Pruebas y procedimientos

Las pruebas de diagnóstico más frecuentes se describen a continuación. Al momento de elegir una o más pruebas de diagnóstico, el médico tendrá en cuenta la edad de la persona y la afección médica, el supuesto tipo de cáncer, la gravedad de los síntomas y los resultados de las pruebas anteriores. Obtenga más información sobre las pruebas de diagnóstico para un tipo específico de cáncer. Y, no todas las personas necesitarán todas las pruebas disponibles. Conozca más sobre las pruebas y los procedimientos específicos que se utilizan frecuentemente en la atención del cáncer, pero que deben cuestionarse en determinadas situaciones (en inglés).

Ecografía

La ecografía utiliza ondas de sonido de alta frecuencia para crear una imagen de los órganos internos. Un tumor genera ecos diferentes de las ondas de sonido producidas por el tejido normal, de manera que cuando las ondas rebotan en la computadora y se transforman en imágenes, el médico puede localizar un tumor dentro del cuerpo.

Enema opaco

Un enema es un procedimiento que libera líquido en el recto y el colon a través del ano. El bario, que es un tinte especial denominado medio de contraste, es el líquido utilizado en un enema opaco. Cuando se realiza una radiografía, el bario se ve blanco brillante, delineando con claridad el colon y el recto. Entonces, las anormalidades, como inflamación, pólipos (crecimientos precancerosos) y el cáncer, se hacen visibles.

Gammagrafía ósea

La gammagrafía ósea es una prueba por imágenes diagnóstica utilizada para determinar si sus huesos están dañados a causa de cáncer o por alguna otra causa. La gammagrafía detectará el cáncer que ha comenzado en los huesos, así como también el cáncer que se ha metastatizado (diseminado) a los huesos desde otras partes del cuerpo. También puede registrar cómo está respondiendo al tratamiento el cáncer en los huesos.

Mamografía

La mamografía es un tipo de radiografía específicamente diseñada para ver las mamas. Las películas radiográficas producidas por la mamografía, que se denominan mamografías, pueden detectar pequeños tumores o irregularidades en las mamas.

Prueba de Papanicolaou

La prueba de Papanicolaou, también denominada citología vaginal, detecta el cáncer de cuello uterino y además puede hallar cambios prematuros en las células del cuello del útero de una mujer que, si no se tratan, podrían convertirse en cáncer. Si el médico trata estas células irregulares, la paciente tiene casi un 100 % de probabilidad de sanarse.

Prueba de sangre oculta en heces

La prueba de sangre oculta en heces (fecal occult blood test, FOBT) es un examen de diagnóstico utilizado para detectar sangre en las heces (materia fecal). La presencia de sangre en la materia fecal puede ser un signo de cáncer colorrectal u otros problemas, tales como pólipos (crecimientos que se desarrollan en la pared interna del colon y el recto) o úlceras.

Tacto rectal (DRE)

El tacto rectal (digital rectal exam, DRE) es una prueba de detección que permite al médico controlar la glándula prostática en los hombres o el colon inferior o el recto en los hombres y las mujeres para detectar cáncer y otras anormalidades. Además, junto con un examen vaginal, el DRE puede detectar el cáncer de útero y de ovarios en las mujeres. El DRE también puede utilizarse para controlar los demás órganos y estructuras de la pelvis.

Tipos de endoscopia

La endoscopia es un procedimiento que permite al médico ver el interior del cuerpo de una persona al introducir una herramienta denominada endoscopio. La mayoría de los endoscopios son tubos delgados con una potente fuente de luz y una cámara miniatura en el extremo que envía imágenes a una pantalla. Las imágenes ayudan a los médicos a ver las partes del cuerpo que de otro modo no podrían ver.