Preguntas frecuentes sobre el COVID-19 y el cáncer: Respuestas para pacientes y sobrevivientes

April 3, 2020
Richard L. Schilsky, MD, FACP, FSCT, FASCO

Estimado amigo:

La American Society of Clinical Oncology (Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica) y la National Coalition for Cancer Survivorship (NCCS, Coalición Nacional para la Sobrevivencia del Cáncer) están trabajando juntas para proporcionar información acerca de cómo el coronavirus 2019 (COVID-19) podría afectar posiblemente la salud y la atención del cáncer de las personas diagnosticadas con cáncer. A continuación, se incluyen las respuestas del Director Médico y Vicepresidente Ejecutivo de la American Society of Clinical Oncology, el Dr. Richard Schilsky, a las preguntas clínicas más frecuentes sobre el COVID-19 que realizan los sobrevivientes de cáncer. No se usa los nombres individuales durante la preparación de las preguntas. La NCCS proporcionará respuestas a preguntas generales sobre el COVID-19 y la defensa del paciente en su sitio web, canceradvocacy.org. La misión de la NCCS es defender la calidad de la atención del cáncer para todas las personas afectadas por el cáncer. La American Society of Clinical Oncology representa a casi 45 000 profesionales de oncología que cuidan de las personas que tienen cáncer.

Tenga en cuenta que el personal de la American Society of Clinical Oncology y la NCCS no puede responder a preguntas médicas o legales personales ni proporcionar recomendaciones de tratamiento individuales. Esta información se proporciona únicamente con fines educativos y no sustituye a la consulta con su médico responsable u otro profesional de atención médica. Hable con su médico sobre todas las decisiones individuales acerca de la atención del cáncer. El uso de esta información está sujeto a los Términos de uso de la American Society of Clinical Oncology.

Esperamos que esta información sea útil para usted.

Atentamente,

Dr. Richard Schilsky
Director médico y 
Vicepresidente Ejecutivo, ASCO

Shelley Fuld Nasso
Directora General, NCCS

P1: ¿Puede describir brevemente qué significa estar “inmunocomprometido”?

El término “inmunocomprometido” hace referencia a las personas cuyo sistema inmunitario se considera más débil, más deficiente o menos resistente que el del adulto sano medio. El rol principal del sistema inmunitario es ayudar a combatir las infecciones. Las personas con sistemas inmunitarios comprometidos tienen un mayor riesgo de contraer infecciones, incluidas las infecciones virales, como el COVID-19. Existen muchos motivos por los que una persona podría estar inmunocomprometida: las afecciones de salud, como el cáncer, la diabetes o las cardiopatías, la edad avanzada o la elección de un estilo de vida, tal como tabaquismo, pueden afectar a los sistemas inmunitarios debilitados. Los pacientes con cáncer pueden tener un mayor riesgo de estar inmunocomprometidos según el tipo de cáncer que tengan, el tipo de tratamiento que reciban, otras afecciones y su edad. El riesgo de estar inmunocomprometido suele ser mayor durante el tiempo del tratamiento activo del cáncer, por ejemplo, durante el tratamiento con quimioterapia. No existe una prueba específica para determinar si una persona está inmunocomprometida, aunque hallazgos como un bajo recuento de glóbulos blancos o bajos niveles de anticuerpos (también llamados inmunoglobulinas) en sangre probablemente indiquen un estado inmunocomprometido.

P2: ¿Tener antecedentes de cáncer aumenta el riesgo de sufrir complicaciones de salud por el COVID-19 (coronavirus del síndrome respiratorio agudo grave 2, SARS-CoV-2)?

Al parecer, los pacientes con cáncer y los sobrevivientes de cáncer pueden tener un mayor riesgo de complicaciones de salud por el COVID-19. Esto no es sorprendente, dado que este grupo de personas, a menudo, está inmunocomprometido. También existe evidencia de un estudio (Liang et al., Lancet Oncol, http://dx.doiorg/10,1016/S1470- 2045 (20) 30096-6) en el que se informó que los pacientes con antecedentes de cáncer tuvieron una mayor incidencia de complicaciones graves, incluida la necesidad de recibir atención en la unidad de cuidados intensivos, respiración mecánica (estar conectado a un respirador) o la muerte, en comparación con otros pacientes que no tenían cáncer. Sin embargo, este es solo un estudio, y el pequeño número de pacientes con cáncer en ese estudio (18 pacientes) no puede necesariamente generalizarse a todos los pacientes con cáncer.

P3: ¿Haber recibido quimioterapia o radioterapia en el pasado aumenta el riesgo de contraer COVID-19 o tener un curso de la enfermedad más grave?

Hasta la fecha, no hay evidencia que sugiera que los tratamientos contra el cáncer aumentan el riesgo de contraer COVID-19, más o menos que cualquier persona que está expuesta al virus. Existen cierta evidencia de que los pacientes con cáncer pueden sufrir una infección más grave por COVID-19 si la adquieren, probablemente porque el cáncer y su tratamiento pueden contribuir a debilitar el sistema inmunitario, que a su vez puede reducir la capacidad de combatir las infecciones. Los pacientes que reciben tratamiento contra el cáncer también interactúan con el sistema de atención médica con mayor frecuencia que la población en general, por lo que una mayor exposición en ese entorno puede contribuir a un mayor riesgo de contraer una infección, pero eso no se sabe con certeza en este momento. Se recomienda a los pacientes que hablen con su equipo de atención del cáncer acerca de si las visitas clínicas que no son esenciales pueden omitirse, reprogramarse o realizarse por teléfono o videoconferencia. Tenga en cuenta, sin embargo, que la omisión del tratamiento contra el cáncer debido a la preocupación por el riesgo de infección por COVID-19 es una decisión grave y debe analizarla con su oncólogo.

P4: ¿Los sobrevivientes de cáncer deberían seguir las recomendaciones generales de salud pública emitidas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC)?

Totalmente. Las recomendaciones generales de salud público emitidas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU. tienen sentido en cualquier momento, pero más aún en épocas como la del brote del COVID-19. Cosas como mantener la distancia social, lavarse las manos frecuente y adecuadamente, evitar grandes multitudes, mantener las superficies limpias y desinfectadas, y no tocarse la cara cuando las manos no están limpias son todas buenas estrategias para cualquier persona, pero quizás aún más importantes para los pacientes con cáncer y los sobrevivientes que pueden estar inmunocomprometidos. Los CDC se mantienen al tanto de la situación y no hay ninguna razón específica por la que se necesiten medidas adicionales, como el uso de una mascarilla u otro aparato cuando no está enfermo, si ya se está siguiendo los consejos que están dando. Puede encontrar las pautas de los CDC aquí en su sitio web.

P5: ¿Qué consejo hay para los pacientes que reciben terapias orales contra el cáncer, como los inhibidores de las tirosina cinasas?

El cáncer es una afección grave que requiere tratamiento. Independientemente del tipo de tratamiento, el mejor consejo es que hable con su equipo de atención del cáncer acerca de si es necesario o no hacer alguna modificación en su esquema de tratamiento contra el cáncer. En ausencia de cualquier signo o síntoma de infección por COVID-19, es probable que el mejor curso de acción sea continuar con su tratamiento contra el cáncer.

P6: ¿Las personas que reciben terapias hormonales, como para cáncer de mama o los tipos de cáncer de ovario, tienen más riesgo de contraer el COVID-19 o tener una enfermedad más grave?

No hay evidencia específica que sugiera que las terapias hormonales pueden aumentar el riesgo de contraer el COVID-19 o de tener una enfermedad más grave. La mayoría de las terapias hormonales no suprimen el sistema inmunitario.

P7: Si un paciente con cáncer o sobreviviente del cáncer tiene síntomas tempranos, como fiebre o tos, ¿debe comunicarse con su médico oncólogo o médico de cabecera?

Si están recibiendo un tratamiento activo contra el cáncer, los pacientes deben ponerse en contacto con su oncólogo tratante por teléfono y hacer los arreglos necesarios. Si no están recibiendo un tratamiento activo, los sobrevivientes del cáncer deben ponerse en contacto por teléfono con su médico de cabecera y hacer los arreglos necesarios.

P8: Si una persona está a punto de comenzar la terapia contra el cáncer, ¿debe considerar postergar el tratamiento debido al COVID-19?

Existen muchos factores que deben considerarse al momento de tomar una decisión tan importante como postergar el tratamiento contra el cáncer para evitar una posible infección por COVID-19. Los pacientes deben hablar con el oncólogo que los trata sobre los riesgos de posponer el tratamiento frente al beneficio potencial de disminuir el riesgo de infección. Entre los temas para discutir se incluyen los objetivos del tratamiento contra el cáncer, la probabilidad de que el cáncer se controle con el tratamiento que se está planeando, la intensidad y los efectos secundarios del tratamiento contra el cáncer, y la atención médica de apoyo disponible para reducir los efectos secundarios del tratamiento.

P9: Tengo un catéter venoso centra. ¿Qué debo hacer si tengo que vaciarlo con frecuencia?

Hay evidencia que puede vaciarlo en intervalos que duran hasta 12 semanas sin un aumento de efectos adversos o daños. Hable con su equipo de atención oncológica sobre un programa de vaciar su catéter venoso central que sea apropiado para usted. También, pregunte si puede vaciarlo usted mismo si fuera necesario.

P10: Soy un sobreviviente de cáncer y recibo pruebas/estudios por imágenes/escaneos para detectar una recurrencia potencial. ¿Debo continuar de recibir estas pruebas?

Como recomendaron los CDC, en general se debe retrasar cualquiera visita a la clínica que sea posible sin riesgos al paciente. Esto incluye visitas de vigilancia para detectar las recurrencias de cáncer. En muchos casos, la frecuencia recomendada de las visitas para detectar una recurrencia de cáncer ya es un rango (por ejemplo, 3 a 6 meses). Sea posible extender el tiempo entre evaluaciones y mantener la frecuencia recomendada. Si desarrolla una síntoma nueva que puede indicar una recurrencia de cáncer, llame su equipo de atención de cáncer inmediatamente. No debe esperar para su próxima evaluación programada.

P11: ¿Qué puedo hacer para ayudar en la lucha contra COVID-19?

La cosa más importante que puede hacer es seguir las guías sanitarias de los CDC y los departamentos de salud locales y estatales, como se ha mencionado en pregunta 4.

Otra manera de ayudar es participar en una investigación como el estudio de Beat19, que puede encontrar en https://beat19.org/#about. Casi cualquier persona puede participar en esta investigación y puede aprender más sobre lo que ocurre antes, durante, y después de tener síntomas de COVID-19.

P12: ¿Hay algo que puedo hacer para mejorar mi salud general y mi sistema inmunológico?

Debe seguir las recomendaciones de su equipo de atención médica y las recomendaciones generales para una vida sana. No usa los productos del tabaco, coma una dieta saludable y balanceada con frutas y vegetales, haga ejercicios con frecuencia, duerma lo suficiente, y siga las guías del distanciamiento social y el lavado de las manos.

P13: Si tengo un retraso en mi atención o si tengo que cambiar mi prestador de servicios médicos para recibir la atención médica, ¿qué debo hacer con mi historia médica?

Si tiene que cambiar prestadores de servicios médicos, debe trasladar su historia médica al prestador nuevo. Es importante trasladar una historia médica completa, pero la información más importante es el informe de patología que se usó para establecer el diagnóstico de cáncer, las detalladas de cirugías o tratamientos de radiación, un resumen de quimioterapia administrada, y los resultados de sus estudios por imágenes, rayos X, y otras evaluaciones de cáncer recientes.

La NCCS proporcionará respuestas a preguntas generales sobre el COVID-19 y la defensa del paciente en su sitio web, canceradvocacy.org.

Share your thoughts on this blog post on Cancer.Net's Facebook and Twitter.