Aspiración y biopsia de médula ósea

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 08/2018

La médula ósea es el tejido adiposo esponjoso que se encuentra dentro de los huesos más grandes. Produce los siguientes tipos de células sanguíneas:

  • Glóbulos rojos, que transportan oxígeno a todas las partes del cuerpo

  • Glóbulos blancos, que ayudan al cuerpo a combatir infecciones y enfermedades

  • Plaquetas, que ayudan a la sangre a coagular y a controlar el sangrado

A veces los médicos deben examinar el funcionamiento y desarrollo de estas células. Para ello, pueden recomendar una aspiración y/o una biopsia de médula ósea para obtener una muestra de médula ósea. Los resultados de la aspiración y/o la biopsia de médula ósea ayudan a los médicos a averiguar sobre las siguientes afecciones:

  • Cánceres en la sangre, incluidos la leucemia, el linfoma o el mieloma múltiple

  • Una fiebre de origen desconocido

  • Trastornos de células madre

  • Enfermedades genéticas raras

Los médicos también utilizan estos procedimientos para describir un cáncer en la sangre, averiguar el subtipo y clasificar o determinar el estadio del cáncer. Estos procedimientos también se utilizan para determinar si el tratamiento está funcionando y para monitorear los efectos secundarios de la quimioterapia.

¿En qué consiste una aspiración y biopsia de médula ósea?

  • Una aspiración de médula ósea es un procedimiento que extrae una muestra de la parte líquida de la médula ósea.

  • Una biopsia de médula ósea extrae una muestra pequeña y sólida de la médula ósea.

En ambos procedimientos, los médicos a menudo extraen la médula ósea del hueso de la pelvis, que se encuentra en la región lumbar, cerca de la cadera. Estos 2 procedimientos suelen realizarse al mismo tiempo, y a esto se lo denomina examen de la médula ósea. Su médico decidirá si usted necesita realizarse uno o ambos procedimientos.

¿Quién realiza la biopsia de médula ósea y analiza la muestra?

Un oncólogo, un hematólogo u otro médico especialista normalmente lleva a cabo la aspiración y la biopsia de médula ósea. Después del procedimiento, un patólogo examina las células de la médula ósea obtenidas con un microscopio. El patólogo resume luego los resultados en un informe de patología (en inglés) para su oncólogo o hematólogo.

Prepararse para una aspiración y biopsia de médula ósea

Cuando programe la cita para su procedimiento, recibirá una explicación detallada sobre cómo prepararse.

Qué comer. Normalmente no se aplican restricciones con respecto a lo que puede comer o beber antes de la prueba, pero asegúrese de ello con anticipación con el equipo de atención médica.

Temas a analizar con su equipo de atención médica. Es posible que no pueda tomar ciertos medicamentos, como anticoagulantes, antes del procedimiento. Informe al equipo de atención médica sobre los medicamentos que esté tomando actualmente, y pregúntele si puede tomarlos el día del procedimiento. También debe plantear cualquier tipo de preocupaciones que pueda tener acerca de la prueba.

Seguro, costos y consentimiento. Antes de su cita, averigüe con su proveedor de seguro qué costos estarán cubiertos. Pregunte qué cantidad del costo tendrá que pagar usted. Una vez que llegue al consultorio médico o al hospital, se le solicitará que firme un formulario de consentimiento. Este formulario indica que usted comprende los beneficios y riesgos del procedimiento y que acepta realizarlo.

Durante el procedimiento

¿Dónde se realiza? Los procedimientos de aspiración y biopsia de médula ósea pueden llevarse a cabo en un hospital, una clínica o un consultorio médico.

¿Qué duración tiene? Cuando se realizan al mismo tiempo, los 2 procedimientos duran unos 30 minutos.

¿Qué sucederá durante el procedimiento?

Recibirá anestesia local para bloquear la sensación de dolor. Informe a su equipo de atención médica si alguna vez ha tenido una reacción alérgica a la anestesia. Le pueden administrar un tipo de anestesia constituida de analgésicos y sedativos para que usted permanezca despierto pero no sienta ningún dolor. Esta sedación consciente normalmente le permite hablar y responder durante el procedimiento. Sin embargo, la mayoría de las personas se acuerdan muy poco, o no recuerdan el procedimiento en absoluto.

Si la muestra de médula ósea se extrae del hueso pélvico, le pedirán que se recueste sobre su estómago o de costado en una mesa de exploración o en una cama de hospital. La piel que rodea esa parte de su cuerpo se limpiará con una solución antiséptica. Una anestesia local se inyectará luego con una aguja pequeña a través de la piel, en el tejido que se encuentra al lado del hueso. Sentirá un leve escozor antes de que se adormezca la zona.

Si ambos procedimientos son necesarios, normalmente se realiza la aspiración de médula ósea primero. El especialista que lleva a cabo el procedimiento introduce una aguja hueca en la zona adormecida y la empuja suavemente dentro del hueso. Luego, retira la parte central de la aguja hueca, conecta una jeringa a la aguja y extrae la parte líquida de la médula ósea. Es posible que sienta un dolor profundo, sordo y penetrante durante algunos segundos, similar a un dolor de muelas. Puede que sujetar una almohada con fuerza o apretar la mano de alguien lo ayude. Una vez que se haya retirado la aguja, el dolor desaparecerá.

Para la biopsia de médula ósea, se introduce una aguja más grande en la misma área y se guía hasta el hueso. El especialista que lleva a cabo el procedimiento gira la aguja hasta que se extrae una muestra de tejido. Es posible que sienta dolor y presión cuando la aguja se mueve en el hueso. El especialista retirará luego la aguja por completo y cubrirá la zona aplicando presión para evitar el sangrado.

Después del procedimiento

Podrá irse a su casa poco después de que se haya realizado el procedimiento en la clínica. Pero si recibió anestesia, el equipo de atención médica puede pedirle que permanezca acostado durante unos 20 minutos, hasta que los efectos desaparezcan. También necesitará que lo lleven a su casa, de modo que tome medidas antes del procedimiento.

¿Qué debo esperar al regresar a casa? Una vez en casa, mantenga el área alrededor del recubrimiento de presión limpia y seca. Pregunte al médico cuándo lo puede retirar. No se duche o se bañe hasta entonces. Seguramente verá algo de sangre en el recubrimiento; eso es normal. Puede cubrir la herida con un vendaje hasta que esté completamente curada. Puede que sienta molestias en el lugar de la inyección durante varios días, sobre todo al inclinarse hacia adelante. Algunas personas pueden también sentir dolor en la parte posterior de la pierna. Es normal que tenga moretones leves, y estos pueden aparecer varios días después del procedimiento.

Informe al médico si tiene alguno de los problemas siguientes después del procedimiento:

  • Fiebre de 101 grados Fahrenheit (38 °C) o más

  • Sangrado incontrolable

  • Secreción inusual o dolor intenso en el lugar de la inyección

  • Cualquier otro signo o síntoma de infección

Preguntas para hacerle al equipo de atención médica

Antes de que le realicen una aspiración, una biopsia o un examen de médula ósea, plantéese la posibilidad de hacerle las siguientes preguntas al equipo de atención médica:

  • ¿Quién llevará a cabo el procedimiento?

  • ¿Qué sucederá durante el procedimiento?

  • ¿Cuánto tiempo requerirá el procedimiento?

  • ¿Cuáles son los riesgos y los beneficios de realizarme el procedimiento?

  • ¿Estaré despierto o dormido durante el procedimiento?

  • ¿Sentiré dolor durante el procedimiento? En caso afirmativo, ¿durante cuánto tiempo? ¿Qué opciones tengo para reducir el dolor?

  • ¿Qué tan pronto podré volver a realizar mis actividades normales después del procedimiento?

  • ¿Puede darme instrucciones sobre cómo cuidar la herida?

  • ¿Cuándo conoceré los resultados?

  • ¿Quién me explicará los resultados? ¿Qué otras pruebas serán necesarias si los resultados indican la presencia de cáncer?

Recursos relacionados

¿Qué es el trasplante de células madre/médula ósea?

La donación de médula ósea es fácil e importante: He aquí el porqué

Más información

MedlinePlus: Aspiración de médula ósea

MedlinePlus: Biopsia de médula ósea