Estreñimiento

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 10/2018

El estreñimiento ocurre cuando una persona tiene la sensación de tener la necesidad de evacuar el intestino, pero no puede. Aparece cuando el cuerpo absorbe más agua o envía señales a los alimentos para que se desplacen por los intestinos de forma más lenta. El estreñimiento es un síntoma frecuente pero controlable en las personas con cáncer.

Síntomas de estreñimiento

Además de no poder evacuar el intestino, las personas con estreñimiento pueden experimentar los siguientes síntomas:

  • Dolor y calambres.

  • Inflamación en el abdomen.

  • Pérdida del apetito.

  • Náuseas y vómitos.

  • Dificultad para orinar.

  • Confusión.

Hable con su equipo de atención médica sobre cualquier síntoma de estreñimiento que experimente. Esto incluye nuevos síntomas o cambios en estos. El alivio de los efectos secundarios es un aspecto importante de la atención y el tratamiento contra el cáncer. También se denomina cuidados paliativos o atención médica de apoyo.

A menudo puede controlar estos síntomas mediante algunas medidas simples.  Pero en ocasiones estos síntomas indican un problema más grave que puede requerir más pruebas.

Causas del estreñimiento

Las causas frecuentes del estreñimiento incluyen las siguientes:

  • No ingerir alimentos o fibra suficientes

  • No beber el agua suficiente

  • No hacer ejercicios

Para las personas con cáncer, los siguientes factores también pueden producir estreñimiento:

  • Los medicamentos, que incluyen:

    • Medicamentos para el dolor, que pueden retrasar la acción muscular del intestino que ayuda a desplazar los alimentos por el sistema.

    • Algunos fármacos para tratar las náuseas y los vómitos, convulsiones, depresión, diarrea o presión arterial.

    • Suplementos de hierro.

    • Quimioterapia.

  • Tejido cicatricial por cirugía o cáncer que crece en el intestino, que causa estrechamiento u obstrucción intestinal parcial.

  • Un tumor o tejido cicatricial que obstruye completamente el intestino, denominado obstrucción intestinal.

  • Inactividad física.

  • Presión de un tumor sobre la médula espinal.

  • Niveles altos de calcio en la sangre.

  • Niveles bajos de potasio.

  • Problemas en la glándula tiroides.

  • Diabetes.

Diagnóstico del estreñimiento

Si sufre de estreñimiento, su médico puede recomendar un examen rectal o una radiografía u otras exploraciones por imágenes. Esto es para asegurarse de que no haya un tumor obstruyendo el recto o el tubo digestivo. Estas pruebas también ayudan a determinar si hay heces duras en el recto.

Además, es posible que su equipo de atención médica le haga preguntas sobre lo siguiente:

  • Sus hábitos intestinales actuales y anteriores a la aparición del cáncer.

  • El uso de medicamentos que pueden producir estreñimiento.

  • Qué ha estado comiendo y bebiendo últimamente.

  • Otras enfermedades.

Control del estreñimiento

Es muy importante tratar el estreñimiento de forma adecuada. Sin tratamiento, el estreñimiento puede producir daños internos en los intestinos o el recto, deshidratación u obstrucción intestinal. Además, puede retardar la absorción de los medicamentos que se toman por vía oral. Si hay un tejido cicatricial o tumor que causa el problema, es posible que necesite realizarse más pruebas.

Hable con su equipo de atención médica sobre la mejor manera de controlar el estreñimiento. Algunas de las sugerencias a continuación pueden ser de utilidad:

  • Beba más líquidos.

  • Consulte a su equipo de atención médica si puede cambiar la dosis o interrumpir los medicamentos que causan estreñimiento.

  • Coma más fibra o tome suplementos de fibras. Pero si tiene un tejido cicatricial o tumor que estrecha su intestino, su médico puede recomendarle una dieta de bajo contenido de fibra. Esto se debe a que la fibra puede acumularse detrás de las áreas más estrechas del intestino. Una dieta de bajo contenido de fibra también denominada dieta con baja cantidad de residuos.

  • Si es posible, aumente la actividad física.

  • Tratamientos, como laxantes, enema o supositorio rectal. Algunos de estos pueden ser perjudiciales para algunas personas, por lo que es recomendable que hable con su equipo de atención médica antes de usar cualquiera de estos tratamientos.

Recursos relacionados

Deshidratación

Más información

Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute): Complicaciones gastrointestinales