Biopsia

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 01/2018

Para la mayoría de tipos de cáncer, la biopsia es la principal forma de diagnóstico que tienen los médicos. Durante una biopsia, un médico extrae una pequeña cantidad de tejido para su examen con microscopio. Otras pruebas pueden indicar la presencia de cáncer, pero solo una biopsia permite formular un diagnóstico.

Es posible que su médico le recomiende una biopsia si encuentra algo sospechoso durante un examen físico u otras pruebas:

  • Quizá le realicen la biopsia en el consultorio de su médico. Pero a veces, es posible que se requiera cirugía u otro procedimiento para obtener una muestra de tejido.

  • Puede que su médico realice la biopsia con la ayuda de una prueba por imágenes (consulte más abajo).

  • El tipo de biopsia que se le practica depende del lugar en donde se ubica el posible tumor.

Tipos de biopsias

  • Biopsia guiada por imágenes. Algunos tipos de biopsias pueden ser guiados mediante imágenes. Es posible que el médico utilice un abordaje guiado por imágenes cuando no pueda sentir un tumor o cuando la zona se ubique en un lugar muy profundo del cuerpo pero aparezca en una exploración por imágenes. Durante este procedimiento, el médico guía una aguja hasta el lugar, con la ayuda de una técnica por imágenes. El médico puede realizar una biopsia guiada por imágenes usando una biopsia con aguja delgada, una biopsia profunda con aguja gruesa o una biopsia asistida por vacío (consulte más abajo). Esto depende de la cantidad de tejido necesaria, los posibles diagnósticos y otros factores. El tipo de exploración por imágenes que utiliza el médico depende de la ubicación y otros factores. El médico puede usar una de las siguientes exploraciones por imágenes:

  • Biopsia con aspiración con aguja delgada. Durante esta biopsia mínimamente invasiva, el médico utiliza una aguja hueca, muy delgada, unida a una jeringa. El médico obtiene una pequeña cantidad de tejido de la zona sospechosa para su examen y análisis minuciosos. Es posible que el médico utilice esta biopsia para una masa que pueda sentirse a través de la piel o la emplee para una biopsia guiada por imágenes (consulte a continuación).

  • Biopsia profunda con aguja. En una biopsia profunda con aguja se utiliza una aguja más grande para extraer una muestra más grande de tejido. Este tipo de biopsia es similar a la biopsia con aguja delgada y también es mínimamente invasiva.

  • Biopsia asistida por vacío. En este tipo de biopsia se utiliza un dispositivo para succión para obtener una muestra de tejido a través de una aguja especialmente diseñada. El médico puede obtener muchas muestras o muestras grandes desde el mismo lugar de la biopsia con este método. A veces, una biopsia asistida por vacío puede ser guiada por imágenes.

  • Biopsia por escisión. Durante una biopsia por escisión, el médico elimina toda la zona sospechosa. Este tipo de biopsia es frecuente para los cambios sospechosos en la piel. A veces, los médicos también la emplean para bultos pequeños debajo de la piel, que pueden extraerse fácilmente. Sin embargo, la aspiración con aguja fina o la biopsia profunda con aguja gruesa son más frecuentes para los bultos que no pueden verse ni sentirse a través de la piel.

  • Biopsia por rasurado. Para este tipo de biopsia, el médico utiliza una herramienta afilada para eliminar tejido de la superficie de la piel.

  • Biopsia en sacabocados. Durante una biopsia en sacabocados, el médico inserta una herramienta circular y afilada en la piel para tomar una muestra por debajo de la superficie de la piel.

  • Biopsia endoscópica. Un endoscopio es un tubo delgado, luminoso y flexible con una cámara. Los médicos usan endoscopios para observar el interior del cuerpo, incluidos la vejiga, el abdomen, las articulaciones o el tubo digestivo. Se insertan endoscopios en el cuerpo a través de la boca o a través de una pequeña incisión quirúrgica. La cámara adjunta ayuda al médico a ver cualquier zona anómala. Los médicos también lo usan para obtener pequeñas muestras del tejido mediante el uso de pinzas. Las pinzas también forman parte del endoscopio. Obtenga más información sobre las diferentes técnicas endoscópicas.

  • Biopsia laparoscópica. Este tipo de biopsia se utiliza para el abdomen. Al igual que con la biopsia endoscópica, el médico inserta un tubo delgado que contiene una videocámara denominado laparoscopio en el abdomen, a través de una pequeña incisión. La cámara ayuda al médico a ver cualquier zona anómala. Luego, los médicos pueden insertar una pequeña aguja y obtener una muestra de tejido.

  • Aspiración y biopsia de médula ósea. Estos dos procedimientos son similares. Los médicos a menudo los realizan simultáneamente para examinar la médula ósea. La médula ósea tiene una parte sólida y una líquida. En la aspiración de médula ósea se extrae una muestra del líquido con una aguja. Con la biopsia de médula ósea se extirpa una pequeña cantidad de tejido sólido con una aguja. Los médicos utilizan estos procedimientos para averiguar si una persona tiene un trastorno de la sangre o cáncer en la sangre. Los cánceres en la sangre incluyen la leucemia, el linfoma o el mieloma múltiple. 

    Un lugar frecuente para realizar una aspiración de médula ósea y una biopsia es el hueso pélvico, el cual está ubicado en la región lumbar junto a la cadera. Normalmente, antes de esta intervención, el médico anestesia la piel de dicha área con medicamentos. Pueden utilizarse otros tipos de medicamento para bloquear la sensibilidad al dolor o anestesia. Obtenga más información sobre qué esperar durante una biopsia de médula ósea.

  • Biopsias de líquido. Con este procedimiento mínimamente invasivo se puede analizar una muestra de sangre para detectar cáncer. Durante una biopsia de líquido, el profesional de atención médica obtiene una muestra de sangre de rutina, que luego se analiza de una manera específica. Comparada con una biopsia de tejido, una biopsia de líquido tiene menos riesgos para los pacientes, y los médicos pueden realizarla fácilmente muchas veces. Esta también permite que los médicos controlen el progreso de un tumor y observen qué tan bien está funcionando un tratamiento. Este tipo de biopsia aún es nuevo, y se están llevando a cabo más investigaciones para obtener más información sobre sus usos. Hasta el momento, este tipo de biopsia no se utiliza en la mayoría de las personas con cáncer.

    Esta revisión se basa en una revisión conjunta de investigación sobre biopsia de líquido realizada por la American Society of Clinical Oncology (Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica, ASCO por sus siglas en inglés) y el College of American Pathologists (Colegio Estadounidense de Patólogos). Tenga en cuenta que este enlace lo llevará a otro sitio web de la American Society of Clinical Oncology.

¿Quién realiza la biopsia y analiza la muestra?

Debido a que existen diferentes tipos de biopsias, pueden variar los integrantes del equipo médico que participan en el procedimiento.

El integrante del equipo de atención médica que realiza la biopsia a menudo depende del tipo de biopsia que se necesita y la parte del cuerpo que se está examinando. La biopsia puede ser realizada por:

  • un cirujano;

  • un radiólogo que se especializa en tomar y leer imágenes médicas;

  • un oncólogo que se especializa en el tratamiento del cáncer;

  • un gastroenterólogo que se especializa en el funcionamiento y los trastornos del tubo digestivo. El tubo digestivo abarca el estómago, los intestinos y los órganos asociados;

  • un patólogo que se especializa en interpretar pruebas de laboratorio y evaluar células, tejidos y órganos para diagnosticar enfermedades. Este especialista analiza la(s) muestra(s) de tejido extraídas durante una biopsia;

  • un citólogo que se especializa en el estudio de las células. Este puede realizar una aspiración con aguja fina;

  • un dermatólogo que se especializa en afecciones de la piel;

  • un ginecólogo que se especializa en las afecciones relacionadas con el sistema reproductor de una mujer;

  • un médico de cabecera;

  • otros especialistas.

Cómo prepararse para una biopsia

La preparación para una biopsia depende del tipo de biopsia que se realizará. Por ejemplo, es poca la preparación que se requiere para una biopsia con aguja fina realizada en el consultorio de un médico. En algunos casos, tendrá que quitarse la ropa y usar una bata.

Antes de la biopsia:

  • Pregúntele al médico o al enfermero si usted puede comer o beber algo antes del procedimiento de la biopsia.

  • Consulte también si debería tomar sus medicamentos habituales ese día. Para determinadas biopsias, el médico querrá saber si usted está usando anticoagulantes o aspirina. Informe a su médico sobre todos los medicamentos y los suplementos que esté tomando.

  • Infórmele al médico sobre cualquier alergia a fármacos u otras afecciones médicas que pueda tener.

  • Un integrante del equipo de atención médica le explicará el procedimiento.

  • Se le solicitará que firme un formulario de consentimiento que indica que usted comprende los beneficios y los riesgos de la biopsia y acepta que le realicen la prueba.

  • Hable con su médico sobre cualquier inquietud que tenga.

Durante el procedimiento

De acuerdo con la parte del cuerpo donde el médico realizará la biopsia, usted podrá acostarse boca abajo, boca arriba o permanecer sentado durante el procedimiento. Para algunos tipos de biopsias, es posible que tenga que contener la respiración o permanecer quieto mientras se inserta la aguja de la biopsia. El equipo de atención médica le dirá con anticipación qué se espera durante el procedimiento.

Antes del procedimiento, habitualmente recibirá un tipo de anestesia para bloquear la sensibilidad al dolor. El tipo de anestesia que el médico utiliza depende del tipo de procedimiento y del lugar del cuerpo donde es necesaria la biopsia. Pueden usarse los siguientes tipos de anestesia:

  • La anestesia local es una inyección que adormece el área donde se efectúa un procedimiento. Es posible que sienta un dolor punzante cuando el médico inyecta una anestesia local por medio de una aguja para adormecer la zona.

  • En la sedación consciente o el cuidado anestésico monitorizado se utilizan medicamentos para relajarlo. Por lo general, se administra por vía intravenosa (i.v.) y a menudo se combina con anestesia local o regional.

  • La anestesia general lo deja en un estado de inconsciencia durante un procedimiento mayor, como la cirugía. Si recibe una anestesia general, no tendrá conciencia del procedimiento.

Después del procedimiento

El período de recuperación depende del tipo de biopsia:

  • Los procedimientos menos invasivos no requieren tiempo de recuperación. Quizá pueda retomar sus actividades habituales inmediatamente después del procedimiento.

  • Es posible que para los procedimientos más invasivos se necesite un tiempo de recuperación más prolongado.

  • Si recibió sedación como parte de la anestesia, por lo general necesitará que alguien lo lleve hasta su hogar después del procedimiento.

Después de la biopsia, hable con el médico o el enfermero sobre cómo cuidar la zona de la biopsia. Tenga en cuenta también las posibles complicaciones a raíz del procedimiento. Póngase en contacto con el consultorio de su médico si experimenta una infección, un dolor intenso, fiebre o sangrado.

Obtención de los resultados

La cantidad de tiempo que transcurrirá hasta que reciba los resultados de la biopsia depende de la cantidad de análisis que deban hacerse con la muestra para elaborar un diagnóstico. En función de este análisis, un patólogo determina si el tejido extirpado contiene un tumor y qué tipo de tumor es.

Un tumor puede ser benigno o maligno:

  • Un tumor benigno no es canceroso.

  • Un tumor maligno es canceroso y, posiblemente, puede diseminarse a otras partes del cuerpo.

A menudo un resultado puede entregarse entre los 2 y 3 días después de la biopsia. Un resultado para el que se necesite un análisis más complicado puede tardar entre 7 y 10 días. Pregúntele al médico cómo recibirá los resultados de la biopsia y quién se los explicará. 

Preguntas para hacer a su equipo de atención médica

Antes de realizarse una biopsia, tenga en cuenta hacer las siguientes preguntas a su médico:

  • ¿Por qué me recomienda que me realice una biopsia?

  • ¿Cuáles son los riesgos de no hacer el análisis?

  • ¿Cuándo conoceré los resultados de la biopsia? ¿Cómo recibiré la información? ¿Quién me explicará los resultados?

  • ¿Qué sucederá durante la biopsia?

  • ¿Quién realizará la biopsia?

  • ¿Cuánto tiempo requerirá el procedimiento?

  • ¿Se me administrará anestesia local o general?

  • ¿Será doloroso?

  • ¿Cómo debo prepararme para la biopsia? ¿Existen restricciones con respecto a lo que puedo comer o beber el día anterior?

  • ¿Qué cuidado específico, si lo hubiera, se necesita para el lugar de la biopsia después del procedimiento?

  • ¿Existe un riesgo de infección, sangrado u otros efectos secundarios después de la biopsia?

  • ¿La biopsia dejará una cicatriz en mi cuerpo?

  • ¿La biopsia se realizará en la clínica o en el hospital? Si se practica en el hospital, ¿deberé permanecer en el hospital después de la biopsia?

  • ¿Deberé abstenerme de cualquier actividad después de la biopsia? Si la respuesta es sí, ¿durante cuánto tiempo?

  • ¿Necesitaré que otra persona me lleve a mi hogar después del procedimiento?

  • ¿Tendré que someterse a pruebas o procedimientos adicionales?

Recursos relacionados

Pruebas y procedimientos

Después de una biopsia: elaboración del diagnóstico (en inglés)

Lectura del informe de patología (en inglés)

El equipo de oncología (en inglés)