Náuseas y vómitos

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 07/2017

Las náuseas y los vómitos son posibles efectos secundarios de muchos tratamientos para el cáncer. Las náuseas son la sensación de que va a vomitar o devolver. Los vómitos pueden suceder cuando se acerca el tratamiento, dentro de las 24 horas luego del tratamiento, o 2 o más días luego del tratamiento.

Causas de las náuseas y los vómitos para personas con cáncer

Las náuseas y los vómitos pueden ocurrir debido a lo siguiente:

  • Medicamentos para tratar el cáncer, incluida la quimioterapia y algunos tratamientos dirigidos

  • Radioterapia, en especial la que se hace en la médula espinal, el abdomen y la pelvis. Las personas que reciben radioterapia en todo el cuerpo, como sucede antes de un trasplante de células madre/médula ósea, son las que tienen mayor riesgo.

  • El cáncer que se ha extendido al cerebro.

  • Intestino bloqueado, también llamado obstrucción gastrointestinal.

  • Desequilibrio electrolítico, que es la pérdida de minerales como el potasio y el sodio.

  • Infecciones o hemorragias en el estómago y los intestinos.

  • Otros medicamentos.

No todos los pacientes que reciben tratamiento para el cáncer tendrán náuseas y/o vómitos.

Las náuseas y los vómitos leves pueden ser molestos. En general, no causan problemas graves. Los vómitos abundantes y frecuentes son un problema. Pueden causar deshidratación, desequilibrio electrolítico, pérdida de peso y depresión. Los vómitos graves pueden hacer que algunos pacientes abandonen el tratamiento contra el cáncer. Es importante que informe a su equipo de atención médica si experimenta náuseas o vómitos para que lo ayuden a prevenirlos.

Riesgo de náuseas y vómitos por el tratamiento para el cáncer

Algunos fármacos usados para el tratamiento para el cáncer tienen mayores probabilidades de causar náuseas y vómitos que otros fármacos. Busque listas de cuán probable es que ciertos fármacos orales e intravenosos (i.v.) causen náuseas y vómitos. Tenga en cuenta que este PDF lo llevará a un sitio web de la American Society of Clinical Oncology (Sociedad Americana de Oncología Clínica, ASCO por sus siglas en inglés) diferente.

Es posible que tenga más probabilidades de sufrir náuseas y vómitos por la quimioterapia si sucede lo siguiente:

  • Ha vomitado luego del tratamiento contra el cáncer en ocasiones anteriores.

  • Con frecuencia tiene mareos por movimiento.

  • Está ansioso antes del tratamiento contra el cáncer.

  • Tiene menos de 50 años, especialmente si es mujer.

El riesgo de la radioterapia causará náuseas y vómitos en función de a dónde esté dirigida la radioterapia y qué cantidad de tratamiento esté recibiendo el cuerpo. Obtenga más información sobre el riesgo de náuseas y vómitos de la radioterapia (PDF). Tenga en cuenta que este enlace lo llevará a un sitio web de la American Society of Clinical Oncology diferente.

La émesis anticipatoria es el vómito que ocurre antes del tratamiento en pacientes que previamente han sentido náuseas o vomitaron luego del tratamiento. La prevención y el tratamiento de los vómitos anticipatorios dependen del paciente. Informe al médico si ha experimentado vómitos con el tratamiento previo. Es posible que su médico le recomiende medicamentos o terapia del comportamiento para ayudar a reducir la posibilidad de vómitos.

Manejo de las náuseas y prevención de los vómitos

El alivio de los efectos secundarios, también denominado cuidados paliativos, es un aspecto importante de la atención y el tratamiento del cáncer. Los vómitos se pueden evitar con medicamentos adecuados para la mayoría de las personas que reciben tratamiento para el cáncer. El medicamento que previene los vómitos se denomina “antihemético”. Su equipo de atención médica puede recetarle medicamentos para que tome antes de recibir quimioterapia o radioterapia, y también después del tratamiento para que tome en su hogar.

Tipos de medicamentos para las náuseas y los vómitos

Los medicamentos recomendados para usted dependen del tipo de tratamiento que está recibiendo y cuán probable es que cause vómitos. Los tipos más frecuentes de fármacos usados para el manejo de las náuseas y la prevención de los vómitos incluyen:

  • Antagonista del receptor NK1. Los medicamentos en este grupo incluyen:
    • Aprepitant (Emend).

    • Fosaprepitant (inyección de Emend).

    • Netupitant-palonosetron (Akynzeo).

    • Rolapitant (Varubi).

    • Antagonista del receptor 5-HT3. Éste es otro grupo de fármacos usados para prevenir las náuseas y los vómitos. Los medicamentos en este grupo incluyen:

      • Granisetron (Kytril, Sancuso).

      • Ondansetron (Zofran).

      • Palonosetron (Aloxi).

      • Dolasetron (Anzemet).

      • Tropisetron (Navoban).

      • Ramosetron (Nasea).

      • Antagonista dopaminérgico. Los medicamentos en este grupo incluyen:

        • Metoclopramida (Reglan).

        • Proclorperazina (Compazine).

        • Dexametasona (varias marcas comerciales).

        • Olanzapina (Zyprexa).

Opciones para prevenir los vómitos por los fármacos usados para el tratamiento para el cáncer.

La American Society of Clinical Oncology recomienda las siguientes opciones, en función del nivel de riesgo que un fármaco contra el cáncer específico causará náuseas y vómitos:

  • Riesgo elevado de náuseas y vómitos. Algunos tipos de quimioterapia y de terapia dirigida casi siempre causan náuseas y vómitos si se administran sin antiheméticos. Las opciones recomendadas para prevenir los vómitos de estos tratamientos se enumeran a continuación.

    • Los adultos generalmente reciben una combinación de 4 medicamentos para prevenir los vómitos:
      • Un antagonista del receptor NK1.

      • Un antagonista del receptor 5-HT3.

      • Dexametasona.

      • Olanzapina.

  • Los niños generalmente reciben una combinación de 2 o 3 medicamentos para prevenir los vómitos. Estos pueden incluir:

    • Un antagonista del receptor 5-HT3.

    • Aprepitant.

    • Dexametasona.

    • Riesgo moderado de náuseas y vómitos

      • Los adultos generalmente reciben una combinación de 2 o 3 medicamentos para prevenir los vómitos:

        • Un antagonista del receptor NK1 en ciertas instancias.

        • Un antagonista del receptor 5-HT3.

        • Dexametasona.

  • Los niños generalmente reciben una combinación de 2 medicamentos para prevenir los vómitos. Estos pueden incluir:

    • Un antagonista del receptor 5-HT3 y dexametasona (o aprepitant si un niño no puede recibir dexametasona).

    • Riesgo bajo de náuseas y vómitos.

      • Los adultos generalmente reciben un antagonista del receptor 5-HT3 o dexametasona.

      • Los niños generalmente reciben ondasetron o granisetron.

  • Riesgo mínimo de náuseas y vómitos. Los adultos y los niños generalmente no reciben medicamentos cuando el riesgo es muy bajo.

Opciones para prevenir los vómitos por la radioterapia

La American Society of Clinical Oncology recomienda las siguientes opciones, en función del nivel de riesgo que un tipo específico de radioterapia causará náuseas y vómitos:

  • Riesgo elevado de náuseas y vómitos. La radioterapia dirigida a todo el cuerpo casi siempre causa náuseas y vómitos sin antiheméticos. Para prevenir los vómitos, los pacientes generalmente reciben una combinación de 2 fármacos:
    • Un antagonista del receptor 5-HT3.

    • Dexametasona.

  • Riesgo moderado de náuseas y vómitos. Los pacientes generalmente reciben un antagonista del receptor 5-HT3. A veces se lo combina con dexametasona.

  • Riesgo bajo de náuseas y vómitos. Los pacientes que reciben radioterapia que es menos probable que cause náuseas y vómitos pueden recibir antiheméticos luego del tratamiento si sienten náuseas o vómitos.

  • Para las personas que recibieron radioterapia del cerebro, la dexametasona generalmente se usa si aparecen náuseas o vómitos.

  • Para las personas que recibieron radioterapia de la cabeza y el cuello, el pecho o la pelvis, un antagonista del receptor 5-HT3, dexametasona o un antagonista del receptor de la dopamina son opciones si aparecen náuseas o vómitos.

  • Riesgo mínimo de náuseas y vómitos. Los pacientes generalmente reciben un antagonista del receptor 5-HT3, dexametasona o un antagonista del receptor de la dopamina si aparecen náuseas o vómitos

Los pacientes que reciben radioterapia junto con quimioterapia o terapia dirigida generalmente también reciben antiheméticos recomendados para la quimioterapia o terapia dirigida, a menos que estén recibiendo radioterapia con un riesgo mayor de náuseas y vómitos.

Obtenga más información sobre las pautas de la American Society of Clinical Oncology sobre la prevención de las náuseas y los vómitos causados por la quimioterapia o la radioterapia con medicamentos (en inglés). Tenga en cuenta que este enlace lo llevará a un sitio web de la American Society of Clinical Oncology diferente.

Otras opciones para manejar las náuseas y los vómitos

Existen otras opciones que tal vez usted desee analizar con su equipo de atención médica también, incluidas:

  • Distracción.

  • Relajación.

  • Imágenes positivas.

  • Acupuntura.

Algunos productos a base de hierbas, como el jengibre, pueden ayudar con las náuseas. Sin embargo, debe analizar sus planes con su equipo de atención médica antes de comenzar cualquier tratamiento alternativo o complementario (en inglés). Estas opciones no se deben usar como reemplazo de los tratamientos médicos como los mencionados en la sección anterior. No existe evidencia suficiente para recomendar un cannabinoide como la marihuana médica para prevenir o tratar las náuseas y los vómitos por la quimioterapia o radioterapia. Sin embargo, se recomiendan los cannabinoides como el dronabinol (Marinol, Syndros) o la nabilona (Cesamet) para tratar las náuseas y los vómitos que no mejoran con los antiheméticos estándares analizados arriba.

Preguntas para hacerle a su equipo de atención médica

Considere hacer estas preguntas sobre las náuseas y los vómitos a su equipo de atención médica antes de comenzar el tratamiento para el cáncer:

  • ¿Mi tratamiento conlleva un riesgo elevado de náuseas y vómitos?

  • ¿Cómo puedo controlar las náuseas?

  • ¿Qué se puede hacer para prevenir los vómitos?

  • ¿Se prefieren algunos medicamentos más que otros? ¿Por qué?

  • ¿Cuáles con las instrucciones para tomar estos medicamentos?

  • ¿Tienen estos medicamentos algún efecto secundario que deba saber?

  • ¿Cuáles son los costos de estos medicamentos?

Durante el tratamiento y después de éste, asegúrese de informar a su equipo de atención médica si experimenta un problema de náuseas o vómitos, de modo que pueda abordarse tan pronto como sea posible.

Recursos relacionados

Efectos secundarios de la quimioterapia

Efectos secundarios de la radioterapia

Más información

Instituto Nacional del Cáncer: náuseas y vómitos