Terapia de protones

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 10/2022

La terapia de protones es un tipo de radioterapia que usa protones en lugar de rayos X. Proporciona radiación indolora para tratar algunos tipos de cáncer. La terapia de protones es un nuevo tipo prometedor de tratamiento contra el cáncer, pero todavía se está estudiando su posible beneficio con respecto a la radioterapia tradicional. La investigación está en curso en ensayos clínicos para ver cómo se compara.

En general, la terapia de protones tiene menos efectos secundarios que otros tipos de radioterapia. Esto se debe a que puede dirigirse más directamente al tumor y provoca menos daños a otros tejidos.

Dado que la terapia de protones utiliza tecnología costosa, el equipo solo está disponible en un número limitado de centros oncológicos. A continuación se proporciona más información.

¿Cómo funciona la terapia de protones?

Al igual que otros tipos de radioterapia para el cáncer, la terapia de protones funciona administrando radiación a un tumor. Utiliza protones, mientras que otras radioterapias utilizan rayos X.

Un protón es una partícula con carga positiva. Con alta potencia, los protones pueden destruir las células cancerosas. Los médicos pueden utilizar la terapia de protones sola. También pueden combinarla con radioterapia de rayos X, cirugía, quimioterapia o inmunoterapia.

Una máquina llamada sincrotrón o ciclotrón acelera los protones. La alta velocidad de los protones genera mucha energía. Esta energía hace que los protones viajen hasta la profundidad deseada en el cuerpo. A continuación, los protones administran una dosis de radiación dirigida en el tumor.

Se produce menos radiación fuera del tumor que en la radioterapia regular, donde los rayos X siguen emitiendo radiación al salir del cuerpo. Por este motivo, la terapia de protones puede tener menos efectos secundarios que otra radioterapia.

¿Qué debo esperar durante la terapia de protones?

Las personas suelen recibir terapia de protones en un entorno ambulatorio (en inglés), lo que significa que los pacientes acuden al centro para cada cita y vuelven a casa después. El número de sesiones de tratamiento depende del tipo y el estadio del cáncer.

A veces, los médicos administran terapia de protones en 1 a 5 tratamientos con haz de protones. Por lo general, utilizan dosis diarias de radiación mayores para un menor número de tratamientos. Esto se denomina normalmente radioterapia corporal estereotáctica. Si una persona recibe una única dosis grande de radiación, a menudo se denomina radiocirugía.

¿Cómo me preparo para la terapia de protones?

La terapia de protones requiere planificación antes de que comience el tratamiento y, a veces, tarda más que el tratamiento en sí mismo. Los médicos quieren saber exactamente hacia dónde dirigir los protones.

Antes del tratamiento, se le realizará una tomografía computarizada (TC) o resonancia magnética (RM) especializada. Esta exploración se denomina exploración de planificación de la radiación. Durante esta exploración, estará en la misma posición exacta que durante el tratamiento.

El movimiento debe limitarse mientras se realiza la exploración. Por lo tanto, se le puede colocar un dispositivo que le ayuda a permanecer quieto, llamado dispositivo de inmovilización. El tipo de dispositivo depende de dónde se encuentre el tumor en el cuerpo. Por ejemplo, es posible que tenga que llevar una mascarilla personalizada si el tumor está en el ojo, el cerebro o la cabeza.

Los dispositivos están diseñados para ajustarse cómodamente de manera que no haya movimiento durante el tratamiento con radioterapia. No obstante, su equipo de atención médica quiere que se sienta lo más cómodo posible durante el tratamiento. Es importante que hable con el equipo para encontrar juntos una posición cómoda.

¿Qué sucede durante una exploración de planificación de la radiación?

Durante una exploración de planificación de la radiación, usted se recostará en una camilla y el médico averiguará los lugares exactos para dirigir la radiación en su cuerpo. Si se le coloca un dispositivo para ayudarlo a permanecer quieto, debe usarlo durante la exploración de planificación. Esto ayuda a asegurarse de que su posición es precisa durante cada tratamiento con protones.

Algunas personas, especialmente con tratamiento alrededor de la región de la cabeza y el cuello, se sienten ansiosas cuando necesitan estar recostadas en una posición fija con el dispositivo. Es importante que hable con su equipo médico si esto le causa ansiedad. Su médico puede ofrecerle formas de ayudarle a relajarse para las exploraciones, que incluyen medicamentos.

Su equipo de atención médica utilizará la exploración de planificación de la radiación para marcar la ubicación de los tumores. También marcarán la ubicación de los tejidos normales para evitarlos. Este proceso es similar al proceso de planificación de la radiación con rayos X.

¿Qué debo esperar durante el tratamiento de terapia de protones?

Las personas reciben terapia de protones en una sala de tratamiento especial. Para cada tratamiento, un miembro del equipo de atención médica lo colocará en el dispositivo sobre una camilla de tratamiento. Para ciertas áreas de tratamiento alrededor de la cabeza y el cuello, como el ojo, los pacientes se sentarán en una silla especial, en lugar de estar recostados en una camilla.

El equipo encargado de su tratamiento se asegurará de que esté en la posición correcta antes de iniciar el tratamiento. Para ello se utiliza un láser que se centra en las marcas que se colocaron en su cuerpo o en el dispositivo durante la exploración de planificación de la radiación.

El equipo toma radiografías o imágenes de TC antes de cada tratamiento. Esto les ayudará a ponerlo en la misma posición para cada tratamiento. Esto se hace para que los protones alcancen el tumor y eviten los tejidos sanos cercanos.

¿Qué es un gantry?

Algunas salas de tratamiento con protones disponen de una unidad de exploración llamada gantry. Gira alrededor de la persona. De este modo, el tratamiento se administra al tumor desde los mejores ángulos.

Estas unidades de exploración pueden ser muy grandes, a veces de hasta tres pisos. Durante el tratamiento, la unidad de exploración gira a su alrededor para que la boquilla de la máquina esté en su posición correcta. La boquilla es el lugar del que salen los protones de la máquina.

Una vez que esté en posición, su equipo abandonará la sala de tratamiento y acudirá a los controles de administración fuera de la sala. Utilizarán estos controles para administrar el tratamiento con protones. Su equipo podrá verlo y escucharlo a través de equipos audiovisuales dentro de la sala de tratamiento.

Los protones se desplazan a través de la máquina y, a continuación, los imanes los dirigen al tumor. A veces también se utilizará la unidad de exploración. Durante el tratamiento, debe permanecer inmóvil para evitar que el tumor se desplace fuera del haz de protones focalizado.

¿Cuánto dura la terapia de protones?

En general, la radioterapia de protones dura entre 15 y 30 minutos, empezando desde el momento en que ingresa en la sala de tratamiento. El tiempo dependerá de la parte del cuerpo que se esté tratando y del número de tratamientos. También dependerá de la facilidad con la que el equipo pueda ver la localización del tumor mediante radiografías o TC durante el proceso de posicionamiento.

Pregunte a su equipo de atención médica cuánto tiempo le llevará cada tratamiento. Los factores que afectan al tiempo de tratamiento incluyen:

  • Administración del tratamiento desde diferentes ángulos de la unidad de exploración. Pregunte si acudirán a mover la unidad de exploración o si la unidad de exploración rotará a su alrededor.

  • Dirigirse a diferentes áreas que requieren otros “campos” de radiación. Por ejemplo, un tratamiento puede dirigirse al tumor en sí, mientras que otro tratamiento puede dirigirse al tejido circundante o los ganglios linfáticos.

  • Esperar que el haz de protones se mueva de una sala de tratamiento a la siguiente. En los centros que tienen más de una sala de tratamiento, los protones se dirigen magnéticamente de una sala a la siguiente, por lo que es posible que tenga que esperar unos minutos.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la terapia de protones?

El tratamiento en sí es indoloro. Después, puede experimentar fatiga.

Otros efectos secundarios incluyen estos problemas en la piel afectada:

  • Enrojecimiento

  • Irritación

  • Inflamación

  • Sequedad

  • Ampollas y descamación

Puede experimentar otros efectos secundarios, especialmente si también está recibiendo quimioterapia. Los efectos secundarios de la terapia de protones dependen de la parte del cuerpo que se esté tratando, el tamaño del tumor y los tipos de tejido sano cerca del tumor. Pregunte a su equipo de atención médica qué efectos secundarios son los que más probablemente le afecten y cómo se pueden aliviar o tratar.

¿Qué cánceres se tratan con terapia de protones?

La terapia de protones es útil para tratar tumores que no se han extendido y que están cerca de partes importantes del cuerpo. Por ejemplo, esto puede incluir cánceres cerca del cerebro y la médula espinal.

También se utiliza para tratar a niños porque reduce la probabilidad de dañar tejido sano en crecimiento. Los niños pueden recibir terapia de protones para ciertos cánceres de cerebro y médula espinal. También se utiliza para el cáncer de ojos, como el retinoblastoma y el rabdomiosarcoma orbital.

La terapia de protones también se puede utilizar para tratar estos cánceres:

  • Cánceres del sistema nervioso central, incluidos cordoma, condrosarcoma y meningioma maligno

  • Cáncer de ojos, incluido el melanoma uveal o el melanoma coroideo

  • Cánceres de cabeza y cuello, incluidos cáncer de las fosas nasales y de los senos paranasales y algunos cánceres nasofaríngeos

  • Cáncer de pulmón

  • Cáncer de hígado

  • Cáncer de próstata

  • Sarcomas espinales y pélvicos, que son cánceres que se producen en las partes blandas y los huesos

  • Tumores cerebrales no cancerosos

¿Cuáles son los riesgos y los beneficios de la terapia de protones?

En comparación con la radioterapia de rayos X, la terapia de protones tiene varios beneficios:

  • Menor riesgo de daños por radiación en los tejidos

  • Mayor dosis de radiación para el tumor, con más probabilidad de que se destruyan todas las células tumorales

  • Menos efectos secundarios y más leves, como recuentos sanguíneos bajos, fatiga y náuseas durante y después del tratamiento.

También hay algunos inconvenientes de la terapia de protones:

  • Requiere equipos altamente especializados y costosos, por lo que está disponible en un número limitado de centros médicos líderes en los Estados Unidos. Encuentre una lista de centros que actualmente ofrecen terapia de protones (en inglés) en un sitio web independiente separado.

  • Puede costar más que la radioterapia de rayos X. Las normas de los proveedores de seguros difieren, por lo que debe llamar a su seguro para averiguar lo que tendrá que pagar.

  • No todos los cánceres pueden tratarse con terapia de protones.

Preguntas para hacerle al equipo de atención médica

Considere la posibilidad de hacerle a su equipo de atención médica estas preguntas sobre la terapia de protones:

  • ¿Cuál es el objetivo de recibir radioterapia? ¿Sirve para eliminar el cáncer, ayudar a que me sienta mejor o ambas cosas?

  • ¿Es la terapia de protones una opción de tratamiento para el tipo de cáncer que tengo?

  • Si se me recomienda la terapia de protones, ¿está disponible en mi centro de atención habitual? Si no es así, ¿dónde está el centro de tratamiento más cercano que ofrece terapia de protones?

  • ¿Cuánto tiempo durará recibir cada tratamiento? ¿Con qué frecuencia tendré que recibirlo?

  • ¿Necesitaré un dispositivo de apoyo para limitar mi movimiento durante el tratamiento? ¿Puede describir lo que puedo esperar?

  • ¿Qué efectos secundarios pueden ocurrir durante la terapia de protones? ¿Y después de ella?

  • ¿Qué puede hacerse para aliviar los efectos secundarios que experimente?

  • Si estoy muy preocupado o ansioso por recibir este tratamiento contra el cáncer, ¿con quién puedo hablar?

  • ¿Cuál es la cobertura de mi seguro médico para este tratamiento?

  • ¿Recibiré otros tratamientos contra el cáncer además de la terapia de protones?

  • ¿Cuándo y cómo sabremos si este tratamiento tuvo éxito?

Recursos relacionados

Qué es la radioterapia

Qué esperar de la radioterapia

Más información

Instituto Nacional del Cáncer: Radioterapia con haz externo para el cáncer

RadiologyInfo.org: Terapia de protones