Náuseas y vómitos

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 11/2018

Las náuseas y los vómitos pueden producirse con muchos tratamientos para el cáncer. Las náuseas es sentirse asqueado, como si la comida que ingirió fuera a volver a subir. El vómito es cuando esto sucede realmente. Los alimentos, los líquidos y cualquier otra cosa que tenga en el estómago vuelven a subir. “Devolver” es otra expresión que significa vomitar.

Podría vomitar antes, durante o después de un tratamiento que cause náuseas y vómitos.

Causas de las náuseas y los vómitos cuando se tiene cáncer

Las causas de las náuseas y los vómitos pueden incluir:

  • Los fármacos que se usan para tratar el cáncer, incluida la quimioterapia y algunos tratamientos dirigidos

  • La radioterapia, especialmente en la columna vertebral, el abdomen o el área alrededor de las caderas (pelvis), la médula espinal, el abdomen y la pelvis. Tiene una mayor probabilidad de que tenga náuseas y vómitos si se somete a radioterapia de cuerpo entero, como antes de un trasplante de médula ósea o de células madre.

  • El cáncer que se disemina al cerebro.

  • Una obstrucción intestinal.

  • Cambios en los niveles normales de los minerales del cuerpo.

  • Infecciones o hemorragias en el estómago y los intestinos.

  • Los medicamentos para otras afecciones además del cáncer.

Posiblemente ha escuchado que el tratamiento para el cáncer siempre causa náuseas y vómitos, pero este no es siempre el caso. No todas las personas experimentan este efecto secundario.

Las náuseas y los vómitos leves pueden ser incómodos, pero por lo general no perjudican su salud. Los vómitos abundantes pueden causar problemas de salud, y los vómitos graves pueden hacer que deba abandonar el tratamiento para el cáncer. Informe a su médico si tiene náuseas o vómitos, incluso si son leves. Existen muchos tratamientos contra las náuseas disponibles en la actualidad. Podría tomar 1 medicamento, o una combinación de medicamentos para ayudarle.

Manejo de las náuseas y prevención de los vómitos

El alivio de los efectos secundarios, también denominado cuidados paliativos, es un aspecto importante de la atención y el tratamiento del cáncer. Los vómitos se pueden evitar con medicamentos adecuados para la mayoría de las personas que reciben tratamiento para el cáncer. El medicamento que previene los vómitos se denomina “antihemético”. Su equipo de atención médica puede recetarle medicamentos para que tome antes de recibir quimioterapia o radioterapia, y también después del tratamiento para que tome en su hogar.

¿Qué medicamentos causan náuseas y vómitos?

Algunos medicamentos tienen más probabilidades de causar náuseas y vómitos que otros. Obtenga información sobre los medicamentos orales (PDF; en inglés) e intravenosos (IV) (PDF; en inglés) que pueden causar náuseas y vómitos. Tenga en cuenta que este PDF lo llevará a un sitio web diferente de la American Society of Clinical Oncology (Sociedad Americana de Oncología).

También podría tener más probabilidades de sufrir náuseas y vómitos por la quimioterapia si:

  • Ha vomitado luego del tratamiento contra el cáncer en ocasiones anteriores.

  • Con frecuencia se siente descompuesto cuando viaja en automóvil o por movimiento.

  • Tiene menos de 50 años, especialmente si es mujer.

Opciones para prevenir los vómitos por los fármacos usados para el tratamiento para el cáncer.

La American Society of Clinical Oncology recomienda las siguientes opciones, en función del nivel de riesgo que un fármaco contra el cáncer específico causará náuseas y vómitos:

  • Riesgo elevado de náuseas y vómitos. Algunos tipos de quimioterapia y de terapia dirigida casi siempre causan náuseas y vómitos si se administran sin antiheméticos. Las opciones recomendadas para prevenir los vómitos de estos tratamientos se enumeran a continuación.

    • Los adultos generalmente reciben una combinación de 4 medicamentos para prevenir los vómitos:

      • Un antagonista del receptor NK1.

      • Un antagonista del receptor 5-HT3.

      • Dexametasona (disponible como fármaco genérico).

      • Olanzapina (Zyprexa).

    • Los niños generalmente reciben una combinación de 2 o 3 medicamentos para prevenir los vómitos. Estas pueden incluir:

      • Un antagonista del receptor 5-HT3.

      • Aprepitant (Cinvanti, Emend).

      • Dexametasona.

  • Riesgo moderado de náuseas y vómitos

    • Los adultos generalmente reciben una combinación de 2 o 3 medicamentos para prevenir los vómitos:

      • Un antagonista del receptor NK1 en ciertas instancias.

      • Un antagonista del receptor 5-HT3.

      • Dexametasona.

    • Los niños generalmente reciben una combinación de 2 medicamentos para prevenir los vómitos. Estas pueden incluir:

      • Un antagonista del receptor 5-HT3 y dexametasona (o aprepitant si un niño no puede recibir dexametasona).

  • Riesgo bajo de náuseas y vómitos.

    • Los adultos generalmente reciben un antagonista del receptor 5-HT3 o dexametasona.

    • Los niños generalmente reciben ondasetron (Zofran, Zuplenz) o granisetron (Sancuso, Sustol).

  • Riesgo mínimo de náuseas y vómitos. Los adultos y los niños generalmente no reciben medicamentos cuando el riesgo es muy bajo.

Opciones para prevenir los vómitos por la radioterapia

La American Society of Clinical Oncology recomienda las siguientes opciones, en función del nivel de riesgo que un tipo específico de radioterapia causará náuseas y vómitos:

  • Riesgo elevado de náuseas y vómitos. La radioterapia dirigida a todo el cuerpo casi siempre causa náuseas y vómitos sin antiheméticos. Para prevenir los vómitos, los pacientes generalmente reciben una combinación de 2 fármacos:

    • Un antagonista del receptor 5-HT3.

    • Dexametasona.

  • Riesgo moderado de náuseas y vómitos. Los pacientes generalmente reciben un antagonista del receptor 5-HT3. A veces se lo combina con dexametasona.

  • Riesgo bajo de náuseas y vómitos. Los pacientes que reciben radioterapia que es menos probable que cause náuseas y vómitos pueden recibir antiheméticos luego del tratamiento si sienten náuseas o vómitos.

    • Para las personas que recibieron radioterapia del cerebro, la dexametasona generalmente se usa si aparecen náuseas o vómitos.

    • Para las personas que recibieron radioterapia de la cabeza y el cuello, el pecho o la pelvis, un antagonista del receptor 5-HT3, dexametasona o un antagonista del receptor de la dopamina son opciones si aparecen náuseas o vómitos.

  • Riesgo mínimo de náuseas y vómitos. Los pacientes generalmente reciben un antagonista del receptor 5-HT3, dexametasona o un antagonista del receptor de la dopamina si aparecen náuseas o vómitos.

Los pacientes que reciben radioterapia junto con quimioterapia o terapia dirigida generalmente también reciben antiheméticos recomendados para la quimioterapia o terapia dirigida, a menos que estén recibiendo radioterapia con un riesgo mayor de náuseas y vómitos.

Obtenga más información sobre las pautas de la American Society of Clinical Oncology sobre la prevención de las náuseas y los vómitos causados por la quimioterapia o la radioterapia con medicamentos (en inglés). Tenga en cuenta que este enlace lo llevará a un sitio web diferente de la American Society of Clinical Oncology.

Cuando vomita antes del tratamiento

Si usted ya sintió náuseas o tuvo vómitos luego del tratamiento, también podría comenzar a sentirse mal antes del tratamiento. Informe a su médico si anteriormente se ha sentido mal luego del tratamiento. Podría ayudarle a reducir las probabilidades de que usted se vuelva a sentir mal, antes o después del tratamiento. Podría tomar medicamentos contra las náuseas o hacer otras cosas para prevenir los vómitos.

Otras maneras de sobrellevar las náuseas y los vómitos

Algunas maneras de ayudar a aliviar las náuseas y los vómitos no implican el uso de medicamentos. Incluyen las siguientes estrategias:

  • Distracción.

  • Relajación.

  • Enfocar la mente en una imagen, escena o idea positiva.

  • Acupuntura.

Algunos productos a base de hierbas podrían ayudar con las náuseas, como el jengibre. Hable con su médico antes de usar cualquier tratamiento alternativo o complementario (en inglés). Si su médico le receta medicamentos contra las náuseas, no deje de usarlos y no use otra cosa sin consultar a su médico.

Es posible que sienta curiosidad sobre el uso de la marihuana para aliviar las náuseas y los vómitos. Los médicos aún no tienen suficiente evidencia para recomendarla como tratamiento. Pero puede tomar medicamentos llamados dronabinol (Marinol o Syndros) y nabilona (Cesamet). Son formas sintéticas de cannabis, y la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. las ha aprobado como medicamentos. Usted podría probarlas si otros medicamentos contra las náuseas no son eficaces para usted.

Preguntas para hacerle a su equipo de atención médica

Considere hacer estas preguntas sobre las náuseas y los vómitos a su equipo de atención médica antes de comenzar el tratamiento.

  • ¿Hay probabilidades de que este tratamiento me cause náuseas y vómitos?

  • ¿Cómo puedo tratar las náuseas si llego a tenerlas?

  • ¿Cómo puedo prevenir los vómitos?

  • ¿Cree que ciertos medicamentos contra las náuseas funcionarán mejor para mí? ¿Por qué?

  • ¿Tienen estos medicamentos algún efecto secundario que deba saber?

  • ¿Con quién puedo hablar si tengo problemas para pagar el medicamento o si necesito uno que sea más económico?

Informe a su médico o a alguien más en su equipo de atención médica si tiene náuseas y vómitos. Ellos pueden ayudarle a tratar estos efectos secundarios lo antes posible.

Recursos relacionados

Efectos secundarios de la quimioterapia

Efectos secundarios de la radioterapia

Más información

Sociedad Americana contra el Cáncer: Control de las naúseas y los vómitos en casa

Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute): Náuseas y vómitos