Síndrome de la vena cava superior

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 07/2018

La vena cava superior es la principal vena del cuerpo de una persona. Transporta la sangre desde la cabeza, el cuello, la parte superior del tórax y los brazos al corazón.

En la ilustración a continuación se muestra dónde se encuentra la vena cava en el cuerpo.

El síndrome de la vena cava superior (SVCS) ocurre cuando la vena cava superior de una persona está parcialmente obstruida o comprimida. El cáncer suele ser la principal causa del SVCS.

El SVCS debe tratarse seriamente. El tratamiento para aliviar los síntomas y efectos secundarios, como el SVCS, es un aspecto importante de la atención del cáncer. Este enfoque se llama cuidados paliativos o atención médica de apoyo. Hable con su equipo de atención médica sobre cualquier síntoma que experimente. Esto debe incluir cualquier síntoma nuevo o un cambio en los síntomas.

Causas del síndrome de la vena cava superior

El SVCS es más frecuente en personas que tienen cáncer de pulmón, linfoma no Hodgkin o tipos de cáncer que se diseminan hacia el tórax. El cáncer puede causar SVCS de varias maneras:

Un tumor en el tórax puede presionar la vena cava superior.

  • Un tumor puede crecer en la vena cava superior y provocar una obstrucción.

  • El cáncer puede extenderse a los ganglios linfáticos que rodean la vena cava superior. Entonces, es posible que los ganglios linfáticos se agranden y presionen u obstruyan la vena.

  • El cáncer puede causar un coágulo de sangre en la vena. También es posible que el cable de un marcapasos o un catéter intravenoso causen un coágulo de sangre. Un catéter intravenoso es un tubo flexible que se coloca en una vena para extraer o administrar líquidos.

Síntomas del síndrome de la vena cava superior

El SVCS es un grupo de síntomas que generalmente se desarrolla lentamente. Esta afección provoca problemas graves de sangrado y constituye una emergencia. Aunque el SVCS y sus síntomas son graves, la mayoría de las personas responden bien al tratamiento.

Llame inmediatamente a su médico si tiene cualquiera de los síntomas que se describen a continuación.

Los síntomas frecuentes del SVCS incluyen los siguientes:

  • Hinchazón de la cara, el cuello, la parte superior del cuerpo y los brazos

  • Problemas para respirar o falta de aire

  • Tos

Los síntomas poco frecuentes del SVCS incluyen los siguientes:

  • Ronquera

  • Dolor en el pecho

  • Problemas para tragar

  • Tos con sangre de los pulmones y la garganta

  • Hinchazón de la venas en el tórax y el cuello

  • Acumulación de líquido en los brazos

  • Respiración acelerada

  • Coloración azulada de la piel debido a la falta de oxígeno

  • Parálisis de las cuerdas vocales

  • Síndrome de Claude Bernard-Horner, el cual incluye pupilas contraídas, párpados caídos y ausencia de sudoración en solo un lado de la cara

El SVCS se puede desarrollar rápidamente y obstruir las vías respiratorias por completo. Cuando esto sucede, puede ser necesario que la persona use un respirador para ayudar a respirar hasta que se trate la obstrucción. Pero es más frecuente que la obstrucción se produzca lentamente. Si este es el caso, entonces es posible que otras venas se expandan para transportar más sangre. En estas situaciones, los síntomas pueden ser más leves.

Diagnosticar el síndrome de la vena cava superior

Las siguientes pruebas ayudarán a su médico a diagnosticar el SVCS:

  • Radiografía de tórax

  • Exploración por tomografía computarizada (computed tomography, CT)

  • Imágenes por resonancia magnética (magnetic resonance imaging, MRI).

  • Flebografía, que es una radiografía realizada después de inyectar un tinte especial en la vena de la persona

  • Ecografía

Obtenga más información sobre estas pruebas y procedimientos.

Control del síndrome de la vena cava superior

En ocasiones, es posible que las personas con SVCS no necesiten tratamiento para la afección de inmediato. Por ejemplo, los síntomas pueden ser leves; es posible que la tráquea no se obstruya y que la sangre fluya bien a través de otras venas del tórax.

El SVCS puede tratarse con la quimioterapia o radioterapia que se administra para tratar el cáncer causante del efecto secundario. Otros tratamientos a corto plazo pueden ayudar a reducir los síntomas del SVCS, entre los que se incluyen:

  • Elevar la cabeza de la persona

  • Administrar corticoesteroides, que son medicamentos que reducen la hinchazón

  • Usar diuréticos, que son medicamentos que, al aumentar la micción, eliminan el exceso de líquido del cuerpo

  • Recibir trombólisis, un tratamiento para disolver un coágulo de sangre en la vena

  • Insertar un dispositivo similar a un tubo, llamado stent, en el área bloqueada de la vena para que pueda pasar la sangre

  • Someterse a una cirugía para crear una derivación y evitar la obstrucción

Síndrome de la vena cava superior en niños

El SVCS es poco frecuente en niños. Sin embargo, el SVCS en los niños puede poner en riesgo la vida. Si su hijo tiene signos de SVCS, es importante que se comunique con el equipo de atención médica de su hijo de inmediato.

La tráquea de un niño es más pequeña y blanda que la de un adulto. Esto significa que se puede hinchar o contraer rápidamente y provocar problemas respiratorios.

Los síntomas frecuentes del SVCS en los niños son similares a los que experimentan los adultos y pueden incluir los siguientes:

  • Tos

  • Ronquera

  • Dificultad para respirar

  • Dolor en el pecho

Recursos relacionados

Problemas cardíacos

Más información

Instituto Nacional del Cáncer: Síndromes cardiopulmonares