Lo que deben saber las personas con cáncer de mama y las sobrevivientes sobre el ejercicio después de una mastectomía

January 4, 2024
Sean Smith, MD

Sean Smith, MD, es el director médico del programa de rehabilitación del cáncer de University of Michigan Rogel Cancer Center’s. El Dr. Smith tiene énfasis clínico en la restauración de la función y la reducción de la carga sintomática en personas con antecedentes de cáncer. Trabaja en el comité editorial de Archives of Rehabilitation Research and Clinical Translation. Dirigió el American Society of Clinical Oncology (ASCO) Education Committee for Symptoms and Survivorship y actualmente es copresidente de American Academy of Physical Medicine and Rehabilitation’s Cancer Rehabilitation BOLD initiative. Su investigación se centra en la evaluación de la función en personas con cáncer. Puede seguir al Dr. Smith en Twitter.

Una mastectomía es un tipo importante de cirugía que los equipos oncológicos utilizan para tratar y a veces prevenir el cáncer de mama. Durante una mastectomía, un cirujano elimina toda la mama. Lamentablemente, después del procedimiento, puede ser más difícil usar el hombro y, a veces, puede presentar dolor. Cuando se combina con otras intervenciones contra el cáncer, como radioterapia o una disección de ganglios linfáticos axilares (en la que el cirujano elimina varios ganglios linfáticos debajo del brazo), el riesgo de desarrollar problemas después de una mastectomía aumenta.

Afortunadamente, hay ejercicios y herramientas de autocuidado que las personas pueden utilizar después de una mastectomía para reducir el dolor y mejorar el uso del hombro.

Cómo puede afectar a los músculos una mastectomía

Lo más importante que hay que recordar después de una mastectomía es que los músculos de la parte delantera del pecho, incluidos los que rodean el hombro, suelen tensarse. Esto puede deberse a diferentes motivos, como que el propio músculo se haya acortado, que se haya desarrollado tejido cicatricial o que los músculos se hayan visto afectados por la reconstrucción de mamas.

El músculo más grande y fuerte alrededor del hombro se denomina “pectoral mayor”. Este músculo realiza 2 acciones principales: tira de nuestro brazo hacia adelante y hacia adentro. Puede sentir su pectoral mayor al doblar el codo y llevarlo al pecho.

Aunque es bueno tener músculos fuertes, si el pectoral mayor se tensa demasiado, puede causar problemas a largo plazo. Por ejemplo, puede resultar difícil alcanzar la cabeza o la espalda. También puede hacer que otros músculos se estiren demasiado o incluso queden pinzados. Un músculo pectoral mayor tenso también puede provocar otros problemas en el hombro, como desgarros del manguito rotatorio, dolor muscular e incluso dolor de cuello.

Un buen programa de ejercicios es fundamental para prevenir problemas por mastectomía, incluidos aquellos que afectan a los músculos cercanos. El ejercicio también puede aliviar el dolor y la tensión existentes después de una mastectomía.

Qué considerar antes de hacer ejercicio después de una mastectomía

Antes de comenzar el ejercicio después de una mastectomía, debe asegurarse primero de que su cirujano le ha dado autorización para hacerlo. A menudo, puede haber algunas limitaciones para levantar peso y estirarse hasta que se haya curado. Sin embargo, normalmente se recomienda realizar algunos movimientos después del procedimiento, por lo que debe realizar ejercicios dentro de las limitaciones establecidas por su cirujano. Hable con su médico sobre cuánto tiempo tiene que esperar después del procedimiento para hacer ejercicio y qué tipo de ejercicio le recomiendan.

Si se sometió a una reconstrucción de mamas con un implante o un injerto, sus limitaciones pueden durar más que si se sometiera a una mastectomía sin estos procedimientos. Si está considerando la reconstrucción de mamas, hable con su cirujano sobre cómo puede afectar a su hombro, a medida que van apareciendo nuevas investigaciones sobre diferentes enfoques de reconstrucción y la función del hombro a largo plazo.

Comenzar a hacer ejercicio después de una mastectomía

Un buen programa de ejercicios después de una mastectomía comienza estirando el músculo pectoral mayor. Esto se puede hacer en una puerta, en un rodillo de espuma o en una superficie blanda y elevada similar, o con la ayuda de un fisioterapeuta o entrenador de ejercicios familiarizado con la cirugía. Para estirar el músculo pectoral mayor, coloque el antebrazo contra el marco de una puerta y dé un paso adelante, inclinándose lentamente en el estiramiento. Debe notarlo en el pecho.

Además de estirar el músculo pectoral mayor, es esencial fortalecer los músculos circundantes. Esto significa fortalecer la parte superior de la espalda lo máximo posible y darle a su cuerpo un conjunto sólido de músculos centrales para sostener el hombro y el cuello. Los ejercicios como pilates son excelentes, ya que no sobrecargan la espalda ni el cuello. El yoga (en inglés) y otros ejercicios también pueden ayudar. Estos ejercicios también pueden reducir el riesgo de otras posibles complicaciones después de una mastectomía, como el linfedema .

Cómo puede ayudar la rehabilitación del cáncer después de una mastectomía

Si ha estado lidiando con el dolor o la tensión a largo plazo después de una mastectomía y parece que no puede mejorar con estiramientos y ejercicios por su cuenta, puede ser útil acudir a un especialista en rehabilitación del cáncer. Hay médicos que están certificados en Medicina Física y Rehabilitación (Physical Medicine & Rehabilitation, PM&R) y están especializados en el tratamiento de los efectos del cáncer y la mejora de las funciones. Además, los fisioterapeutas pueden recibir la certificación para tratar los efectos de una mastectomía y pueden ser muy útiles para guiar a una persona a través de su programa de ejercicios y reducir el dolor. Por último, los terapeutas ocupacionales (en inglés) son expertos en prevenir daños y adaptar su vida en torno a una “nueva normalidad” para maximizar lo que puede hacer. También hay fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales que se especializan en terapia del linfedema, si es necesario. Hable con su equipo de atención de la salud para ver si una derivación a un especialista en rehabilitación del cáncer puede ser útil.

No todo el dolor y la tensión después de una mastectomía se deben a un acortamiento muscular. El dolor y la tensión también pueden estar causados por terminaciones nerviosas sensibles al tacto, músculos que con espasmos (calambre) o áreas de inflamación que están causando dolor. Un médico de PM&R debería poder evaluar y tratar estos problemas, incluso con procedimientos o medicamentos si la situación lo exige.

Es importante que cualquier persona que se haya sometido a una mastectomía entienda que la rehabilitación es una forma importante de prevenir el dolor y mejorar el uso del hombro y el brazo. Si se siente atascado, póngase en contacto con su cirujano o equipo de atención de la salud y solicite una derivación a un especialista en rehabilitación del cáncer. Es posible que sus problemas no sean obvios y es importante defender su bienestar general, incluso después de que finalice la cirugía.

El autor no tiene relaciones relevantes que revelar.

Category: 

Share your thoughts on this blog post on Cancer.Net's Facebook and Twitter.