Riesgos para la salud de los cigarrillos electrónicos, el tabaco sin humo y las pipas de agua

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 09/2019

Fumar cigarrillos es la principal causa de enfermedad y muerte precoz en los Estados Unidos. Aun cuando el uso de cigarrillos ha ido disminuyendo lentamente en los Estados Unidos, muchas alternativas han ganado popularidad.

Ejemplos de productos alternativos que suministran tabaco y nicotina son:

  • Cigarrillos electrónicos o “vapeo”

  • Tabaco sin humo

  • Pipas de agua

Estos vienen en diversas formas, tamaños, y sabores.

Los productos alternativos con tabaco contienen sustancias químicas y toxinas nocivas que imponen riesgos para la salud. Las sustancias químicas y toxinas pueden causar problemas médicos serios, incluido el cáncer. 

En 2019, un brote de lesiones pulmonares graves asociado con el uso de los cigarrillos electrónicos está ocurriendo en los EE. UU. Aún no se ha determinado una causa específica de las lesiones pulmonares. No está claro si los fluidos de nicotina o tetrahidrocannabinol (THC) tiene un efecto o si el origen de los vaporizadores o sus ingredientes es pertinente. Hasta que sepa más, las personas de todas las edades no deben usar los vaporizadores.

Si fuma o usa estos productos, hable con su médico. Pregúntele cómo los puede dejar.

Cigarrillos electrónicos o “vapeo”

Los cigarrillos electrónicos también se conocen como cigarrillos de vapor, cigarrillos electrónicos, vaporizadores, o vapeadores. Parecen como cigarrillos tradicionales, bolígrafos, o una memoria USB. Pueden ser recargable o funcionar con baterías.

Estos dispositivos no queman tabaco. En cambio, tienen cartuchos llenos de nicotina, THC, aceite de cannabinoides (CBD), sabores, y otras sustancias químicas. Los cigarrillos electrónicos calientan las sustancias químicas líquidas en vapor que inhala una persona, que es la razón por la que se los suele denominar “vapeo.”

Mientras los tipos y concentraciones de las toxinas pueden variar según la marca, todos los cigarrillos electrónicos contienen sustancias nocivas. Los cigarrillos electrónicos recién comenzaron a conseguirse en Estados Unidos a partir de 2006. Como consecuencia, la investigación sobre sus riesgos para la salud a largo plazo es limitada. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (Food and Drug Administration, FDA) empieza a regular los cigarrillos electrónicos en 2016, pero hay regulación limitada en los aparatos y las sustancias en las líquidas.

A partir de septiembre 2019, ha habido más que 800 casos de lesión pulmonar y 12 muertes en los Estados Unidos. Todos los pacientes afectados reportaron el uso de vaporizadores, pero no hay una conexión confirmada entre la lesión pulmonar y un aparato o líquido específico. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU. (U.S. Centers for Disease Control, CDC) indican que la mayoría de los pacientes con las lesiones pulmonares usaban los productos que contienen THC, pero muchos usaban los productos que contienen nicotina también. Algunos pacientes indican que solamente usaban los cigarrillos electrónicos con nicotina.

Ya que ningún producto o sustancia tiene una conexión confirmada a las lesiones pulmonares, los CDC y la FDA recomiendan que personas terminan el uso de los cigarrillos electrónicos. Si continua el uso de vaporizadores, el CDC recomienda que no modifica los cartuchos o compra cartuchos caseros y recomienda que usted se vigile.

Si se presenta síntomas de las lesiones pulmonares, incluyendo una tos, dificultad para respirar, dolor torácico, fatiga, y el dolor abdominal, hable con su doctor inmediatamente. Para aprender más sobre las lesiones pulmonares y sus síntomas, visitar el sitio de los CDC. (Nota: el enlace le lleva a un sitio web del gobierno estadounidense.)

Muchas personas utilizan los cigarrillos electrónicos como una manera para dejar de fumar y hay evidencia de su efectividad. Aun así, los cigarrillos electrónicos no debe ser la primera opción para dejar de fumar porque hay demasiados riesgos.

La FDA no aprobó los cigarrillos electrónicos como una manera para dejar de fumar. Los médicos y la FDA recomiendan métodos basados en la evidencia para dejar de fumar. Si ha usado los cigarrillos electrónicos para dejar de fumar, no vuelva a fumar los cigarrillos. Mejor use las maneras seguras de dejar de fumar, como el parche, el chicle, la pastilla, o el aerosol nasal de nicotina. Obtenga más información sobre las maneras para dejar de fumar y el uso de tabaco.

Tabaco sin humo

Los productos de tabaco sin humo contienen tabaco o mezclas de tabaco. Tienen muchos nombres. Y entran en diversas categorías.

Tabaco de mascar. Esto es tabaco en las siguientes formas:

  • Hojas sueltas

  • Hojas prensadas juntas, normalmente llamado tapón

  • Hojas trenzadas juntas en forma de soga, normalmente llamado rollo

El tabaco de mascar se coloca entre la mejilla y la encía. Por lo general, la persona escupe los jugos del tabaco. Pero quienes lo usan durante mucho tiempo pueden tragar algunos de los jugos.

Rapé. Se trata de tabaco finamente molido. Viene en forma seca o húmeda. A veces viene empaquetado en bolsitas listas para usar.

Las personas por lo general inhalan o tragan el rapé seco. En cambio, el rapé húmedo se coloca entre la encía y el labio o la mejilla. Luego se absorbe lentamente.

Snus. Este es un producto de tabaco que se originó en Suecia. Normalmente, los fabricantes empaquetan el polvo de tabaco húmedo en una bolsita. Las personas la colocan dentro de la mejilla para que se absorba. No tragan la bolsita. Se debe desechar después de su uso.

Las tabacaleras a menudo venden snus a las personas que fuman cigarrillos porque está permitido en áreas libres de humo. Sin embargo, a los defensores de la salud pública les preocupa que el snus obstaculice los esfuerzos por reducir el uso de tabaco.

Tabaco soluble. Es tabaco en polvo comprimido. Se parece a un pequeño caramelo duro que se disuelve en la boca.

Peligros de los productos de tabaco sin humo

El uso prolongado de productos de tabaco sin humo contribuye a problemas graves de salud. Estos incluyen al cáncer y a cardiopatías.

Algunos productos de tabaco sin humo contienen de 3 a 4 veces más nicotina que los cigarrillos. Y estos productos contienen sustancias que aumentan el riesgo de cáncer bucal y orofaríngeo.

Mascar tabaco puede provocar manchas blancas, llamadas leucoplaquia. Aparecen en las encías, la lengua o las paredes de la boca. Muchas de estas no son cancerosas, pero algunas muestran signos tempranos de cáncer. El cáncer bucal a menudo se produce cerca de las manchas de leucoplaquia.

Los productos de tabaco sin humo también provocan problemas dentales y contribuyen a la enfermedad gingival y caries.

Muchas personas aseguran que estos productos son menos nocivos que fumar y que pueden ayudar a dejar de fumar. Pero estas alternativas no son métodos basados en evidencia. La FDA no aprobó los productos de tabaco sin humo para dejar de fumar.

Pipas de agua

Otro producto de tabaco alternativo popular es la pipa de agua. Algunas personas las denominan narguiles. Personas de todo el mundo las han fumado durante siglos, especialmente en Medio Oriente, Asia y África.

Las pipas de agua contemporáneas se componen de cuatro partes principales:

  • Un pequeño recipiente en la parte superior de la pipa de agua. Este contiene una mezcla de tabaco en hebras y edulcorante

  • Una base ancha para contener el agua

  • Un tubo que conecta el recipiente con la base

  • Una manguera de goma que se fija a una boquilla. Las personas eliminan el humo de la boquilla

Se venden pequeños paquetes de mezcla de tabaco de diversos sabores.

A veces las personas fuman las pipas de agua solas. Pero a menudo se las usa en entornos sociales. Y con frecuencia muchas personas comparten la misma boquilla.

En Estados Unidos, las pipas de agua son especialmente populares entre estudiantes universitarios y personas jóvenes. Presuposiciones sin fundamento acerca de su relativa seguridad promueven la moda. Las personas piensan que el agua filtra el humo del tabaco y lo hace menos nocivo. Pero no existen pruebas de esto.

Riesgos posibles para la salud

Las pipas de agua se acompañan de los siguientes riesgos posibles para la salud:

Exposición a las mismas toxinas que los cigarrillos, pero en cantidades mayores. El humo de la pipa de agua contiene niveles altos de muchos de los compuestos tóxicos presentes en los cigarrillos. Estos incluyen monóxido de carbono, metales pesados y sustancias químicas relacionadas con el cáncer.

Cánceres relacionados con las toxinas y las sustancias químicas:

  • cáncer de pulmón

  • cáncer de estómago

  • cáncer de vejiga

  • cáncer de esófago

Otras afecciones relacionadas con las toxinas y las sustancias químicas:

  • Cardiopatías

  • Enfermedades respiratorias como enfisema, que provoca dificultad para respirar

Normalmente, las sesiones para fumar pipa de agua duran hasta una hora. Esto expone a la gente a un mayor nivel de toxinas que los cigarrillos.

Posibilidad de contagiar una enfermedad infecciosa. Compartir una pipa de agua con otras personas aumenta el riesgo de transmitir enfermedades y virus. Especialmente si las personas no limpian las boquillas adecuadamente.

Adicción a la nicotina. El tabaco de las pipas de agua y los cigarrillos contiene niveles similares de nicotina. Y la nicotina es sumamente adictiva.

Recursos relacionados

Cómo hablar con su médico sobre su consumo de tabaco

Dejar de consumir tabaco después de un diagnóstico de cáncer (PDF)

Más información

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades: Consejos de exfumadores

Smokefree.gov: Cigarrillos electrónicos

Organización Mundial de la Salud: Tabaco