Conceptos básicos sobre el cáncer

Agudo: se refiere a los síntomas que comienzan y empeoran rápidamente, pero que no duran un largo período.

Benigno: se refiere a un tumor que no es canceroso. El tumor no suele invadir el tejido circundante ni diseminarse a otras partes del cuerpo.

Biopsia: la extirpación de una pequeña cantidad de tejido para su examen con microscopio. Otras pruebas pueden indicar la presencia de cáncer, pero solo la biopsia permite formular un diagnóstico definitivo. Obtenga más información sobre qué esperar durante una biopsia (en inglés).

Médula ósea: el tejido blando y esponjoso que se encuentra en el centro de los huesos grandes, donde se forman las células sanguíneas.

Cáncer: un grupo de más de 100 enfermedades diferentes que se pueden originar en casi cualquier parte del cuerpo. Se caracteriza por la proliferación celular anormal y la capacidad de invadir los tejidos circundantes. Obtenga más información acerca de los conceptos básicos sobre el cáncer (en inglés).

Carcinoma: el cáncer que se origina en la piel o en los tejidos que recubren el interior o cubren el exterior de los órganos internos.

Células: las unidades básicas que constituyen el cuerpo humano.

Quimioprevención: el uso de sustancias naturales, sintéticas (elaboradas en un laboratorio) o biológicas (provenientes de una fuente viviente) para revertir, disminuir o prevenir el desarrollo del cáncer. Obtenga más información acerca de la quimioprevención (en inglés).

Quimioterapia: el uso de medicamentos para eliminar las células cancerosas. Obtenga más información sobre la quimioterapia.

Crónico: se refiere a una enfermedad o una afección que persiste, por lo general, lentamente, por un largo período.

Prueba por imágenes: un procedimiento que crea imágenes de las partes internas del cuerpo, los tejidos o los órganos para realizar un diagnóstico, planificar el tratamiento, controlar si el tratamiento es eficaz u observar una enfermedad con el tiempo.

In situ: en el lugar. Se refiere al cáncer que no se ha diseminado al tejido circundante (también denominado cáncer no invasivo).

Cáncer invasivo: el cáncer que se ha diseminado fuera de la capa de tejido en la que se originó y que tiene la capacidad de crecer en otros tejidos o partes del cuerpo (también denominado cáncer infiltrante).

Análisis de laboratorio: un procedimiento que evalúa una muestra de sangre, orina u otra sustancia del organismo para realizar un diagnóstico, planificar el tratamiento, controlar si el tratamiento es eficaz u observar una enfermedad con el tiempo.

Leucemia: un cáncer de la sangre. La leucemia comienza cuando los glóbulos blancos normales cambian y crecen sin control. 

Cáncer localizado: el cáncer que está confinado al área en la que se originó y que no se ha diseminado a otras partes del cuerpo.

Ganglios linfáticos: pequeños órganos con forma de frijol que ayudan a combatir infecciones y que son parte del sistema linfático.

Sistema linfático: una red de pequeños vasos, conductos y órganos que transportan fluidos hacia y desde el torrente sanguíneo y los tejidos corporales. El cáncer puede extenderse hacia otras partes del cuerpo por el sistema linfático.

Linfoma: un cáncer del sistema linfático. El linfoma se origina cuando las células del sistema linfático cambian y se multiplican sin control, lo que puede formar un tumor.

Maligno: se refiere a un tumor que es canceroso. Puede invadir el tejido sano circundante o diseminarse a otras partes del cuerpo.

Masa: una protuberancia en el cuerpo.

Metástasis: la diseminación del cáncer del lugar en el que se originó a otra parte del cuerpo; las células cancerosas se pueden separar del tumor primario y viajar por el torrente sanguíneo o el sistema linfático a los ganglios linfáticos, el cerebro, los pulmones, los huesos, el hígado u otros órganos.

Oncólogo: médico que se especializa en el tratamiento de las personas con cáncer. Los cinco tipos principales de oncólogos son los oncólogos clínicos, ginecológicos, pediátricos, cirujanos y de radioterapia. Obtenga más información sobre los tipos de oncólogos (en inglés).

Oncología: el estudio del cáncer.

Patólogo: médico que se especializa en interpretar análisis de laboratorio y evaluar células, tejidos y órganos para diagnosticar enfermedades.

Pólipo: un crecimiento de tejido normal que suele sobresalir del revestimiento interno de un órgano, como el colon.

Precanceroso: se refiere a las células que tienen la posibilidad de convertirse en cancerosas. También se denominan premalignas.

Predisposición: la tendencia a tener una enfermedad que puede desencadenarse en determinadas condiciones. Por ejemplo, una predisposición genética a tener cáncer aumenta el riesgo de una persona de tener cáncer pero no se sabe con certeza si la persona lo tendrá. Obtenga más información sobre la genética (en inglés).

Cáncer primario: describe el cáncer original.

Pronóstico: la posibilidad de recuperación; una predicción del resultado de una enfermedad. Obtenga más información sobre las estadísticas de supervivencia (en inglés) que se usan para calcular el pronóstico de un paciente.

Sarcoma: un cáncer que se desarrolla en los tejidos que dan soporte y conexión al cuerpo, como la grasa y los músculos. Obtenga más información sobre el sarcoma.

Detección: el proceso de controlar si una persona tiene una enfermedad o una mayor probabilidad de tener una enfermedad cuando la persona no presenta síntomas.

Cáncer secundario: describe un nuevo cáncer primario (un tipo diferente de cáncer) que se desarrolla después del tratamiento del primer tipo de cáncer, o el cáncer que se ha diseminado a otras partes del cuerpo del lugar en el que se originó (consultar la definición de metástasis arriba).

Estadio: una manera de describir el cáncer, como dónde está ubicado, si se ha diseminado y hacia dónde, y si está afectando las funciones de otros órganos del cuerpo. Obtenga más información sobre el estadio (en inglés).

Tumor: una masa que se forma cuando las células normales comienzan a cambiar y crecen sin control. Un tumor puede ser benigno (no canceroso) o maligno (canceroso, lo que significa que se puede diseminar a otras partes del cuerpo).