Detección del cáncer

Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 01/2019

Ciertas pruebas ayudan a encontrar tipos de cáncer específicos antes de la aparición de signos o síntomas. Esto se denomina examen de detección. Los objetivos principales de la detección del cáncer son los siguientes:

  • Reducir la cantidad de personas que mueren a causa de la enfermedad o prevenir totalmente las muertes provocadas por el cáncer

  • Reducir la cantidad de personas que presentan la enfermedad

Tipos de pruebas de detección

Cada tipo de cáncer tiene sus propias pruebas de detección. Algunos tipos de cáncer actualmente no tienen un método de detección eficaz. El desarrollo de nuevas pruebas de detección del cáncer es un área de investigación activa.

Cáncer de mama

  • Mamografía. La mamografía es un tipo de radiografía específicamente diseñada para ver las mamas. Las imágenes producidas por la mamografía pueden mostrar tumores o irregularidades en las mamas. Estas imágenes se llaman mamografías.

  • Exploración clínica de la mama. Un profesional médico observa y palpa para detectar cambios en el tamaño o la forma de la mama. El examinador también busca cambios en la piel de las mamas y los pezones.

  • Autoexploración de mama. Durante esta exploración, la mujer observa y palpa para detectar cambios en sus propias mamas. Si nota algún cambio, debe consultar a un médico.

  • Resonancia magnética (RM). La exploración por RM no se usa con regularidad para detectar el cáncer de mama. Pero puede ser útil para las mujeres que tienen un riesgo más alto de desarrollar cáncer de mama, aquellas con tejido mamario denso o cuando se detecta un bulto durante un examen de mama.

Obtenga más información sobre la detección del cáncer de mama en otra sección de este sitio web.

Cáncer de cuello uterino

  • Prueba del virus del papiloma humano (VPH). Se obtienen células de la parte externa del cuello uterino de una mujer mediante raspado. Estas células se analizan para detectar cepas específicas del VPH. Algunas cepas del VPH están más fuertemente vinculadas a un mayor riesgo de cáncer de cuello uterino. Esta prueba puede realizarse individualmente o combinada con una prueba de Papanicolaou (ver más abajo). La prueba del VPH también puede realizarse en una muestra de células de la vagina de una mujer, que ella misma puede obtener.

  • Prueba de Papanicolau. En esta prueba también se usan células de la parte externa del cuello uterino de una mujer. Luego, un patólogo identifica cualquier célula precancerosa o cancerosa. Una prueba de Papanicolaou se puede combinar con una prueba del VPH.

Obtenga más información sobre la detección del cáncer de cuello uterino.

Cáncer colorrectal

  • Colonoscopia. Durante este procedimiento, el médico introduce un tubo flexible con luz denominado colonoscopio en el recto. El médico puede examinar todo el colon para detectar pólipos o cáncer.

  • Sigmoidoscopia. El médico usa un tubo flexible con luz denominado sigmoidoscopio para examinar la parte inferior del colon para detectar pólipos y cáncer. El médico no puede examinar la parte superior del colon con esta prueba.

  • Cribado de sangre oculta en heces. Esta prueba detecta sangre en las heces, o materia fecal, lo cual puede ser un signo de pólipos o cáncer. Existen dos tipos de pruebas de sangre oculta en heces: la de guyacol y la inmunoquímica.

  • Enema de bario de doble contraste. Esta es una radiografía del colon y del recto. El enema de bario ayuda a trazar el contorno del colon y el recto en las radiografías. Los médicos usan esta prueba para la detección en personas que no pueden someterse a una colonoscopia.

  • Análisis de ADN en la materia fecal. Esta prueba analiza el ADN de la muestra de materia fecal de una persona para detectar cáncer. Usa cambios en el ADN que se encuentran en los pólipos y los cánceres para ayudar a un médico a decidir si se necesita una colonoscopia.

Obtenga más información sobre la detección del cáncer colorrectal.

Cáncer de cabeza y cuello

  • Examen de detección de la salud en general. El médico observa la nariz, la boca y la garganta para detectar anormalidades, y palpa para detectar bultos en el cuello. Los controles odontológicos regulares también son importantes para la detección de cánceres de cabeza y cuello.

Obtenga más información sobre la detección del cáncer de cabeza y cuello (en inglés).

Cáncer de próstata

  • Examen rectal digital. Un examen rectal digital es una prueba en la que el médico introduce un dedo enguantado y lubricado en el recto de un hombre y palpa la superficie de la próstata para detectar cualquier irregularidad.

  • Prueba del antígeno prostático específico (Prostate-specific antigen, PSA). Este análisis de sangre mide el nivel de una sustancia llamada PSA. El PSA por lo general se encuentra en niveles más altos de lo normal en hombres con cáncer de próstata. Pero un nivel elevado de PSA también puede ser un signo de afecciones que no son cancerosas.

Obtenga más información sobre la detección del cáncer de próstata.

Cáncer de piel

  • Examen completo de la piel. Un médico examina la piel para detectar signos de cáncer de piel.

  • Autoexploración cutánea. Las personas examinan todo su cuerpo en un espejo para detectar signos de cáncer de piel. A menudo, es útil que otra persona revise el cuero cabelludo y la parte posterior del cuello.

  • Dermatoscopia. Un médico usa un dispositivo manual para evaluar los patrones de tamaño, forma y pigmentación de las lesiones en la piel. La dermatoscopia suele usarse para la detección temprana del melanoma.

Obtenga más información sobre la detección del cáncer de piel (en inglés).

Riesgos de la detección

Las pruebas de detección pueden ayudar a los médicos a encontrar un cáncer en una etapa más temprana y tratable. Esto puede ayudar a mejorar la supervivencia. Pero la detección del cáncer también tiene una serie de riesgos. Estos riesgos incluyen los siguientes:

  • Sobrediagnóstico. Las pruebas de detección pueden hallar cánceres de crecimiento lento que no pueden haber causado ningún daño durante la vida de una persona. Como resultado, algunas personas pueden recibir tratamientos potencialmente nocivos, dolorosos, estresantes y/o costosos que no necesitaban.

  • Falsos positivos. A veces, una prueba de detección sugerirá que una persona tiene cáncer cuando no es así.

  • Aumento de las pruebas. Los médicos pueden realizar pruebas adicionales que una persona no necesita debido al sobrediagnóstico y a falsos positivos. Estas pruebas pueden ser físicamente invasivas, costosas y pueden causar estrés y preocupación innecesarios.

  • Tranquilidad falsa. A veces, una prueba de detección sugerirá que una persona no tiene cáncer cuando realmente sí lo tiene. Como resultado, una persona puede no recibir el tratamiento que necesita.

Recomendaciones de detección

Varias organizaciones ofrecen pautas relacionadas con las pruebas de detección del cáncer. A veces, estas pautas sugieren cosas diferentes. Las recomendaciones varían en función de lo siguiente:

  • Para qué tipo de cáncer se deben realizar pruebas de detección las personas

  • Qué pruebas se deben usar para detectar un tipo particular de cáncer

  • A qué edad debe comenzar y finalizar la detección

  • Con qué frecuencia deben realizarse pruebas de detección

  • ¿Qué sucede si la prueba de detección arroja resultados positivos?

Hable con su médico sobre su riesgo personal de desarrollar cáncer. Juntos podrán decidir acerca de un programa de detección adecuado en función de su edad y sus antecedentes médicos personales y familiares.

Recursos relacionados

¿Cómo podemos mejorar en la prevención del cáncer? (en inglés)

Comprender el riesgo de desarrollar cáncer (en inglés)

Comprender las estadísticas usadas para calcular el riesgo y recomendar exámenes de detección (en inglés)

Recopilar sus antecedentes familiares de cáncer