Alcohol

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 10/2017

Como el tabaco, el alcohol es una de las pocas sustancias consistentemente relacionadas con un aumento del riesgo de cáncer. El tipo de alcohol, vino, cerveza o licor, no interesa.

El consumo de alcohol aumenta el riesgo de desarrollar estos tipos de cáncer:

El riesgo de desarrollar estos cánceres es más elevado cuanto más bebe una persona, particularmente con el tiempo. El riesgo es mayor para cánceres de la laringe, esofágicos y de la cavidad oral. Esto se debe a que estos tejidos entran en contacto directo con el alcohol cuando una persona lo ingiere.

Motivos por los cuales el alcohol aumenta el riesgo de cáncer

Los investigadores siguen tratando de descubrir por qué el alcohol aumenta el riesgo de cáncer. A continuación se enumeran algunas posibilidades:

  • Es posible que el aumento del riesgo esté relacionado a 2 químicos que pueden dañar el ADN de las células saludables:

    • Etanol, que es la parte principal de las bebidas alcohólicas.

    • Acetaldehído, que se fabrica cuando el alcohol es digerido por el cuerpo.

  • El alcohol puede afectar la descomposición de la hormona estrógeno, que aumenta la cantidad de estrógeno en la sangre. Tener más estrógeno en el cuerpo que lo habitual es un factor de riesgo para los cánceres de mama, de ovarios y de útero. Ésta es una inquietud particular para las mujeres antes de la menopausia y las mujeres que reciben terapia hormonal en la menopausia.

  • Tomar alcohol puede debilitar la capacidad del cuerpo de procesar y absorber nutrientes importantes, incluidos:

    • Vitamina A.

    • Vitamina C.

    • Vitamina D.

    • Vitamina E.

    • Folato.

    • Carotenoides.

  • El alcohol puede causar aumento de peso, que también puede aumentar el riesgo de cáncer.

Recomendaciones para el consumo de alcohol

No existe un modo comprobado para prevenir completamente el cáncer. Sin embargo, hay pasos que usted puede seguir para disminuir su riesgo relacionado con el alcohol:

  • Limite la cantidad de bebidas alcohólicas que bebe. Para las mujeres, limítelas a no más de 1 bebida por día. Para los hombres, limítelas a no más de 1 a 2 bebidas por día. Una bebida se define como:

    • 12 onzas (oz) o 341 mililitros (ml) de cerveza.

    • 5 oz o 142 ml de vino.

    • 1.5 oz o 43 ml de licor con 80 de graduación alcohólica.

Ésta es la definición de beber con moderación. Usted puede consultar una tabla (en inglés) que resume lo que sería una bebida estándar. Tenga en cuenta que este enlace lo lleva a un sitio web diferente. Es posible que las mujeres que estén preocupadas por su riesgo de cáncer de mama deseen limitar más su consumo de alcohol a no más de 3 a 4 bebidas por semana.

  • No beba en exceso ni mucho. Para las mujeres, beber en exceso significa beber 4 bebidas o más en un corto período de tiempo. Para los hombres, significa beber 5 bebidas o más. Beber en exceso puede aumentar su riesgo de ciertos cánceres, incluso si generalmente no bebe en exceso. 

  • No haga una excepción con el vino tinto. No existe evidencia alguna que demuestre que beber vino tinto ayude a prevenir el cáncer. Por consiguiente, los límites recomendados actuales aplican también para el vino tinto.

  • Evite consumir productos de alcohol y tabaco juntos. La combinación aumenta aún más los riesgos de desarrollar ciertos cánceres. Estos incluyen cánceres de la cavidad oral, la faringe, la laringe y el esófago.

  • Ingerir demasiado folato puede ayudar a proteger contra el riesgo de algunos cánceres relacionados con el alcohol, como el cáncer de mama. El folato se encuentra en los vegetales de hoja verde, las frutas, y judías y guisantes secos.

  • Hable con su médico si está recibiendo terapia hormonal en la menopausia. Si se combina con alcohol, esto puede aumentar aún más el riesgo de algunos cánceres, como el cáncer de mama.

  • El riesgo de desarrollar los tipos de cánceres mencionados arriba aumenta cuando bebe más alcohol. Pero sigue habiendo un riesgo elevado de desarrollar cáncer si bebe poco, lo que significa que usted bebe menos que el límite diario recomendado. Hable con su médico sobre su riesgo de los cánceres mencionados. Es posible que el médico le recomiende limitar más o evitar el alcohol para ayudar a reducir su riesgo.

  • Si recibe tratamiento para el cáncer, pregunte a su médico si necesita evitar el alcohol. Por ejemplo, el alcohol puede irritar o empeorar las úlceras en la boca o la sequedad en la boca relacionadas con el tratamiento. Además, el alcohol puede aumentar el riesgo de los efectos secundarios del tratamiento causando deshidratación o pérdida de nutrientes.

El alcohol y la recurrencia del cáncer

En estudios sobre los sobrevivientes del cáncer de mama, el uso moderado de alcohol no indicó un aumento en el riesgo de la recurrencia. La recurrencia es el regreso del cáncer. Además, el uso moderado de alcohol no indicó disminuir las tasas de supervivencia.

La información similar sobre otros tipos de cánceres es limitada. Sin embargo, es probable que sea mejor evitar tomar mucho luego de un diagnóstico de cáncer debido al vínculo con el riesgo de cáncer.

Estudios también indican que los sobrevivientes del cáncer de cabeza y cuello que siguen bebiendo tienen un mayor riesgo de recurrencia. Esto es particularmente cierto si se bebe con moderación o exceso.

Si usted es sobreviviente de un cáncer, hable con su médico sobre qué cantidad de alcohol puede beber y el efecto que podría tener en su salud a largo plazo.

La información en este artículo se basa en Alcohol y cáncer: Una declaración de la Sociedad Americana de Oncología Clínica, encontrada en el sitio web de ASCO.

Recursos relacionados

Podcast de Cancer.Net: ¿Sabía usted que el consumo de alcohol aumenta su riesgo de cáncer? (en inglés)

Prevención y vida saludable

Entendiendo el riesgo del cáncer (en inglés)

Más información

Instituto Nacional del Cáncer: El alcohol y el riesgo de cáncer