Efectos secundarios de la quimioterapia

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 08/2017

Mire el video de Cancer.Net: Cómo controlar los efectos secundarios de la quimioterapia, con la Dra. Jyoti Patel (en inglés), adaptado a partir de este contenido.

La quimioterapia trata muchos tipos de cáncer de forma eficaz. Pero al igual que otros tratamientos, a menudo causa efectos secundarios. Los efectos secundarios de la quimioterapia son diferentes para cada persona. Dependen del tipo de cáncer, la ubicación, los fármacos y la dosis, y su estado de salud general.

¿Por qué la quimioterapia causa efectos secundarios?

La quimioterapia actúa sobre las células activas. Las células activas son células que están en crecimiento y se dividen en más células del mismo tipo. Las células cancerosas son activas, pero también lo son algunas células sanas. Esto incluye células de la sangre, la boca, el sistema digestivo y los folículos pilosos. Los efectos secundarios se producen cuando la quimioterapia daña estas células sanas.

¿Se pueden tratar los efectos secundarios?

Sí. Su equipo de atención médica puede ayudarlo a prevenir o tratar muchos efectos secundarios. En la actualidad, existen muchos más medicamentos para tratar los efectos secundarios que en el pasado. La prevención y el tratamiento de los efectos secundarios, denominados cuidados paliativos, es un aspecto importante del tratamiento del cáncer.

Los médicos y los científicos trabajan constantemente para desarrollar fármacos, combinaciones de fármacos y formas de administrar los tratamientos con menos cantidad de efectos secundarios. Muchos tipos de quimioterapias son más fáciles de tolerar que hace unos años atrás.

Efectos secundarios frecuentes de la quimioterapia

Diferentes fármacos causan diferentes efectos secundarios. Ciertos tipos de quimioterapia a menudo tienen efectos secundarios específicos. Sin embargo, la experiencia de cada persona es diferente.

Informe a su médico todos los efectos secundarios que perciba. En la mayoría de los tipos de quimioterapia, los efectos secundarios no reflejan qué tan bien está funcionando el tratamiento, pero sí es posible para algunos tipos de fármacos llamados terapias dirigidas.

A continuación, aparece una lista de los efectos secundarios frecuentes de la quimioterapia tradicional.

Fatiga. La fatiga es sentirse cansado o exhausto casi todo el tiempo. Es el efecto secundario más frecuente de la quimioterapia. Obtenga más información sobre cómo manejar la fatiga.

Dolor. La quimioterapia a veces causa dolor. Esto puede incluir:

  • Dolores de cabeza.

  • Dolor muscular.

  • Dolor estomacal.

  • Dolor por el daño nervioso, como ardor, entumecimiento o dolores punzantes, generalmente en los dedos de las manos y los pies.

La mayoría de los tipos de dolor relacionados con la quimioterapia mejora o desaparece entre los tratamientos. Sin embargo, el daño nervioso empeora con cada dosis. A veces cuando esto sucede, el fármaco que causa el daño nervioso se debe interrumpir. Pueden pasar meses o años para que el daño nervioso de la quimioterapia mejore o desaparezca. En algunas personas, nunca desaparece.

El tratamiento del dolor generalmente difiere en función de lo que lo causa. Es importante que hable con su equipo de atención médica sobre el dolor cuando reciba quimioterapia. Pueden haber otros motivos para el dolor además de la quimioterapia, como el cáncer mismo. Si el dolor está relacionado con la quimioterapia, el médico puede tratarlo de la siguiente manera:

  • Suministrando analgésicos.

  • Bloqueando las señales de dolor de los nervios al cerebro con tratamientos en la columna vertebral o bloqueos nerviosos.

  • Ajustando las dosis de la quimioterapia.

Obtenga más información sobre el dolor en el cáncer y cómo manejarlo.

Úlceras en la boca y la garganta. La quimioterapia puede dañar las células que se encuentran dentro de la boca y la garganta. Esto causa úlceras dolorosas en estas áreas, una afección denominada mucositis.

Las úlceras en la boca habitualmente se producen entre 5 y 14 días después de un tratamiento. Las úlceras se pueden infectar. Comer una dieta saludable y mantener la boca y los dientes limpios puede disminuir el riesgo de tener úlceras en la boca. Las úlceras en la boca en general desaparecen por completo cuando finaliza el tratamiento. Obtenga más información sobre cómo tratar la mucositis y la salud bucal durante el tratamiento del cáncer.

Diarrea. Algunas quimioterapias provocan heces líquidas o poco sólidas. Prevenir la diarrea o tratarla con anticipación lo ayuda a no deshidratarse (perder demasiada cantidad de líquido corporal). También ayuda a prevenir otros problemas médicos. Obtenga más información sobre cómo controlar la diarrea.

Náuseas y vómitos. La quimioterapia puede causar náuseas (sentirse mal del estómago) y vómitos. Si tiene estos efectos secundarios, y qué cantidad, dependerá de la dosis y los fármacos específicos. Los medicamentos adecuados que se administran antes y después de cada dosis de quimioterapia generalmente pueden prevenir las náuseas y los vómitos. Obtenga más información sobre las náuseas y los vómitos.

Estreñimiento. La quimioterapia puede causar estreñimiento. Esto significa no realizar deposiciones lo suficientemente seguido o tener dificultades para hacerlo. Otros medicamentos, como los analgésicos, también pueden producir estreñimiento. Beber suficiente cantidad de líquido, ingerir comidas equilibradas y realizar suficiente actividad física puede disminuir los riesgos de estreñimiento. Obtenga más información sobre cómo controlar el estreñimiento.

Trastornos de la sangre. Su médula ósea es el tejido esponjoso que se encuentra dentro de los huesos. Produce células sanguíneas nuevas. La quimioterapia afecta este proceso, por lo cual es posible que sufra efectos secundarios por tener tan pocas células sanguíneas. Generalmente la cantidad de células sanguíneas regresa a lo normal luego de completar la quimioterapia. Pero durante el tratamiento, un bajo recuento de células sanguíneas puede causar problemas y se debe controlar de cerca.

Su equipo de atención médica utiliza los siguientes análisis para detectar trastornos sanguíneos:

  • Hemograma completo (complete blood count, CBC; en inglés): este análisis muestra los niveles de glóbulos rojos (red blood cells, RBC) y glóbulos blancos (white blood cells, WBC) en la sangre.

    • No tener suficiente cantidad de glóbulos rojos produce un trastorno llamado anemia. Los síntomas incluyen fatiga, mareos y falta de aliento.

    •  No tener suficiente cantidad de glóbulos blancos produce un trastorno llamado leucopenia. Esto aumenta el riesgo de contraer infecciones. Cuando su nivel de glóbulos blancos es bajo, contraer una infección puede ser grave. Si esto sucede, debe tomar un antibiótico lo antes posible.

  • Recuento de plaquetas: este análisis mide la cantidad de plaquetas en la sangre. Las plaquetas son células que detienen el sangrado. Logran esto tapando los vasos sanguíneos dañados y ayudando a la sangre a coagular.

    • No tener suficiente cantidad de plaquetas produce un trastorno llamado trombocitopenia. Usted puede sangrar y tener moretones más fácilmente de lo normal.

Las dosis de quimioterapia generalmente se pueden ajustar para minimizar los bajos recuentos de células sanguíneas. También hay fármacos disponibles para tratar estos trastornos sanguíneos. Los fármacos ayudan a que la médula ósea produzca más células sanguíneas. Pueden ayudar a prevenir la leucopenia en personas con un riesgo elevado. Obtenga más información sobre cómo controlar la anemia, las infecciones y la trombocitopenia.

Efectos sobre el sistema nervioso. Algunos fármacos provocan daño nervioso. Esto puede causar los siguientes síntomas nerviosos o musculares:

  • Cosquilleo.

  • Ardor.

  • Debilidad o entumecimiento en las manos, los pies o en ambos.

  • Músculos débiles, sensibles, cansados o doloridos.

  • Pérdida del equilibrio.

  • Temblores.

También puede tener tortícolis, dolor de cabeza o problemas para ver, escuchar o caminar normalmente. Es posible que se sienta torpe. Estos síntomas por lo general mejoran con una dosis de quimioterapia inferior o después del tratamiento. Sin embargo, el daño a veces es permanente. Obtenga más información sobre cómo controlar los efectos secundarios sobre el sistema nervioso.

Cambios en el pensamiento y la memoria. Algunas personas tienen dificultad para pensar con claridad y concentrarse después de la quimioterapia. Los sobrevivientes de cáncer en general lo llaman “quimio cerebro”. Es posible que su médico lo denomine cambios cognitivos o disfunción cognitiva.

Problemas sexuales y reproductivos. La quimioterapia puede afectar su fertilidad. Para las mujeres, esta es la capacidad de quedar embarazadas y llevar adelante un embarazo. Para los hombres, la fertilidad es la capacidad de embarazar a una mujer. Sentirse cansado o descompuesto por el cáncer o el tratamiento también puede afectar su capacidad para disfrutar el sexo. Hable con su médico acerca de estos posibles efectos secundarios antes de comenzar el tratamiento. Obtenga más información sobre cómo controlar los efectos secundarios sexuales y reproductivos (en inglés).

Es posible que las mujeres deban realizarse una prueba de Papanicolaou antes de comenzar con la quimioterapia. Esto se debe a que la quimioterapia puede causar resultados engañosos en la prueba.

La quimioterapia puede causar daño al bebé en gestación, denominado feto. Esto es especialmente cierto durante los primeros tres meses de embarazo, cuando los órganos aún se están desarrollando. Si puede quedar embarazada durante el tratamiento, utilice un método anticonceptivo. Si queda embarazada, informe a su médico de inmediato. Obtenga más información sobre el embarazo y el cáncer (en inglés).

Pérdida del apetito. Es posible que coma menos de lo habitual, que no sienta hambre o se sienta satisfecho después de comer poco. Si esto persiste durante todo el tratamiento, es posible que pierda peso y no obtenga la nutrición que necesita. También es posible que pierda masa muscular y fuerza. Todo esto disminuye su capacidad para recuperarse de la quimioterapia. Obtenga más información sobre cómo manejar la pérdida del apetito.

Caída del cabello. Algunos tipos de quimioterapia producen la caída del cabello de todo el cuerpo. Puede caerse de a poco o en grandes cantidades. La caída del cabello generalmente comienza después de las primeras semanas de quimioterapia. Tiende a aumentar entre 1 y 2 meses desde el comienzo del tratamiento. El médico puede predecir el riesgo de caída del cabello según los fármacos y las dosis que esté recibiendo. Obtenga más información sobre cómo manejar la pérdida del cabello.

Salud cardíaca: Algunos tipos de quimioterapia pueden afectar su corazón. Es útil que controle su corazón antes del tratamiento. De esta forma, los médicos podrán informar si el tratamiento causa problemas posteriormente. Una prueba habitual es el ecocardiograma (eco; en inglés). Esta prueba usa ondas de ultrasonido para crear una imagen en movimiento del corazón. Obtenga más información sobre problemas cardíacos por el tratamiento para el cáncer.

Efectos secundarios a largo plazo. La mayoría de los efectos secundarios desaparecen después del tratamiento. Sin embargo, algunos continúan, reaparecen o se desarrollan más tarde. Por ejemplo, algunos tipos de quimioterapia pueden causar daño permanente al corazón, los pulmones, el hígado, los riñones, o el sistema reproductor. Y algunas personas tienen dificultad para pensar, concentrarse y recordar durante meses o años después del tratamiento.

Se pueden desarrollar cambios en el sistema nervioso después del tratamiento. Los niños que hayan recibido quimioterapia pueden desarrollar efectos secundarios que ocurren meses o años después del tratamiento. Estos se denominan efectos tardíos. Los sobrevivientes de cáncer también tienen más riesgo de contraer otros cánceres durante su vida.

La atención después del tratamiento del cáncer es importante

Obtener atención una vez que finaliza el tratamiento es importante. Su equipo de atención médica puede ayudarlo a tratar los efectos secundarios a largo plazo y a controlar los efectos tardíos. Esto se denomina atención de seguimiento. Su atención de seguimiento puede incluir exámenes físicos regulares, análisis médicos o ambas cosas.

La American Society of Clinical Oncology ofrece formularios de resumen del tratamiento del cáncer (en inglés) para ayudarle a llevar un registro del tratamiento que recibió para el cáncer y desarrollar un plan para sobrevivientes luego del tratamiento.

Recursos relacionados

Efectos secundarios

Qué esperar cuando le realizan quimioterapia

Temor a los efectos secundarios relacionados con el tratamiento (en inglés)

Más información

Instituto Nacional del Cáncer: La quimioterapia y usted