Problemas de sangrado

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 05/2018

Cuando una persona presenta un trastorno de sangrado, su sangre no coagula lo suficientemente rápido. Esto deriva en demasiado sangrado o en un sangrado que dura mucho tiempo.

El proceso normal se denomina coagulación. Este complejo proceso involucra a las plaquetas y la coagulación o factores de coagulación. Las plaquetas son células de la sangre especiales. Y los factores de coagulación son tipos de proteínas que se encuentran en la sangre.

Las plaquetas y los factores de coagulación se aglutinan para cicatrizar los vasos sanguíneos rotos. Esto ayuda a controlar el sangrado. Una persona necesita el equilibrio adecuado de los factores de coagulación para tener un sangrado y una coagulación saludables.

Los trastornos de coagulación ocurren cuando:

  • Faltan factores de coagulación o están dañados.

  • La sangre tiene muy pocas plaquetas.

  • Las plaquetas no funcionan correctamente.

Síntomas de problemas de sangrado

Las personas con trastornos de sangrado pueden presentar los siguientes síntomas:

  • Cortes que sangran demasiado

  • Hematomas inesperados o repentinos

  • Pequeñas manchas de color púrpura o rojo debajo de la piel denominadas petequias

  • Sangre en el vómito que, en ocasiones, tiene el aspecto de granos de café

  • Movimientos intestinales con sangre o de color negro

  • Orina de color roja o rosa

  • Mareos, dolores de cabeza o cambios en la visión

  • Dolor en las articulaciones

  • Sangrado en las encías o la nariz

  • En las mujeres, períodos menstruales más profusos o más prolongados que lo habitual

Hable con su equipo de atención médica sobre cualquier síntoma que tenga. En particular, coméntele acerca de cualquier síntoma nuevo o cualquier cambio en los síntomas.

Causas de los problemas de sangrado

A veces una persona hereda un trastorno de sangrado. Eso significa que es genético y se transmite en la familia. Una persona también puede presentar problemas de sangrado producidos debido a una enfermedad o al tratamiento con fármacos específicos.

Los problemas de sangrado pueden estar causados por lo siguiente:

  • Trastornos hereditarios. La hemofilia y la enfermedad de von Willebrand son 2 tipos. Cuando una persona tiene hemofilia, la sangre no coagula en forma normal. Cuando una persona tiene enfermedad de von Willebrand, faltan los factores de coagulación o no funcionan bien

  • Deficiencia de vitamina K

  • Cáncer que comienza en el hígado o se extiende al hígado

  • Otros trastornos hepáticos, que incluyen hepatitis y cirrosis. La hepatitis es una infección del hígado. La cirrosis es la cicatrización del hígado

  • El uso prolongado de antibióticos o anticoagulantes fuertes. Los anticoagulantes son medicamentos que diluyen la sangre

  • Fármacos llamados inhibidores de la angiogénesis (en inglés). Estos impiden el crecimiento y el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos

  • Trombocitopenia, que es un nivel excepcionalmente bajo de plaquetas

  • Anemia, que es un nivel excepcionalmente bajo de glóbulos rojos

  • Otros trastornos que no están relacionados con el cáncer

Diagnóstico de problemas de sangrado

Su equipo de atención médica revisará sus antecedentes médicos, le realizará un examen físico y le extraerá sangre. La sangre se puede usar para varios análisis de sangre, entre los que se incluyen:

Tratamiento de los problemas de sangrado

El alivio de los efectos secundarios es un aspecto importante de la atención y el tratamiento del cáncer. Esto se denomina cuidados paliativos o atención de apoyo. Ayudan a satisfacer las necesidades físicas, emocionales y sociales de la persona con cáncer.

Cuando es posible, el equipo de atención médica trata la causa subyacente de un trastorno de sangrado, como el cáncer o la enfermedad hepática. Otros tratamientos pueden incluir los siguientes:

  • Inyección de vitamina K

  • Fármacos que ayudan a coagular la sangre

  • Transfusiones de plasma o plaquetas

  • Otros medicamentos para tratar los problemas de plaquetas. Estos incluyen hidroxiurea (Droxia, Hydrea) y oprelvekina (Neumega)

Recursos relacionados

Hoja informativa: cómo entender los análisis de sangre (PDF; en inglés)

Cuándo llamar al médico durante el tratamiento del cáncer (en inglés)