Reunión anual de la American Society of Clinical Oncology (ASCO) de 2022: mejora de la atención estándar para el cáncer pancreático avanzado y de adultos mayores con linfoma de células del manto

2022 ASCO Annual Meeting; #ASCO22
June 3, 2022
Greg Guthrie, ASCO staff

El tema de la reunión anual de la American Society of Clinical Oncology (ASCO) de 2022 es promover la atención equitativa del cáncer a través de la innovación. Del 3 al 7 de junio en Chicago, Illinois, y en línea, investigadores y médicos clínicos especializados en cáncer de todo el mundo se reunirán para analizar la investigación más reciente y cómo garantizar que todas las personas reciban la atención oncológica que necesitan.  

EN ESTA PÁGINA 

Algunas de las investigaciones destacadas que se presentarán hoy incluyen: 

La adición de nimotuzumab a la gemcitabina ayuda a algunas personas con cáncer pancreático avanzado a vivir más tiempo 

¿A quién afecta este estudio? A las personas con cáncer pancreático avanzado y sin mutación en el gen KRAS del tumor.    

¿Cuáles fueron los hallazgos de este estudio? El ensayo clínico de fase III NOTABLE (en inglés) demostró que la adición de una terapia dirigida denominada nimotuzumab a una quimioterapia estándar llamada gemcitabina ayudó a las personas con cáncer pancreático localmente avanzado o metastásico con KRAS en estado natural a vivir más tiempo. En el cáncer pancreático con KRAS en estado natural, el gen KRAS del tumor se encuentra en su forma natural y sin modificaciones. En su mayoría, los cánceres pancreáticos no tienen genes KRAS en estado natural. Saber si un tumor tiene un gen KRAS en estado natural o mutado puede ayudar a determinar qué tratamientos pueden estar disponibles.  

El nimotuzumab es un anticuerpo que se dirige al receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR, por sus siglas en inglés) en la superficie de una célula y puede ralentizar o detener el crecimiento de células tumorales que expresan niveles más altos del EGFR. Este medicamento se utiliza en China para tratar el cáncer nasofaríngeo (en inglés), un tipo de cáncer de cabeza y cuello, pero no está aprobado por la Food and Drug Adminsitration (FDA, Administración de Alimentos y Medicamentos) de los EE. UU. 

Este estudio se realizó en China con 92 personas con cáncer pancreático avanzado con KRAS en estado natural. Los participantes del estudio se dividieron de forma uniforme en 2 grupos. El primer grupo recibió nimotuzumab seguido de gemcitabina (Gemzar). La gemcitabina es un tratamiento estándar para el cáncer pancreático que se administra en China, los Estados Unidos y otros lugares. El segundo grupo recibió gemcitabina más un placebo (más información en inglés sobre los placebos en los ensayos clínicos sobre cáncer).  

Los participantes del grupo que recibió nimotuzumab más gemcitabina vivieron durante una mediana de casi 11 meses, mientras que los participantes que recibieron gemcitabina más un placebo vivieron durante una mediana de 8.5 meses. La mediana es el punto medio, lo cual significa que la mitad de los participantes vivieron más tiempo que la mediana y la otra mitad no. Al año, alrededor del 44 % de los participantes que recibieron nimotuzumab seguían vivos, en comparación con casi el 27 % de los participantes que no recibieron nimotuzumab. A los 3 años, alrededor del 14 % de los participantes que recibieron nimotuzumab seguían vivos, en comparación con casi el 3 % de los participantes que no recibieron nimotuzumab. El tratamiento con nimotuzumab más gemcitabina detuvo o ralentizó el crecimiento del cáncer durante una mediana de 4.2 meses. El tratamiento con gemcitabina sin nimotuzumab detuvo o ralentizó el crecimiento del cáncer durante una mediana de 3.6 meses.  

Los investigadores no observaron diferencias en las tasas de efectos secundarios entre estos 2 grupos de tratamiento. Los efectos secundarios graves más frecuentes en aquellos que recibieron la combinación de nimotuzumab fueron bajos niveles de plaquetas y glóbulos blancos.   

¿Qué significa esto para los pacientes? Para el 10 % al 15 % de los cánceres pancreáticos que tienen un gen KRAS en estado natural, la adición de nimotuzumab a la quimioterapia con gemcitabina puede cambiar el estándar de atención. 

Creemos que nuestro ensayo NOTABLE será un avance en el campo del cáncer pancreático. Los resultados de este ensayo pueden dar nuevas esperanzas a los pacientes con cáncer pancreático con KRAS en estado natural”.  

— Autor del estudio principal, Dr. Shukui Qin
Nanjing University of Chinese Medicine
Nanjing, China 

Volver arriba 

La adición de ibrutinib al tratamiento mejora la supervivencia sin progresión en un 50 % en adultos mayores con linfoma de células del manto   

¿A quién afecta este estudio? A las personas de 65 años o más que tienen linfoma de células del manto, un tipo de linfoma no Hodgkin.   

¿Cuáles fueron los hallazgos de este estudio? Los resultados del ensayo clínico de fase III SHINE (en inglés) revelaron que la adición de ibrutinib (Imbruvica) al tratamiento del estándar de atención actual para el linfoma de células del manto de diagnóstico reciente mejoró la supervivencia sin progresión en un 50 % con respecto al tratamiento estándar solo. La supervivencia sin progresión es el tiempo transcurrido durante y después del tratamiento en el que el cáncer no crece ni continúa diseminándose. 

El linfoma de células del manto es un tipo de linfoma no Hodgkin que se inicia en las células B. Aparece con mayor frecuencia en personas mayores de 60 años, y es mucho más frecuente en hombres que en mujeres. Los efectos secundarios de otros tratamientos frecuentes para el linfoma, como la quimioterapia intensiva o el trasplante de células madre/médula ósea, pueden ser un obstáculo significativo para usarlos, por lo que existe la necesidad de otros tratamientos eficaces para el linfoma de células del manto para este grupo de edad.  

La atención estándar para el linfoma de células del manto en adultos mayores emplea una combinación de quimioterapia denominada bendamustina (Treanda) combinada con una terapia dirigida llamada rituximab (Rituxan). Si la combinación logra la remisión del linfoma, se puede seguir con un tratamiento más prolongado con rituximab solo para evitar que el cáncer regrese (esto se denomina terapia de mantenimiento [en inglés]). En este estudio, los investigadores querían determinar si la adición de ibrutinib a la combinación de bendamustina más rituximab, seguida de la terapia de mantenimiento con rituximab, hacía que el régimen de tratamiento fuera más efectivo. El ibrutinib es un tipo de terapia dirigida denominada inhibidor de la tirosina-cinasa de Bruton que está aprobado por la FDA para tratar varios linfomas de células B.  

Este estudio incluyó a 523 participantes de 65 años o más con linfoma de células del manto de diagnóstico reciente, divididos en 2 grupos. Los participantes de ambos grupos recibieron la atención estándar, que fue bendamustina más rituximab, seguida de terapia de mantenimiento con rituximab en caso de respuesta al tratamiento. Hubo 261 participantes en el grupo que también recibieron ibrutinib y 262 participantes en el grupo que recibieron un placebo.  

Los investigadores hallaron que la mediana de la supervivencia sin progresión fue de casi 81 meses en aquellos que recibieron ibrutinib más atención estándar, en comparación con alrededor de 53 meses en aquellos que recibieron solo la atención estándar. La tasa de respuesta completa, en la que no hubo signos de cáncer en ninguna parte del cuerpo en las exploraciones ni en las pruebas, fue de alrededor del 66 % en el grupo de ibrutinib y de alrededor del 58 % en el grupo de atención estándar. En el grupo de ibrutinib, hubo 52 participantes que necesitaron tratamiento adicional para el linfoma, en comparación con 106 participantes en el grupo de atención estándar. Sin embargo, los investigadores no observaron diferencias entre los dos grupos en cuanto a la supervivencia general, que es el tiempo desde el diagnóstico o el inicio del tratamiento en el que los pacientes aún están vivos.  

En su mayoría, los participantes en ambos grupos experimentaron efectos secundarios de mayor grado, alrededor del 82 % de los participantes en el grupo de ibrutinib y alrededor del 77 % de los participantes en el grupo de atención estándar. Las mediciones de calidad de vida fueron similares para las personas en ambos grupos.   

¿Qué significa esto para los pacientes? La adición de ibrutinib a la atención estándar para personas mayores de 65 años con linfoma de células del manto de diagnóstico reciente mejora la supervivencia sin progresión.  

El estudio SHINE es el primer ensayo internacional de fase III que muestra un impacto positivo de ibrutinib combinado con el tratamiento del estándar de atención en esta enfermedad. La supervivencia sin progresión es sustancialmente más prolongada que las opciones de tratamiento frecuentes que se usan en la actualidad, lo cual constituye un avance clínico importante”.  

— Autor principal del estudio, Dr. Michael Wang
University of Texas MD Anderson Cancer Center
Houston, Texas 

Volver arriba 

Manténgase informado

Visite el blog de Cancer.Net  cada día de la reunión para conocer más aspectos científicos destacados de la reunión anual de la American Society of Clinical Oncology de 2022 y cómo la nueva investigación afectará la atención del paciente. También puede mantenerse al día con las noticias de la reunión siguiendo Cancer.Net en Facebook y Twitter, donde puede seguir el hashtag #ASCO22.

¿Le gusta lo que leyó aquí en Cancer.Net? Regístrese para recibir nuestro boletín electrónico Inside Cancer.Net todos los meses.

Share your thoughts on this blog post on Cancer.Net's Facebook and Twitter.