Sexualidad y tratamiento contra el cáncer: hombres

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 07/2017

Puede experimentar cambios físicos y emocionales durante el tratamiento y después de este. Estos pueden afectar su deseo y capacidad para tener relaciones sexuales.

Incluso los tratamientos que no están dirigidos a los órganos reproductivos pueden afectar lo siguiente:

  • su estado de ánimo;

  • su nivel de energía;

  • su sentido de bienestar;

  • su imagen corporal.

Hable de manera abierta sobre su sexualidad con su equipo de atención médica antes, durante y después del tratamiento. Pueden evaluar sus síntomas y abordar sus inquietudes.

Síntomas y efectos secundarios

Los problemas sexuales pueden desarrollarse durante, inmediatamente después o años después del tratamiento. Y algunos hombres pueden tener problemas sexuales antes del tratamiento. Hable con su equipo de atención médica sobre sus síntomas. Incluya síntomas nuevos y cambios en los síntomas.

Posibles efectos secundarios sexuales inclyen:

  • disminución o pérdida del deseo sexual;

  • incapacidad para tener o mantener una erección. Esto se llama disfunción eréctil;

  • eyaculación precoz;

  • micción durante la eyaculación;

  • eyaculación seca. Esto significa que el hombre no libera semen durante un orgasmo;

  • eyaculación retrógrada. Esto significa que el semen fluye hacia atrás en la vejiga; 

  • dolor durante las relaciones sexuales.

Tratamientos que causan problemas sexuales

Estos tratamientos a menudo afectan a la salud sexual del hombre, ya sea de manera directa o indirecta:

Cirugía. Especialmente los procedimientos que involucran la próstata, los testículos, la vejiga, el colon y el recto. Los nervios que inician una erección pueden ser extirpados o dañados durante una cirugía de estas partes del cuerpo. O la cirugía puede provocar la eyaculación seca o retrógrada.

Mientras tanto, la colostomía (en inglés) , la urostomía o la extirpación de los testículos pueden afectar la confianza y la imagen corporal del hombre. Las colostomías y las urostomías crean salidas en el cuerpo para las heces y la orina.

Algunos hombres recuperan las erecciones después de la cirugía. Pero esto puede no ocurrir hasta después de varios años.

Estas estrategias pueden incrementar las probabilidades de recuperar las erecciones después de la cirugía:

  • ejercicios del suelo pélvico, que también ayudan con la incontinencia;

  • fármacos, incluidos sildenafil (Viagra), tadalafilo (Cialis) o vardenafilo (Levitra). Estos se toman todos los días en dosis bajas.

Radioterapia. La radioterapia en la pelvis puede causar disfunción eréctil. Por lo general, se desarrolla lentamente entre los 6 meses y los 2 años después del tratamiento. A veces, desaparece o mejora en 2 o 3 años.

La braquiterapia para el tumor de próstata también puede causar disfunción eréctil. Con la braquiterapia, el médico implanta semillas radiactivas en el tumor o cerca de este.

Los hombres con las siguientes afecciones experimentan con mayor frecuencia la disfunción eréctil relacionada con la radioterapia:

  • cardiopatía

  • presión arterial alta

  • diabetes

Además, la radioterapia puede causar dolor, fatiga y problemas en los intestinos o la vejiga. Estos pueden afectar su deseo de intimidad.

Quimioterapia. Los efectos secundarios de la quimioterapia a menudo afectan el deseo sexual y la imagen personal. Estos incluyen el aumento o la pérdida de peso, las náuseas, los vómitos y la diarrea.

Además, este tratamiento puede tener efectos a corto plazo sobre las erecciones. Las erecciones a menudo vuelven a la normalidad con el tiempo.

Terapia hormonal. El tratamiento contra el cáncer de próstata puede disminuir o detener la producción de testosterona. Esto puede causar una disminución del deseo sexual, la disfunción eréctil y dificultad para alcanzar el orgasmo. Muchos hombres jóvenes que comienzan la terapia hormonal pueden tener erecciones con o sin fármacos.

Otros fármacos. Algunos fármacos para controlar los síntomas u otras afecciones pueden causar problemas sexuales. Entre los ejemplos se incluyen algunos analgésicos, antidepresivos y betabloqueadores. Los betabloqueadores se utilizan para la presión arterial alta.

Los hombres mayores generalmente experimentan problemas sexuales después del tratamiento. Además, los hombres que tuvieron problemas sexuales antes del tratamiento corren un mayor riesgo.

Precauciones del tratamiento

Previamente, consulte con su equipo de atención médica sobre los riesgos para la salud sexual. Pregunte acerca de las maneras de protegerse a sí mismo y a su pareja. Por ejemplo, la quimioterapia queda en el semen durante 48 a 72 horas. Utilice condones para proteger a su pareja de la exposición. Además, utilice condones si ha recibido braquiterapia. Esto proporciona protección si sale una semilla de radiación.

Durante la quimioterapia, el riesgo de embarazo por las relaciones sexuales sin condón es bajo. Sin embargo, esto es impredecible. Planifique evitar la concepción hasta al menos 2 meses después de terminar la quimioterapia. Y hable con su equipo de atención médica sobre las opciones para preservar la fertilidad antes del tratamiento. Esto es importante, ya que algunos hombres son infértiles después de la quimioterapia.

Inquietudes emocionales que afectan la sexualidad

Excitarse, tener una erección o poder eyacular no son las únicas funciones de salud sexual afectadas por el tratamiento contra el cáncer. Las emociones que rodean al cáncer y su tratamiento también pueden afectar la capacidad de sentirse cerca de su pareja. Algunas inquietudes sobre las que puede necesitar hablar con su médico:

  • temor a la recurrencia, que es el regreso del cáncer;

  • sentimientos de impotencia, tristeza o frustración;

  • sentimientos negativos sobre los cambios en el cuerpo;

  • estrés;

  • depresión;

  • ansiedad.

Incluso su pareja puede experimentar estos desafíos de salud mental. Es importante hablar sobre la sexualidad y la salud sexual con su pareja, así como sobre los posibles obstáculos en la intimidad.

Manejo de los efectos secundarios

El alivio de los efectos secundarios es un aspecto importante de la atención del cáncer. Su equipo de atención médica puede recomendarle maneras para manejar los síntomas. Las recomendaciones dependen de varios factores:

  • su historial sexual, incluidas su salud sexual y capacidades en el pasado;

  • la relación con su cónyuge o pareja;

  • su estilo de vida sexual.

También puede necesitar un examen físico y análisis de sangre. Además, pruebas más especializadas podrían ayudar a identificar problemas que causan la disfunción eréctil.

Opciones de tratamiento para problemas sexuales:

Fármacos de administración oral. Los fármacos pueden ayudar a que el hombre tenga y mantenga una erección. Estos incluyen sildenafil (Viagra), tadalafilo (Cialis) o vardenafilo (Levitra).

Inyecciones en el pene. Algunos hombres se inyectan medicamentos en el pene para alcanzar una erección. Este procedimiento se realiza con una aguja pequeña. Los siguientes medicamentos aumentan el flujo de sangre al pene:

  • alprostadil intrauretral (Caverject, Edex o Muse)

  • papaverina intracavernosa (varias marcas comerciales)

Implantes de pene. El médico coloca un dispositivo dentro del pene. Esto permite que el hombre tenga una erección.

Dispositivo de constricción al vacío. Se coloca una bomba pequeña sobre el pene. Esto fomenta el flujo sanguíneo y la erección.

Antes de utilizar cualquier fármaco o dispositivo, pregúntele a su médico sobre los posibles riesgos y efectos secundarios de cada uno.

Su equipo de atención médica también puede ayudarlo a manejar su salud emocional y cómo esto afecta a su sexualidad. Los miembros de este equipo pueden incluir enfermeros de oncología y trabajadores sociales. Algunas opciones incluyen:

El asesoramiento para parejas puede ayudarlo a comunicarse bien con su pareja. Esto a menudo mejora los problemas sexuales relacionados con las emociones.

Recursos relacionados

Citas, sexo y reproducción

Preocupaciones acerca de la fertilidad y la conservación en hombres (en inglés)

Manejar las emociones (en inglés)

Video Salir adelante: Citas y sexualidad (en inglés)

Más información

LIVESTRONG: Salud sexual masculina después del cáncer (en inglés)

OncoLink: Guía sobre sexualidad para hombres durante y después el tratamiento para el cáncer