Diarrea

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 03/2019

La diarrea consiste en deposiciones frecuentes, líquidas o poco sólidas. Las deposiciones también se denominan heces.

Con la diarrea, las deposiciones se producen con más frecuencia de lo habitual. Su “valor de referencia” es la cantidad habitual de deposiciones que usted tiene por día.

Si tiene diarrea durante el tratamiento contra el cáncer, consulte a su equipo de atención médica sobre cómo controlarla. El alivio de los efectos secundarios es un aspecto importante de la atención y el tratamiento para el cáncer. Esto se denomina cuidados paliativos o atención de apoyo.

Causas de la diarrea

Las causas de la diarrea relacionadas con el cáncer y su tratamiento incluyen las siguientes:

  • Quimioterapia.

  • Inmunoterapia.

  • Cáncer que afecta al páncreas.

  • Radioterapia en la pelvis.

  • Extirpación de una parte del intestino.

  • Enfermedad de injerto contra huésped, un efecto secundario de un trasplante de médula ósea.

Las afecciones no relacionadas con el cáncer que pueden provocar diarrea incluyen las siguientes:

  • Enfermedad del intestino irritable o inflamatorio.

  • Infecciones virales.

  • Incapacidad de digerir determinados alimentos.

  • Infección con Clostridium difficile, una bacteria que causa diarrea.

  • Antibióticos.

Es posible que su equipo de atención médica realice pruebas médicas para averiguar qué está causando la diarrea.

Grados de la diarrea

Los médicos usan grados establecidos por el Instituto Nacional del Cáncer para describir la gravedad de la diarrea:

Grado 1. Tener hasta 4 deposiciones más por día que el valor de referencia de una persona.

Grado 2. Tener entre 4 y 6 deposiciones más por día que el valor de referencia de una persona.

Grado 3. Puede requerir tratamiento en el hospital o la clínica. Se caracteriza por varios factores:

  • Tener 7 o más deposiciones por día.

  • Incapacidad de controlar las deposiciones, algo que se conoce como incontinencia.

  • Problemas para satisfacer las necesidades diarias sin ayuda.

Grado 4. Afección potencialmente mortal que requiere cuidados intensivos inmediatos.

Riesgos de la diarrea

Si bien es incómoda, la diarrea leve no suele provocar problemas graves.

Sin embargo, la diarrea grave puede causar deshidratación y desequilibrio de electrolitos. Esto sucede cuando el organismo pierde demasiada agua. También puede provocar otros problemas de salud. Para evitar esos problemas, tome medidas para prevenir la diarrea o trátela apenas comienza.

Prevención y tratamiento de la diarrea

Las opciones de prevención y tratamiento dependen de los síntomas y la causa de la diarrea.

Consulte a su equipo de atención médica acerca de los medicamentos para prevenir la diarrea. Estos incluyen loperamida (Imodium) y una combinación de difenoxilato y atropina (Lomotil). Puede recibir estos medicamentos para la diarrea provocada por la quimioterapia.

Los investigadores están estudiando medicamentos para la diarrea causada por radioterapia en el área pélvica. Sin embargo, esos fármacos no han sido aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU.

Tenga en cuenta las siguientes opciones para ayudar a controlar la diarrea leve:

  • Evite el consumo de cafeína, alcohol, productos lácteos, grasa, fibra, jugo de naranja, jugo de ciruela y alimentos muy condimentados.

  • Evite medicamentos como laxantes, ablandadores de heces y la metoclopramida (Reglan). A veces, los médicos recetan metoclopramida para prevenir las náuseas y los vómitos provocados por la quimioterapia.

  • Ingiera comidas pequeñas con frecuencia. Además, elija alimentos fáciles de digerir. Algunos ejemplos son la banana, el arroz, el puré de manzana y las tostadas. Si la quimioterapia causa diarrea, el médico le puede recomendar una dieta con baja cantidad de residuos. Esto incluye alimentos con bajo contenido de fibra.

  • Beba agua y otros líquidos transparentes para prevenir la deshidratación. Es posible que las personas con deshidratación grave necesiten recibir líquidos por vía intravenosa (i.v.).

Si la diarrea que padece es más grave o no mejora después de intentar las opciones mencionadas, comuníquese con su equipo de atención médica. Según sus síntomas, el médico podría hacer lo siguiente:

  • Implementar cambios en sus medicamentos para la diarrea.

  • Controlar su nivel de electrolitos y/o administrarle líquidos por vía intravenosa.

  • Verificar si hay una infección que esté causando la diarrea.

  • Modificar el esquema o la administración de dosis de la quimioterapia.

A veces, la diarrea es provocada por el mal funcionamiento del páncreas. Esto ocurre en algunas personas con cáncer de páncreas. En esos casos, reemplazar las enzimas pancreáticas puede ayudar.

Recursos relacionados

Efectos secundarios de la quimioterapia

Efectos secundarios de la inmunoterapia

Efectos secundarios de la radioterapia

Más información

Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute): Diarrea