El envejecimiento y el cáncer

Approved by the Cancer.Net Editorial Board, 04/2016

La edad es el mayor factor de riesgo para el desarrollo del cáncer. De hecho, el 60% de las personas que tienen cáncer tienen 65 años o más. De igual forma hay un 60% de sobrevivientes del cáncer. Si es un adulto mayor con cáncer, no está solo. Pero debe saber que la edad es solo un factor en el cáncer y el tratamiento.

El mejor plan de tratamiento para usted depende de su salud general, estilo de vida, deseos y otros factores. La información de estas páginas puede servir de ayuda para conocer sus opciones, manejar las inquietudes y planificar su tratamiento y recuperación.

Cómo la edad puede afectar el tratamiento del cáncer

Es importante saber cómo podrían afectarlo el cáncer y el tratamiento como adulto mayor. Puede planificar recibir ayuda durante el tratamiento. Si le preocupan cuestiones prácticas, como recibir tratamiento o pagarlo, informe a su equipo de atención médica. Pueden ayudarlo a identificar posibles medidas de ayuda.

La lista a continuación incluye consejos sobre la planificación para algunas situaciones comunes que podría enfrentar como adulto mayor.

  • Tiene otra enfermedad o discapacidad. Converse con su médico acerca de los medicamentos y el plan de tratamiento para todas sus afecciones. Asegúrese de que el médico que atiende el cáncer converse con sus otros médicos. Es importante que su todo su equipo de atención médica conozca su situación.

  • La preocupan la administración del tratamiento y las citas médicas. Converse con familiares y su equipo de atención médica acerca de las opciones. Muchas ciudades tienen servicios de micros especiales para personas con problemas de salud. Otras opciones incluyen transporte médico, viajes con amigos y familiares, y más. Un trabajador social del equipo de atención del cáncer puede ayudarle a conocer sus opciones.

  • Necesita ayuda con las actividades diarias. Por ejemplo con las compras, para vestirse o para ocuparse de su familia. Las opciones incluyen recibir ayuda de los amigos o familiares, contratación de alguna persona que lo ayude, o encontrar ayuda a través de una organización sin fines de lucro, centro senior o su comunidad espiritual.

  • Necesita ayuda con las comidas. La buena nutrición es una parte importante del tratamiento del cáncer. Durante el tratamiento, es especialmente más probable que los adultos mayores bajen de peso sin intentarlo. Esto puede ponerlo en riesgo de otros problemas de salud. Las opciones incluyen que amigos o familiares le traigan la comida, guardar alimentos que le apetezcan en la alacena, y ordenar comidas a un servicio si el presupuesto se lo permite.

Sitios web gratuitos en inglés como CaringBridge, Take Them a Meal y CareCalendar le permiten compartir sus necesidades. Los amigos y los familiares pueden usar el sitio web para registrarse para recibir ayuda. Obtenga información acerca de otras comunidades en línea que ofrecen ayuda (en inglés).

Si tiene afecciones médicas específicas

Ciertas afecciones de salud graves son más comunes en adultos de más de 65. Se incluyen:

  • Presión arterial alta

  • Cardiopatía

  • Enfermedad pulmonar

  • Diabetes

  • Enfermedad renal

  • Artritis

Su médico podrá abordar estas afecciones coexistentes cuando se manifiestan en el mismo momento que tiene cáncer. Además, los médicos denominan afecciones crónicas a las afecciones que duran varios días o semanas. Infórmese cómo las afecciones crónicas pueden afectar el cáncer y el tratamiento en adultos mayores.

Cómo puede ayudar una evaluación médica

Una evaluación médica es un control completo de su salud general. Puede ser una buena idea antes de iniciar el tratamiento. Contar con la mayor cantidad de información posible acerca de su salud ayuda al médico a asegurarse de ofrecerle un plan de tratamiento seguro y exitoso en la máxima medida posible.

Una evaluación médica a menudo incluye controlar los siguientes puntos.

  • Su salud física. Su médico puede realizar un examen físico completo, incluido el control de cualquier afección crónica y trabajar con sus otros médicos que pueden manejar estas afecciones.

  • Nivel de independencia. Por ejemplo, qué actividades puede hacer por su cuenta y con qué podría necesitar ayuda. Esto puede incluir el control del equilibrio, la velocidad de caminata, fuerza, razonamiento y memoria.

  • Visión y audición

  • Medicamentos

  • Hábitos de alimentación y peso

  • Salud emocional

  • Control de vejiga e intestinos

Su médico también conversará con usted acerca de su atención y apoyo durante el cáncer y el tratamiento.

Conocimiento de todas sus opciones de tratamiento

Antes de decidir sobre el tratamiento del cáncer, asegúrese de conocer todas sus opciones. Los estudios muestran que los médicos no siempre ofrecen a los adultos mayores todos los tratamientos disponibles. Puede ser por la preocupación por los efectos secundarios, pensar que usted quiere menos tratamiento por su edad, u otras razones. Por ende, los adultos mayores podrían recibir menos tratamiento que las personas más jóvenes. Esto podría significar:

  • Realizar menos pruebas, como biopsias, para conocer el estadio del cáncer. La biopsia es la extracción que realiza un médico de una pequeña muestra de tejido y la detección del cáncer.

  • Recibir un tratamiento más leve o no recibir ningún tratamiento, aun cuando varios estudios han demostrado que el tratamiento para el cáncer ayuda a los adultos mayores.

  • No ser invitado a participar en ensayos clínicos de cáncer (estudios de investigación en personas). Como el 60% de las personas con cáncer son adultos mayores, es muy importante que los estudios de investigación incluyan adultos mayores. Los médicos necesitan aprender qué tratamientos actúan mejor en personas de más de 65 años. También necesitan conocer cómo tales tratamientos podrían actuar en forma diferente en personas más jóvenes.

Sin importar qué edad tenga, usted tiene derecho a conocer todas sus opciones de tratamiento. Entonces puede tomar una decisión con su médico acerca del tratamiento para el cáncer.

Preguntas para informarse sobre sus opciones

Cuando se reúna con su médico por primera vez, considere hacer las preguntas a continuación. Tal vez quiera tomar nota de las respuestas. También puede llevar a alguien para que le ayude a recordar.

Preguntas acerca del cáncer que padece

  • ¿Cuál es el nombre y el tipo exacto de cáncer que padezco?

  • ¿Cómo lo diagnosticó?

  • ¿Qué pruebas me realizó? ¿Qué mostraron?

  • ¿Necesito más pruebas?

  • ¿En qué estadio está el cáncer y qué significa?

Preguntas acerca del tratamiento

  • ¿Cuáles son mis opciones de tratamiento?

  • ¿En qué ensayos clínicos puedo participar?

  • ¿Qué plan de tratamiento recomienda y por qué?

  • ¿Quién está a cargo de mi tratamiento? ¿De mi atención después del tratamiento?

  • ¿Cuáles son los posibles efectos secundarios del tratamiento? Dígame qué tengo que esperar que suceda durante el tratamiento y poco después. Además, ¿qué debo esperar que suceda en el largo plazo?

Preguntas acerca de la asistencia para el cáncer

  • ¿Quiénes forman mi equipo de atención médica? ¿Qué función cumple cada persona?

  • ¿Con quién puedo charlar acerca del costo de la atención del cáncer?

  • ¿Qué pasará después?

  • ¿Qué servicios de apoyo tengo a mi alcance y a disposición de mi familia?

Inquietudes emocionales y de estilo de vida

Como adulto mayor, podría tener que manejar los desafíos mentales y emocionales del cáncer mejor que algunas personas más jóvenes. Pero podría también tener diferentes inquietudes. Por ejemplo, si tiene más de 65 años de edad, podría estar preocupado acerca de:

  • Cómo el tratamiento podría afectar su capacidad para vivir solo.

  • Cómo la quimioterapia afectará la memoria.

  • Si puede tener una buena calidad de vida. Podría interesarle esto más que la cura a largo plazo.

A continuación incluimos algunas formas de planificar para las inquietudes emocionales y de estilo de vida específicas.

Cómo mantener la independencia. Esto puede significar vivir solo, ocuparse de sí mismo y estar a cargo de sus propias decisiones de atención médica. Si no tiene amigos o familiares cerca, un trabajador social de su equipo de atención médica puede ayudarlo a buscar ayuda. Muchos servicios para adultos mayores son gratuitos o de bajo costo.

Cómo mantenerse seguro durante el tratamiento. El cáncer, el tratamiento o las afecciones crónicas podrían dificultar su movilidad. Por ejemplo, la medicación podría marearlo. Antes de iniciar tratamiento, haga que su hogar sea lo más seguro posible. Esto puede incluir:

  • Agregar mejor iluminación, por ejemplo, agregar una lámpara en una habitación oscura o colocar una luz de noche en el baño.

  • Despejar el desorden, como papeles, cajas y otros artículos con los que podría tropezar.

  • Usar calzado o pantuflas robustos, y así evitar usar chancletas y tacos altos.

  • Agregar equipo de seguridad, como barandas en escaleras y baños. Verifique las escaleras en su casa para asegurarse de que pueda sostenerse de la baranda con facilidad. Considere colocar “barrales” en la ducha y cerca del inodoro para que lo ayuden a mantenerse estable.

Un trabajador social o servicio de enfermería a domicilio puede visitar su hogar y sugerir cambios que lo ayudarán a sentirse seguro.

Cómo sentirse menos solo. Si tiene más de 65 años, podría sentirse más solo que alguien más joven. Podría ser así porque su familia no vive cerca o usted se mudó a una nueva vivienda. O podría ser porque su cónyuge, familiares o amigos han muerto. Para sentirse menos solo, puede considerar:

  • Participar en un grupo de ayuda del hospital o clínica. Otras personas con cáncer comprenden su experiencia de una forma diferente a las personas que no han tenido cáncer.

  • Preguntarle al equipo de atención médica acerca de los recursos para la comunidad, como servicios de enfermería a domicilio.

  • Conversar con un consejero si se siente deprimido o ansioso.

  • Pasar tiempo con un grupo para algún pasatiempo o comunidad espiritual.

Converse con sus médicos, trabajadores sociales (en inglés) u otra persona del equipo de atención del cáncer. Su equipo puede darle más consejos e informarle acerca de los recursos locales.

Cómo satisfacer sus necesidades espirituales. Los estudios demuestran que las creencias espirituales son importantes para muchas personas con cáncer. La atención espiritual puede ser una parte importante para que pueda llevar mejor el cáncer. Por ejemplo, personas han solicitado los siguientes tipos de ayuda:

  • Querer que el equipo de atención médica comprenda que tienen inquietudes espirituales.

  • Querer que los médicos consideren sus creencias religiosas durante el tratamiento.

  • Querer que los médicos y líderes espirituales estén en contacto entre sí.

 Para incluir creencias espirituales en su tratamiento, usted puede:

  • Conversar con su médico acerca de cómo sus creencias afectan sus decisiones.

  • Conversar con su guía espiritual o capellán del hospital.

  • Solicitar al trabajador social de atención médica que le ayude a encontrar un consejero que comparta sus creencias.

  • Encontrar un grupo de ayuda donde pueda conversar sobre sus inquietudes espirituales.

Informarse más acerca del rol del capellán (en inglés) en la atención del cáncer.

Inquietudes financieras

Su equipo de atención médica a menudo ayuda a otras personas a realizar arreglos para los cuidados del cáncer. Esto incluye el manejo de costos. De modo que si está preocupado por lo pago del tratamiento, infórmele al médico, trabajador social u otros miembro del equipo de atención médica.

También es importante informarse qué costos pueden cubrir Medicare y otros programas de seguro. La información a continuación le brinda más detalles.

Medicare

Medicare es un programa de Estados Unidos que comenzó en 1965. Desde entonces, ha sido el principal proveedor de seguros para adultos a partir de los 65 años. Medicare tiene diferentes partes que cubren los diferentes servicios de la atención médica. Estas son:

  • Parte A: cubre la atención de internación (como atención en el hospital). También cubre la atención de enfermería especializada, cuidados para enfermos terminales y algunos cuidados en el hogar.

  • Parte B: cubre los servicios del médico y la atención ambulatoria (como en el consultorio del médico). También paga la terapia física y ocupacional y algunos insumos o equipos si los necesita por razones médicas.

  • Parte C: también se denomina Medicare Advantage. Esta parte de Medicare le permite usar los planes de seguro de Medicare de compañías privadas. Medicare aprueba las compañías. Ellas ofrecen atención de la Parte A y la Parte B. También podrían pagar los fármacos recetados.

  • Parte D: paga los fármacos recetados.

Medicare podría no cubrir todos los costos de atención médica. Las leyes de Medicare han cambiado en los últimos años. Dependiendo de su plan de Medicare, podría ser necesario que pague el 20% de los costos médicos si no tiene otro seguro. El pago del 20% de algunos tratamientos de cáncer puede continuar siendo muy costoso. Converse con un enfermero, trabajador social, asesor de pacientes u otro miembro del equipo de atención del cáncer para solicitar ayudar sobre cómo comprender los costos exactos de la atención del cáncer con Medicare.

Para obtener más información sobre Medicare, visite www.medicare.gov o llame al 800-633-4227.

Otros tipos de seguro

Usted podría tener un seguro no perteneciente a Medicare. En ese caso, es probable que cubra costos que Medicare no cubre. Esto puede incluir:

  • Deducibles: el monto que necesita pagar antes de que el seguro comience a pagar sus cuentas.

  • Coseguro: el monto de una factura por la que usted es responsable. A menudo es aproximadamente el 20%, aunque podría ser más o menos.

  • Copagos: un monto fijo que debe pagar en cada cita médica.

  • Otros gastos, dependiendo de su plan de seguro.

La Ley de Protección de Pacientes y Atención Accesible de 2010 (Patient Protection and Affordable Care Act) introdujo cambios que podrían afectarlo. Encuentre la información más reciente en www.CuidadoDeSalud.gov.

Medicaid es un programa financiado por el gobierno de Estados Unidos. Cada estado tiene su propio programa de Medicaid. Es para personas de más de 65 años que tienen recursos financieros limitados y bajos ingresos. Esto incluye personas en hogares de ancianos.

Otros tipos de seguro, como el seguro por discapacidad y cobertura de seguro para atención prolongada, pueden cubrir algunos gastos si el seguro médico no lo hace.

Podría necesitar ayuda extra para pagar el tratamiento si:

  • Tiene Medicare, pero no tiene otro seguro.

  • Su seguro no cubre los fármacos recetados. Los fármacos para el cáncer pueden ser muy costosos.

La mayoría de los hospitales y las clínicas tienen programas para ayudarlo. Infórmele al médico, enfermera o trabajador social si está preocupado acerca del costo del tratamiento. Un trabajador social o asesor financiero del hospital puede ayudarlo. Además, algunas organizaciones ayudan con los costos del tratamiento para el cáncer. Busque organizaciones que ofrecen ayuda financiera.

Obtenga más información sobre el manejo de los costos de la atención del cáncer.

Más información

Enlaces a apoyo y recursos (en inglés)

Cáncer en los adultos mayores