiva para desarrollar un plan de atención médica a largo plazo para los efectos tardíos.

Cómo sobrellevar los efectos tardíos

Los supervivientes pueden dudar acerca de recibir atención de seguimiento. Pueden sentirse cansados de la atención médica. O pueden temer descubrir otros problemas médicos. Sin embargo, puede ayudar saber que los efectos tardíos graves son raros, especialmente con los tratamientos actuales. Los exámenes de detección de los efectos tardíos pueden ayudar a encontrar problemas de forma anticipada, y esto puede hacer que sean más fáciles de manejar. Los supervivientes pueden también conocer las maneras de minimizar el riesgo de sufrir problemas médicos durante las visitas de seguimiento.

Minimizar el riesgo de los efectos tardíos

Estos consejos pueden reducir la gravedad de los efectos tardíos y el riesgo de sufrir cánceres secundarios y otras enfermedades:

  • no fume ni mastique tabaco, y evite el humo de segunda mano;

  • proteja la piel de la exposición excesiva al sol;

  • limite el consumo de alcohol;

  • no consuma drogas ilegales;

  • lleve una dieta saludable con bajo contenido de grasa y alto contenido de fibra;

  • haga ejercicio de forma regular;

  • aplíquese las vacunas recomendadas, tales como la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH).

Obtenga más información sobre la prevención del cáncer y sobre cómo llevar una vida sana.

Recursos relacionados

Efectos tardíos del cáncer infantil

La vida después del cáncer (en inglés)

Cáncer infantil (en inglés)

Más información

Children’s Oncology Group: Pautas de seguimiento a largo plazo para los supervivientes del cáncer en la niñez, la adolescencia y en el adulto joven

Instituto Nacional del Cáncer: Efectos tardíos del tratamiento contra el cáncer infantil