Poniéndose frente a frente con la patología de su cáncer

May 4, 2017
Kimberly H. Allison, MD

La Dra. Kimberly H. Allison, es la directora de patología mamaria de la facultad de medicina de la Universidad de Stanford en Stanford, CA. Es la autora de “Red Sunshine: A Story of Strength and Inspiration from a Doctor Who Survived Stage 3 Breast Cancer.” Sígala en Twitter: @DrKimAllison y @RedSunshineKim.

Hay un miembro de su equipo de atención médica que cumple una función vital en su diagnóstico y atención del cáncer que es posible que nunca conozca cara a cara: el patólogo. Un patólogo es un médico que analiza muestras de tejido que se le extraen durante una biopsia o una cirugía para hacer un diagnóstico.

Yo soy una patóloga; y una sobreviviente de cáncer. Cuando se me diagnosticó cáncer, estaba aterrada. Hay muchos factores desconocidos y mucha incertidumbre con los que hay que lidiar. Tenía 33 años y recién había dado a luz a mi segundo hijo. De repente, en vez de preguntarme qué empacar para el almuerzo de mi hija de preescolar antes de ir a trabajar, estaba preguntándome cómo sobreviviría para verla graduarse del preescolar el año siguiente.

Si bien no tenía ninguna sensación de seguridad sobre mi futuro, me consideraba increíblemente afortunada. A diferencia de muchos pacientes nuevos con cáncer, yo tenía el consuelo de saber mucho sobre mi diagnóstico y plan de tratamiento. Soy una patóloga especializada en diagnóstico de cáncer de mama; y se me había diagnosticado esa misma enfermedad. Por lo tanto, lo primero que quise saber fue: “¿Cuál es la patología exactamente?”

La clave para el tratamiento personalizado

Si se le diagnostica cáncer, comprender su patología le puede ayudar a comprender sus opciones de tratamiento. A menudo, las sutiles diferencias en una patología de cáncer pueden hacer una gran diferencia en cuanto a cuáles serían las mejores opciones de tratamiento.

La biología de mi cáncer de mama era agresiva, por lo tanto mi tratamiento era más agresivo también. Uno de los exámenes patológicos que se realizaron en mi muestra de biopsia mostró niveles elevados de una proteína llamada HER2. Esto significaba que podía recibir terapia dirigida a la HER2 diseñada para tratar mi tipo particular de cáncer de mama. La totalidad de la masa tumoral de 8 centímetros en mi pecho y en mis ganglios linfáticos desapareció.

Mi tratamiento para el cáncer funcionó porque el entendimiento de la patología de mi cáncer hizo que mi oncólogo eligiera los tratamientos más efectivos para mi cáncer.

En su mayoría, los pacientes no conocerán a los patólogos involucrados en la atención de su cáncer, sin embargo estos médicos cumplen una función fundamental en determinar cómo serán tratados. Aunque los patólogos puedan no conocer mucho a un paciente, sí conocen bien su cáncer. Y ese conocimiento se convierte en la pieza central de un plan de tratamiento del cáncer personalizado.

3 maneras de conocer su patología

  1. Obtenga una copia de su informe de patología. Puede pedirle esto a su oncólogo o cirujano. Pídale a su médico que analice el informe con usted y que le marque los puntos que ayudaron a determinar los tratamientos que se le ofrecen y su pronóstico.

  2. En ocasiones, es posible que pueda ver los portaobjetos que el patólogo usó para hacer el diagnóstico. Para mí fue terapéutico ver mis portaobjetos en directo. También me he sentado frente al microscopio con otras personas con cáncer de mama, explicando las diferentes características de sus patologías del cáncer. A menudo, estas pacientes tenían temas específicos que querían revisar.  

  3. Pregunte cómo se ha decidido su plan de tratamiento. Es importante recordar que la atención del cáncer es tanto un arte como una ciencia. A pesar de todos los estudios y ensayos clínicos que se han llevado a cabo, la medicina todavía está llena de zonas grises, tanto en términos de qué opciones de tratamiento son las mejores así como en algunas áreas que determinan la manera en que se usa la patología para hacer un diagnóstico.

¿Cómo sabe entonces si su patología es exacta? Pregúntele a su oncólogo si hay características inusuales, aspectos limítrofes o detalles específicos sobre la patología que hacen que las decisiones de tratamiento sean desafiantes. Pregúntele a su médico si el patólogo que hace el diagnóstico tiene mucha experiencia con el tipo de cáncer que tiene usted. Una segunda opinión de un patólogo que se especializa en su tipo de cáncer puede ayudar a aclarar la patología y o bien confirmar las decisiones de tratamiento o bien recomendar otras.

Una herramienta poderosa en las decisiones de tratamiento

Cada cáncer y cada paciente son diferentes. El tratamiento correcto para 1 paciente con cáncer, incluso con el mismo tipo y estadio que el suyo, puede no ser el tratamiento correcto para usted. Y personas que se someten a los mismos tratamientos para cánceres similares pueden tener resultados muy diferentes.

Si bien no podemos predecir los resultados el 100 % de las veces, el tratamiento del cáncer en función de una patología exacta está ayudando a más personas a vivir después del cáncer más que nunca. Yo le debo mi supervivencia a estas herramientas increíblemente poderosas. Y esto hace que me apasione aún más sobre mi trabajo como patóloga. 

Tags: