Cómo apoyar a un amigo que padece cáncer

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 04/2018

Mire el video de Cancer.Net en inglés: Cómo hablar con alguien que padece cáncer, con la Dra. Lidia Schapira, adaptado a partir de este contenido.

Si uno de sus amigos padece cáncer, es posible que usted se esté preguntando cuál es la mejor manera de apoyarlo. Si bien usted quiere ayudar, es posible que sea difícil saber qué decir o hacer.

Es importante que recuerde que no hay normas establecidas y cada amistad es diferente. Asegúrese de pensar en su dinámica exclusiva y deje que eso lo guíe cuando intente apoyar a su amigo. No se complique. Recuerde que a veces las pequeñas cosas son las que más importan.

Tómese un tiempo para prepararse

Estas son algunas cosas que debe considerar antes de hablar con un amigo que padece cáncer:

  • Procese sus propios sentimientos de antemano. Enterarnos que un amigo padece cáncer puede ser una novedad difícil de asimilar. Tómese el tiempo para reconocer y enfrentar sus propias emociones sobre el diagnóstico antes de ver a su amigo. De esta manera, puede mantener el foco en su amigo.

  • Obtenga información sobre el diagnóstico. Es posible que su amigo no quiera hablar sobre los detalles por muchos motivos. Puede ser cansador desde el punto de vista físico y emocional repetir la misma información a diferentes personas. Si es posible, el esposo/la esposa de la persona o un amigo en común puede darle la información básica. Escríbala y repítasela a esta persona para estar seguro de tener la información correcta. Si hay información que no se sabe o que no le dicen, no insista para que le digan más.

  • Piénselo desde la perspectiva de su amigo. Recuerde un momento en que usted estuvo asustado o se sintió enfermo. Piense en cómo se sintió. ¿De qué quería hablar? ¿Cómo quería que lo traten? También es posible que quiera prepararse para los cambios en la apariencia de su amigo. Fatiga, pérdida de peso y caída del cabello son efectos secundarios frecuentes del cáncer y de muchos tratamientos. Comience su visita al decir “Qué bueno verte” en lugar de hacer un comentario sobre cualquier cambio físico.

Consejos útiles al apoyar a un amigo

Si bien cada persona que padece cáncer es diferente, estas son algunas sugerencias generales para demostrar apoyo:

  • Pida permiso. Antes de visitarlo, darle consejos y hacerle preguntas, pregúntele si tiene ganas. Asegúrese de aclarar que no hay ningún problema si le dice que no.

  • Haga planes. No tenga miedo de hacer planes para el futuro. Esto le da a su amigo algo que proyectar, en especial porque el tratamiento para el cáncer puede ser largo y cansador.

  • Sea flexible. Haga planes flexibles que sean fáciles de cambiar en caso de que su amigo necesite cancelar o reprogramar el plan.

  • Ríanse juntos. Tenga buen sentido del humor y sea divertido cuando sea apropiado y necesario. Una conversación trivial o una historia graciosa pueden alegrarle el día a su amigo.

  • Permita la tristeza. No ignore los temas o sentimientos incómodos.

  • Pregunte cómo está. Hágase un rato para llamarlo y saber cómo está. Avísele a su amigo cuándo lo llamará. Además, dígale a su amigo que está bien si no le atiende el teléfono.

  • Ofrézcale ayuda. A muchas personas les cuesta pedir ayuda, pero es probable que su amigo aprecie que se la ofrezca. Puede ofrecer ayuda con tareas específicas, como cuidar a los niños, cuidar una mascota o preparar una comida. Si su amigo se niega a la oferta, no se lo tome de modo personal.

  • Cumpla con lo prometido. Si se compromete a ayudar, es importante que cumpla su promesa.

  • Trátelo como un igual. Intente no hacer que la afección de su amigo se interponga en su amistad. En la medida de lo posible, trátelo de la misma manera en que lo ha hecho siempre.

  • Hable de otros temas aparte del cáncer. Pregunte sobre los intereses, los pasatiempos y otros temas no relacionados con el cáncer. Las personas que están en tratamiento a veces necesitan un recreo de hablar sobre la enfermedad.

  • Lea su blog, página web o correos electrónicos grupales. Algunas personas que viven con cáncer eligen escribir un blog sobre su experiencia que pueden compartir con amigos y familia. O un familiar publica actualizaciones en una página web personal o envía un correo electrónico grupal. Manténgase al día con estas actualizaciones para que su amigo no tenga que repetir experiencias o información varias veces. Estas actualizaciones también son una gran manera de iniciar una conversación.

Qué decir

No tenga miedo de hablar con su amigo. Es mejor decir: “No sé qué decir”, que dejar de llamarlo o visitarlo por miedo.

Estas son algunas cosas que puede decir para ayudar a demostrar su atención y apoyo:

  • Lamento que te haya sucedido esto.

  • Si alguna vez tienes ganas de hablar, estoy aquí para escucharte.

  • ¿Qué estás pensando en hacer y cómo puedo ayudarte?

  • Me importas.

  • Estoy pensando en ti.

Estas son algunas frases que no ayudan:

  • Sé exactamente cómo te sientes.

  • Sé exactamente qué debes hacer.

  • Estoy seguro de que vas a estar bien.

  • No te preocupes.

  • ¿Cuánto tiempo te queda?

Recuerde: puede comunicarse con alguien de diferentes maneras, según cómo él/ella prefiera comunicarse. Si no ve a su amigo periódicamente, puede demostrarle que le importa mediante una llamada telefónica, un mensaje de texto o una video llamada. Dígale a su amigo que está bien si no responde.

Ofrézcale ayuda práctica

Su ayuda en las tareas cotidianas y los quehaceres del hogar a menudo es valiosa para un amigo que padece cáncer. Sea creativo con la ayuda que ofrezca. Recuerde que las necesidades de su amigo pueden cambiar, por lo que debe ser flexible y cambiar los planes según sea necesario. Dígale que está disponible en caso de que surja una necesidad imprevista.

Si recibir ayuda práctica es difícil para su amigo, puede recordarle gentilmente que no espera que le devuelva el favor y que lo hace porque él/ella le importa. Sin ser pesado, intente sugerir tareas específicas. Preguntar “¿Cómo puedo ayudar?” puede ser muy general y abrumador para su amigo. Aquí encontrará algunas sugerencias para comenzar:

  • Comprar comida y buscar recetas.

  • Ayudar con los quehaceres del hogar.

  • Preparar la cena y dejársela. Pregunte primero por las restricciones en la dieta.

  • Planificar una noche de comida comprada y películas junto a su amigo.

  • Cuidar a los niños, llevarlos e irlos a buscar a la escuela y a sus actividades, o coordinar citas para juegos.

  • Organizar una cadena telefónica o un equipo de apoyo para que se comuniquen con su amigo periódicamente.

  • Llevar a su amigo a una cita o a una reunión de grupo de apoyo. Ofrecer tomar notas durante una cita o acompañarlo durante un tratamiento.

  • Salir a caminar juntos.

  • Piense en las pequeñas cosas que su amigo disfruta y que hacen que su vida sea “normal”. Ofrézcale ayudar a que estas actividades sean más fáciles.

  • Ofrecer hacer cualquier llamada telefónica difícil. O reunir información sobre diferentes recursos que puede necesitar.

  • Busque pequeñas maneras de apoyar a su amigo si se decide a participar en una organización de recaudación de fondos o paseos.

Formar equipos de apoyo

Organizar un equipo de apoyo es una manera excelente de ayudar a un amigo que padece cáncer. Algunas comunidades en línea (en inglés) ofrecen herramientas para coordinar tareas entre amigos y cuidadores. Los calendarios en línea que se pueden compartir pueden ayudarlo a organizar actividades entre sus amigos y su familia. También puede hacer un calendario en papel y escribir diversas actividades y compromisos a mano. Asegúrese de que su amigo tenga acceso al calendario para que sepa qué esperar y cuándo.

Ideas para regalos

Es posible que haya momentos en los que quiera hacerle un regalo a su amigo. Como con cualquier regalo, tenga en cuenta los intereses y pasatiempos de su amigo. Un amigo cercano puede darle algo tonto o inusual. Un vecino o colega probablemente quiera darle algo más tradicional. Haga que los regalos sean divertidos, interesantes, importantes o triviales, según lo que más necesite su amigo en ese momento.

Algunas ideas incluyen:

  • Revistas, audiolibros, novelas, libros de cuentos cortos o poesías, o tarjetas de regalo para comprar material de lectura.

  • CD o tarjetas de regalo para música que se puede descargar.

  • DVD de películas, programas de televisión o documentales.

  • Fotos de amigos y familia.

  • Accesorios tales como aros, pulseras, bufandas, corbatas, sombreros o accesorios de belleza.

  • Crucigramas o sudoku.

  • Tarjetas para anotaciones o un cuaderno.

  • Un mensaje de video de la familia y los amigos.

  • Certificados de regalo para masajes, servicios de spa, restaurantes o pases para museos o una galería de arte.

  • Tarjetas de regalo para supermercados.

  • Servicio de limpieza del hogar.

  • Paquetes portátiles de suministros para pasatiempos para llevar un álbum de recortes, dibujar o bordar.

  • Pijamas o batas.

  • Globos.

  • Flores o plantas.

La amistad hace a la diferencia

Continuar la amistad y hacer actividades periódicamente después del diagnóstico de cáncer es una gran manera para seguir el proceso de curación. No se olvide de que los amigos también necesitan incentivo y apoyo después de que han terminado el tratamiento para el cáncer. Después del tratamiento, su amigo intentará encontrar su “nueva versión normal” en esta siguiente fase de la vida. Las amistades son una parte importante de eso. Con estas sugerencias prácticas en mente, su amistad puede marcar una diferencia duradera en una persona que vive con cáncer.

Recursos relacionados

Hablar con alguien que padece cáncer (en inglés)

Conceptos básicos sobre el cuidado del paciente